El dos veces candidato a la Presidencia de Venezuela Henrique Capriles pidió mostrar a la alta comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, los distintos problemas que tiene el país y no meterla en un «parque temático politiquero» ante su posible visita.
«Cuando venga, si es que viene, que no la metan en uno de sus parques temáticos politiqueros», dijo Capriles, asimismo pidió que «vaya a los barrios y sepa qué está comiendo» la gente «y cómo los extorsionan por una caja» de alimentos subsidiados que catalogó de «miseria».
El dirigente pidió además que Bachelet visite los hospitales «e intente hacerse un examen de rutina mientras oye los testimonios de quienes viven a diario esa tragedia», pues en medio de la actual crisis que vive el país los centros públicos de salud enfrentan escasez de medicinas, materiales médicos, reactivos y fallos en equipos.
«Que vaya a las cárceles y vea cómo funciona ahí el poder. Que vaya a hablar con los presos políticos. Y, si puede, que vaya y le pregunte al Embajador de Rusia en Venezuela de qué sirve exhibir unos bombarderos en un país donde la gente se está muriendo de hambre», agregó en referencia a la reciente presencia de aviones militares rusos en el país.
Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado.

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Husein, afirmó hoy que el veto temporal del presidente de EEUU, Donald Trump, a la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, es “ilegal”, “malvado” y desperdicia recursos para la lucha contra el terrorismo.

“La discriminación basada en la nacionalidad únicamente está prohibida por el Derecho Humanitario”, señaló Zeid en un mensaje de la red social Twitter de su oficina.

En la cuenta de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, el alto comisionado, el responsable de más alto nivel de las Naciones Unidas en reaccionar hasta el momento directamente al veto de Trump, recalcó que “el veto estadounidense es también malvado y desperdicia los recursos necesarios para una lucha antiterrorista adecuada”.

Trump firmó el viernes una orden ejecutiva que suspende el programa de acogida de refugiados durante 120 días, con el fin declarado de revisar el procedimiento que se aplica y evitar la entrada de potenciales terroristas.

Además, cierra las puertas del país a la mayoría de refugiados sirios por tiempo indefinido y suspende durante 90 días la obtención de visados en siete países de mayoría musulmana con historial de terrorismo.

Por parte de la ONU el sábado la Agencia para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Mundial de la Migración (OIM) pidieron a EEUU que mantenga “su larga tradición” de proteger a los que huyen de conflictos, pero evitaron criticar abiertamente la nueva política de restricción de entrada refugiados e inmigrantes al país.

“Esperamos que EEUU continuará su claro liderazgo y su larga tradición de proteger a aquellos que están huyendo de conflicto y persecución”, afirmaron las dos entidades en un comunicado conjunto.

Según fuentes de la ONU desde octubre pasado (coincidente con el inicio del actual año fiscal en Estados Unidos), las autoridades estadounidenses han admitido a 25.600 refugiados.

En el año fiscal precedente (de octubre 2015 a septiembre 2016), EEUU recibió casi 85.000 refugiados, según datos de la Oficina de Población Refugiada de este país.

En los últimos años, EEUU ha sido uno de los países que ha admitido más refugiados para su reasentamiento, junto con Canadá, Australia y los países nórdicos.

Estados Unidos es igualmente el mayor contribuyente de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), que financió con casi 1.500 millones de dólares el año pasado, muy por encima de la Unión Europea (341 millones), Alemania (284 millones) y Japón (164 millones), que le siguen.

Nota de La Patilla