Madrid y Londres se encuentran negociando un acuerdo bilateral de Defensa y seguridad luego de que se consumara la salida de Reino Unido de la Unión Europea (EU) por medio del Brexit, según informó, este lunes, la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

Lea también: #Mundo | Elecciones en América Latina: Conozca cómo será el itinerario de la región en 2021

“Es un acuerdo que estamos negociando ya desde hace varios meses con el Reino Unido, en materia de seguridad y de defensa (…) La colaboración es muy amplia, lo que queremos darle es un paraguas a esta colaboración lo más amplia posible de manera que también sirva para afianzar nuestra relación bilateral a futuro”, dijo la ministra.

Según lo reseñado por la representante española, el objetivo de esta unión es crear un marco legal que cubra todos los ámbitos de seguridad entre ambas regiones. El acuerdo tratará temas como la lucha antiterrorista, la ciberseguridad e incluso las misiones militares conjuntas.

La Cámara Alta del Parlamento de Reino Unido aprobó la ley que les otorga autoridad para definir los términos del acuerdo sobre la futura relación entre la nación y la Unión Europea, luego del periodo de transición del Brexit.

Lea también: 10 muertos y decenas de heridos por ataque terrorista en Yemen

Llamada la «Cámara de los Lores», aprobó la legislación sin oposición previa lectura de la misma. Más temprano, la Cámara de los Comunes (Baja), con un respaldo de 448 votos, debido a la unión de los parlamentarios de los partidos conservador y el laborista (oposición).

La nueva ley recibirá el respaldo oficial de la jefa de Estado, la reina Isabel II, en las próximas horas, con lo que entrará en vigor antes de las 23.00 GMT del jueves, cuando termina el periodo de transición del Brexit.

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido, anunció que se llegó a un acuerdo con la Unión Europea (UE), tras el Brexit.

«Se ha alcanzado un acuerdo», escribió Johnson sobre una foto de él sentado en una mesa con los brazos alzados, los pulgares hacia arriba y una amplia sonrisa.

Lea también: #Mundo | Ex presidente de Argentina se encuentra en coma inducido

El premier aseguró, en una alocución, que Gran Bretaña «ha recuperado el control sobre sus leyes y su destino» al alcanzar un acuerdo para definir la relación comercial post-Brexit entre el Reino Unido y la UE.

Johnson agregó que el pacto alcanzado hoy «protegerá los puestos de trabajo» en el Reino Unido y le permitirá ser «un estado costero independiente con pleno control de sus aguas» por primera vez desde 1973.

Representantes de la Unión Europea (UE) y de la administración de Boris Johnson se reunieron este fin de semana para hacer un último esfuerzo y llegar a un acuerdo postbrexit. Esto con el fin de evitar consecuencias económicas, luego que el año pasado, Reino Unido se separara del bloque europeo.

El pasado viernes, Michel Barnier y David Frost anunciaron que realizaron una «pausa» luego de no llegar a ningún consenso al respecto.

La representante de la UE, Ursula von der Leyen, mantuvo una conversación telefónica con el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, para concretar que, a pesar que existen diferencias importantes, la negociación sigue en pie. Asimismo, indicó que ambos equipos deben «realizar un esfuerzo adicional para evaluar si se pueden resolver».

La administración de Boris Johnson y la Unión Europea (UE) decidieron aplazar las negociaciones referentes al Brexit por «divergencias significativas». Así lo afirmó Michel Barnier, jefe de las negociaciones en Bruselas, en su cuenta de Twitter.

«Después de una semana de intensas negociaciones en Londres, junto con
@DavidGHFrost, acordamos hoy que no se cumplen las condiciones para un acuerdo debido a divergencias significativas en materia de igualdad de condiciones, gobernanza y pesca», publicó. «Acordamos hacer una pausa en las conversaciones para informar a nuestros directores sobre el estado de las negociaciones. Presidente @vonderleyen y el primer ministro Johnson discutirá la situación mañana por la tarde», dijo.

El representante por Reino Unido, David Frost, le secundó la moción y aseguró que hubo «intensas negociaciones» esta semana. Sin embargo, el próximo sábado se reunirá la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro, Boris Johnson, para renaudar las discusiones.

La Asociación Inglesa de Fútbol (FA, por sus siglas en inglés) anunció una serie de cambios motivados por el Brexit, que implicará que clubes de la Premier League y de la EFL no podrán fichar a jugadores de fuera hasta que éstos tengan los 18 años

A partir del 1 de enero, cuando Gran Bretaña saldrá de la Unión Europea (UE), todas las transferencias de países del bloque estarán sujetas a permisos de trabajo que se asignarán mediante un sistema basado en puntos.

Lea también: #Deportes | Restos de Maradona fueron sometidos a test toxicológico

La Asociación, la Premier y la EFL confirmaron, en una declaración conjunta, que el nuevo sistema obligará a los clubes de la Premier a no fichar a más de tres jugadores del extranjero menores de 21 años y un total de no más de seis por temporada.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, manifestó que está dispuesto a dar un «carpetazo» a las negociaciones con la Unión Europea (UE) y que el bloque británico puede romper relaciones con la coalición sin un acuerdo.

