El calentamiento global podría significar la casi extinción de los osos polares para finales de este siglo, debido a la poca capacidad para alimentarse al desaparecer las placas de hielo, las cuales, también disminuirían su territorio, según informó este lunes un estudio realizado por Nature Climate Change.

Lea también: #Mundo | Austria incrementó el control de sus fronteras con los Balcanes

Los investigadores resaltaron que si las emisiones de gas con efecto invernadero continúan al mismo ritmo que en la actualidad, “la caída de la reproducción y la supervivencia pondrá en peligro la persistencia de casi todas las subpoblaciones de aquí al 2100”.

Científicos brasileños de la isla Seymour, informaron mediante una rueda de prensa que el pasado 9 de febrero, las temperaturas en la Antártida alcanzaron la temperatura tope de 20°C, siendo esta la primera vez en su historia en que se llega a este número.

Lea también: CDC confirmó el caso número 15 de coronavirus en EEUU

Según reseñó The Guardian, la temperatura alcanzó los 20,75°C, superando el récord que había sido impuesto el 6 de febrero con 18,3°C, y más importante aún, los 19,8°C registrados en la isla Signy en enero de 1982.

La Organización Meteorológica Mundial todavía debe pronunciarse sobre este tema para confirmar si la información presentada por estos investigadores es cierta, y de ser así activar las alertas ante al creciente aumento de las temperaturas en los polos, según detalló ADN Radio.

Estas temperaturas superan con creces las cifras esperadas para esta época del año en la Antártida y sus alrededores por parte de la Organización Meteorológica, que cuyas temperaturas oscilan entre 1ºC y -4ºC.

EFE.- Un diez por ciento de la superficie de la naturaleza virgen del planeta, alrededor de unos 3,3 millones de kilómetros cuadrados, ha desaparecido en las últimas dos décadas, especialmente en la Amazonía y África Central, según un estudio publicado hoy en Australia.

«A pesar de que son los reductos de la biodiversidad en peligro y que contribuyen a regular los climas locales y al mantenimiento de muchas comunidades indígenas, las áreas silvestres están desapareciendo ante nuestros ojos», dijo en un comunicado William Laurance, experto de la Universidad James Cook en Australia que participó en el estudio.