Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos, sostuvo una llamada con el vice primer ministro de ChinA, Liu He, en donde conversaron sobre el compromiso de Washington y Pekín en el «éxito» de la primera fase del tratado comercial entre ambas potencias.

En un comunicado de la oficina de Lighthizer se destaca que las dos partes «constatan el progreso y están determinadas a tomar las medidas necesarias para asegurar el éxito del acuerdo».

Lea también: #Mundo | Colombia anunció nueva etapa de “aislamiento selectivo”

Por su parte, el Ministerio del comercio chino indicó que ambos países acordaron «crear las condiciones y la atmósfera necesarias para seguir impulsando la puesta en marcha del acuerdo comercial».

El pacto, firmado en enero de este año, contempla una reducción del 15% al 7,5% de los aranceles estadounidenses a las importaciones chinas, valoradas en 250.000 millones de dólares.

Del mismo modo, Pekín se comprometió a recortar a la mitad los impuestos a las importaciones norteamericanas, que tienen un valor de 75.000 millones de dólares.

Ambas naciones se acordaron mantener reuniones cada seis meses para evaluar el correcto cumplimiento del pacto.

La Unión Europea y Estados Unidos lograron un acuerdo para cerrar la disputa comercial abierta entre ambas partes e iniciar una «nueva fase» de sus relaciones comerciales en la que reducirán los aranceles en una serie de sectores.

Así lo anunciaron el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en una declaración conjunta ante los medios de comunicación que no estaba prevista antes de que comenzaran su reunión en la Casa Blanca, que ha durado aproximadamente dos horas y media.

«Hoy es un gran día», celebró el presidente norteamericano, para después afirmar que Bruselas y Washington inician con este acuerdo una «nueva fase» en sus relaciones comerciales.

«Cuando fui invitado por el presidente (Trump) a la Casa Blanca tenía la intención de conseguir un acuerdo, y hoy hemos conseguido un acuerdo», manifestó Juncker.