El jefe de Gobierno británico aseguró, en declaraciones televisadas, que a menos que haya un «cambio fundamental» acerca de un posible acuerdo, habrá un ‘Brexit’ sin acuerdo.

Lea también: Migración Colombia: Frontera permanecerá cerrada hasta que estén dadas las condiciones

Añadió que su país optaría por una «solución australiana» con la UE, lo que implicaría terminar las negociaciones sin pacto y pasar a regirse con sus vecinos europeos en virtud de las normas generales de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Le puede interesar: Pedro P. Betancourt: Venezuela es política de Estado para EEUU

El plazo fijado por Johnson era para el 15 de octubre, con el comienzo de la cumbre europea en Bruselas, pero varios puntos sin acuerdo, como el acceso de la flota pesquera comunitaria a las aguas británicas, mantienen en punto muerto un posible acuerdo.

El gobierno autónomo de Escocia pidió al primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, que sea ampliado el periodo de transición o ‘Brexit’ (British exit, en inglés) para evitar un incremento de la pérdida de empleos que desemboque en un deterioro económico más acentuado que el ocasionado por la pandemia del nuevo coronavirus.

«En vez de la temeraria decisión de seguir impulsando un Brexit duro en medio de esta crisis sin precedentes, el gobierno del Reino Unido debería pedir hoy mismo a la Unión Europea la prórroga máxima de dos años del periodo de transición (…) las ventajas de una acción europea coordinada nunca han sido tan claras como en estos momentos», declaró el ministro de Escocia para Asuntos Constitucionales, Michael Russell.

Lea también: Pacto en Israel: Netanyahu y Gantz forman Gobierno de coalición

Escocia solicita reunión urgente

Russell también han perdido al Ejecutivo británico con sede en Downing Street, Londres, que convoque una reunión urgente a través de videoconferencia del comité ministerial de las cuatro naciones de Reino Unido, compuesto por Gales, Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte.

«La economía escocesa no se puede permitir el doble impacto de la COVID-19 y de la posibilidad cada vez más cierta de un Brexit sin acuerdo, o de un Brexit duro, en menos de nueve meses», advirtió el ministro.

El negociador para el Brexit, Michael Barnier, anunció a través de sus redes sociales que fue diagnosticado con coronavirus COVID-19. Asimismo, señaló que se encuentra bien de salud.

Lea también: ¿Qué consecuencias trae el Brexit para América Latina?

«Ayer di positivo por COVID-19. Estoy tan bien como puedo estar, confinado estrictamente en mi domicilio», señaló Barnier.

Barnier reconoció el trabajo de los médicos que atienden a las personas contagiadas por la pandemia que ha acabado con la vida de más de 8 mil personas en el mundo.

«En esta gravísima crisis debemos a toda costa añadir una dimensión personal, la de la solidaridad, unidad y benevolencia. Con ello podremos salir de esta crisis más fuerte que antes», resaltó Barnier.

Ya el Brexit es un hecho y, poco a poco, Reino Unido se separará de la Unión Europea para ser un país independiente.

Así lo evidenció la última sesión del Parlamento Europeo en que despidieron a los miembros británicos con una votación de 621 votos a favor y 49 en contra en que ratifica este acuerdo y regula su salida de la comunidad europea.

Lee también: UE espera acuerdo entre Reino Unido y EEUU luego del Brexit

Pero, ¿cuáles son las consecuencias de qué Reino Unido se separe de la Unión Europea? En VPItv te lo explicamos.

Además de tener independencia en las políticas migratorias desde el 31 de diciembre del 2020, los ciudadanos británicos no podrán tener un libre tránsito por Europa ni viceversa, a pesar que en España residen hasta 250 mil personas.

El Brexit para América Latina

Con respecto a las personas latinas, no se tendrá que pedir alguna visa para visitar un país del espacio Schengen, pero sí para Reino Unido si es con fines turísticos.

Los permisos de trabajos va a depender de las políticas migratorias y contratos con las empresas de cada país. Por está razón, quedará a juicio del gobierno de Reino Unido plantear condiciones para las visas de trabajo.

Si eres un ciudadanos extracomunitario, el Brexit no afectará tu plan de estudiar en Reino Unido, ya que el proceso de pedirla en las embajadas seguirá igual.

Lee también: Con 621 votos el Parlamento Europeo aprobó el Brexit

Aún se mantiene la política de otorgar a los estudiantes extranjeros buscar trabajos por cuatro meses hasta por dos años.

El Brexit solo afecta a los ciudadanos de la UE.

El primer ministro Boris Johnson anunció la creación de una visa exprés para científicos y otros «mejores talentos de todo el mundo» para atraer capital humano potencial. Sin embargo, aún falta ver cómo se desenvolverán las nuevas políticas migratorias de Reino Unido con respecto a los extranjeros y ahora con Europa.