Universidades del Táchira: el reflejo de la crisis en Venezuela

Las academias públicas en el estado Táchira están en franco deterioro. Con un presupuesto que solo alcanza para cubrir los gastos de nómina, la infraestructura, las investigaciones, el ornato y demás necesidades de las universidades están en segundo plano.

 

Lea también: Estudiantes ven clases sentados en el suelo por falta de pupitres en Sucre

 

La Universidad de Los Andes (ULA) tiene cuatro edificios en los que más de 5.000 estudiantes veían clases; sin embargo, en la actualidad donde funcionan las oficinas administrativas no hay electricidad ni Internet por el hurto del cableado eléctrico y de los routers que permiten la conexión para la atención a los estudiantes.

En el edificio de postgrado la delincuencia se encargó de desvalijarlo. Allí residen personas en condición de calle que no hacen sus necesidades fisiológicas en los baños pues los mismos están inoperativos. No hay electricidad, no hay agua por el robo de las bombas, el ascensor está fuera de servicio por el robo del motor y hasta libros de la biblioteca fueron hurtados.

“Esto es realmente lamentable. Ese era un edificio que prometía mucho para la academia, pero lamentablemente los amigos de lo ajeno hicieron su agosto. Nosotros como autoridades no podemos hacer nada. No hay vigilantes porque de los 106 que teníamos y que requerimos, solo tenemos 30 y en diferentes turnos, así no logran cubrir toda la universidad”, explicó Omar Pérez Díaz, coordinador académico de la ULA Táchira.

Aunque los otros dos edificios los salones están habilitados, los baños, por ejemplo, no tienen agua, las puertas no cierran y tampoco tienen iluminación por lo que en muchas oportunidades tienen carteles que dicen “fuera de servicio”.

 

 

El mismo panorama se repite en la Universidad Nacional Experimental del Táchira (Unet), donde el rector Raúl Casanova precisó que de 325 salones, actualmente solo el 40% está apto para ser usados, especialmente porque las carreras universitarias ofertadas son ingenierías, que requieren laboratorios especiales.

El campus cuenta con 700 baños, pero las fallas en lavamanos, excusados, puertas, llaves y tuberías, hacen que tan solo 280 puedan ser utilizados, lo que afectaría considerablemente a los estudiantes que muchas veces pasan todo el día en la universidad por vivir en zonas alejadas.

Justamente porque al menos el 60% de la comunidad estudiantil es de municipios foráneos anteriormente eran usadas rutas o autobuses para facilitar la movilidad de los jóvenes, pero el estacionamiento donde están se ha convertido en un cementerio.

“Tenemos 28 rutas estudiantiles pero solo una sirve, esto es por falta de repuestos, por falta de aceites, de presupuesto para su reparación y evidentemente no solo se ven afectados los alumnos, sino también el personal que hacía uso de este servicio en un estado donde el pasaje en transporte público es tan caro”, precisó Casanova.

A todo lo que pasa en las universidades se suma que los profesores no cuentan con salarios que les permitan cubrir sus necesidades diarias y familiares.

 

VPItv organiza el foro “Desafío Electoral | Garantías y condiciones para votar en Venezuela”. Inscríbete AQUÍ

 

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik