Diversas organizaciones en la ciudad de San Cristóbal, la capital del estado Táchira, instalaron un punto de hidratación para los caminantes que se dirigen hacia la frontera con Colombia.

Lea también: #Venezuela | Academia de la Historia de Nueva Esparta se pronunció ante las acusaciones contra Francisco Fajardo

Con frutas, zapatos deportivos, agua, alimentos y ropa brindaron ayuda para quienes se trasladan desde todo el país hacia la frontera para intentar huir de la crisis económica que atraviesa el país.

Un grupo de migrantes venezolanos que se encuentran en Perú pidieron ayuda para regresar al país caribeño pues han sido desalojados de sus alquileres y trabajos debido a la cuarentena decretada en ese país como prevención del covid-19.

Le puede interesar: El gobierno alemán envió a China un proyecto de ley de 130 mil millones de libras por daños del coronavirus

«Todos trabajábamos y nos pararon, nos botaron de los arriendos, no hemos recibido ayuda de nada ni nadie» explicó Uriel Molina, caminante, en exclusiva para VPItv durante nuestro programa matutino, Al Día Con Sergio. El venezolano manifestó que no es el único en la ruta vía a Venezuela y así como él, mujeres embarazadas y niños comenzaron este viaje.

«Nosotros estamos dispuestos a pasar la cuarentena, queremos avanzar, vienen muchísimos venezolanos en camino, mujeres embarazadas, niños», dijo.

Aseguró que se mantiene en Paramonga, Perú, junto a un grupo de desplazados forzosos. «Si no nos mata el virus, nos mata el hambre, aquí hay gente que va viajando con familia».