La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, solicitó a la Asamblea Legislativa de ese país la «designación de ciudadanos probos, meritorios y sobre todo imparciales» como vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para realizar unas elecciones en el 2020.

«Los necesitamos para tener unas elecciones libres, justas y transparentes», dijo.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), informó que la cifra de muertos en Bolivia incrementó a 23 mientras que, los heridos a 715, esto tras las constantes protestas que se han registrado desde el pasado 20 de octubre por el resultado de las elecciones presidenciales.

Lea también: EEUU sancionó a ministro cubano por violación de los DDHH en Venezuela

«Se totaliza por lo menos 23 personas muertas y 715 personas heridas desde el inicio de la crisis institucional y política», informó este organismo a través de la red social Twitter.

La CIDH explicó que se encarga de actualizar los números de víctimas en Bolivia después que «desde ayer son 9 fallecidos y 122 heridos desde la represión combinada de la policía y fuerzas armadas».