“Transporte de tracción a sangre”, la nueva forma de movilizarse en Zulia

Foto: Referencial

En la ciudad de Maracaibo, capital del estado Zulia, el transporte público pasó de tener con grandes redes de rutas, a contar con “transporte de tracción a sangre”, a pesar de ser el centro económico más importante del occidente debido a la industria petrolera que se desarrolla en las riberas del Lago.

Lea también: Venezuela perdió ante Marruecos y fue eliminada del Mundial de Futsal

En la actualidad se aprecian interminables filas de vehículos en la espera del abastecimiento de combustible, bicicletas como mecanismo de transporte y carretas con animales para llevar pasajeros o simplemente trasladar los desechos de la metrópolis a las periferias de la ciudad.

Jesús Quintero, habitante de la parroquia Idelfonso Vásquez, ubicada al noroeste de la capital zuliana, cuenta que su única fuente de ingreso se la debe a dos burros y una carreta, donde hace viajes para trasladar desechos sólidos o utilizarlo como transporte público para así poder obtener el sustento de su familia.

“Yo tengo a mis animales vacunados y solo puedo movilizarme dentro de la parroquia, es la orden de la alcaldía”, explicó.

Quintero relata que debido a la pandemia por la covid-19 se quedó sin empleo y hoy en día se dedica al transporte público con sus animales. “Me pagan con alimentos que me ayudan a resolver el día a día en mi hogar, de alguna manera tengo que resolver, mis hijos piden comida y no puedo verlos a la cara y decirles que no hay”, señaló.

En compañía de su esposa Consuelo Rivera, Jesús explica el recorrido que hace diariamente por las calles de la parroquia las cuales se encuentran sin asfaltar, el pavimento es arenoso y desértico, por la falta de atención gubernamental.

“Las autoridades simplemente se olvidaron que existimos, bueno se recuerdan de nosotros para los tiempos electorales, vienen con promesas y no las cumplen”.

Se ha vuelto típico ver el cansancio en los rostros de los marabinos producto de los incontables kilómetros que deben caminar por la falta de transporte público y en casos como el de Jesús Quintero, tener que pasar horas buscando algunos desechos que trasladar o hacer de transporte público.

Consuelo, por su parte, le da gracias a Dios por tener esos dos animales que los ayudan a obtener sus alimentos. Asegura que los cuidan ya que les deben todo a ellos y, aunque reconoce que hay muchas leyes e inclusos organizaciones que defienden a los animales, resalta que no los tratan mal pero necesitan solventar el poder obtener el pan diario para sus hijos, tres pequeños que esperan en casa mientras papá y mamá salen a trabajar.

La situación se agudiza en el Zulia, donde la ausencia de combustible dificulta que los usuarios puedan utilizar sus vehículos de forma regular, pese a ser esta una región tradicionalmente petrolera.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik