El lunes 27 de enero en horas del mediodía fue allanada de forma agresiva la residencia de la hija del exgobernador del estado Sucre, Dr. Ramón Martínez, por un grupo de camuflajeados efectivos pertenecientes a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM).

Leer más: Comisionado Humberto Prado denunció creación de nueva sección en la Dgcim de Boleíta (Caracas)

El allanamiento fue ejecutado en la calle Monagas número 52 del Parcelamiento Miranda de la ciudad de Cumaná estado Sucre.

Vecinos del sector detallaron que los supuestos militares se encontraban fuertemente armados y de acuerdo a versiones no oficiales, aparentemente la orden fue firmada por un juez de la jurisdicción judicial.

Por su parte, el Doctor Martínez, expresó en redes sociales, que se trata de otra maniobra del régimen de Nicolás Maduro para sembrarle un expediente y generar terror.

Asimismo, amigos cercanos al exgobernador alegaron que esta acción policial es ilegal e institucional que solo busca crear zozobra y amedrentamiento a los sectores opositores al regímen de Maduro.

Por orden de la Sala Plena de la Audiencia Nacional de España, fue recapturado por autoridades policiales de ese país el exjefe de Inteligencia del régimen de Maduro, Hugo “el Pollo” Carvajal, para que sea extraditado a los Estados Unidos, en donde es solicitado por los delitos de presunta comisión de delitos de asociación ilícita y tráfico de estupefacientes y de armas en el contexto de sus relaciones con las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Colombia.

En el presente año ya Carvajal había sido juzgado en tribunales por los ya mencionados delitos. A pesar de haberse negado a la extradición, había ofrecido a las autoridades de Estados Unidos una “colaboración sin precedentes” con el objetivo de conseguir la salida definitiva de Nicolás Maduro, en vistas que no es reconocido por la mayoría de gobiernos y fuerzas democráticas del mundo.

Lea también: Juan Flores: Rafael Correa es un prófugo de la justicia y el mundo debe saberlo

Según las autoridades estadounidenses, Carvajal y otros miembros del cártel trabajaron con terroristas y otros narcotraficantes en América del Sur y otros lugares para introducir en Estados Unidos cocaína desde Venezuela. El general habría intervenido “en la provisión de seguridad fuertemente armada para proteger estos cargamentos de drogas”.