El gobierno de China anunció este lunes que sancionará a 11 funcionarios de Estados Unidos por comportarse «mal en determinadas cuestiones vinculadas a Hong Kong».

Entre los sancionados se encuentran los senadores Marco Rubio y Ted Cruz. Sin embargo, no precisaron en que consistirán estas medidas políticas. «China decidió imponer sanciones a ciertas personas que se han comportado mal en determinadas cuestiones vinculadas a Hong Kong», dijo el portavoz de Pekín, Zhao Lijian.

Lee también: #Mundo | China no aceptará que EEUU “robe” TikTok

Otros de los sancionados es el presidente de de Human Rights Watch (HRW), Kenneth Roth.

Esto ocurre luego que Washington tomara acciones estrictas en contra del gabinete de Carrie Lam, calificándolos de «bárbaras y groseras».

Carrie Lam, jefa del Gobierno de Hong Kong, invocó una ley de emergencia para decretar el aplazamiento, por un año, de las elecciones legislativas en la región administrativa especial china.

Aunque Lam indicó que la decisión estuvo motivada por la situación que se vive a raíz de la pandemia por Covid-19, medios y especialistas han resaltado que el cambio de fecha se dio tras el veto impuesto a por lo menos 12 candidatos opositores y pro democracia.

Lea también:  Tormenta Isaías pasó a ser un huracán categoría uno

La mandataria local tuvo que recurrir a la ley de emergencia, pues la Ordenanza del Consejo Legislativo (el Parlamento de Hong Kong) establece que el jefe del Ejecutivo sólo puede aplazar las elecciones por un máximo de 14 días.

“Tenemos que garantizar la seguridad de la gente y que las elecciones se celebren de forma libre y justa”, afirmó la  lideresa, en una rueda de prensa efectuada este viernes.

En la comparecencia, Carrie Lam notificó que los comicios, previstos para el 06 de septiembre de este año, serán efectuados el 05 de septiembre de 2021.

Según datos del Centro para la Protección de la Salud de Hong Kong, la ciudad suma 3.152 casos de Covid-19. El número de fallecidos se mantiene, entretanto, en 25 personas.

Cinco ministros chinos fueron reemplazados este miércoles por las investigaciones de injerencias a Pekín. Así lo anunció la Carrie Lam, quien señaló que los cargos afectados fueron los de Tecnología, Servicios Financieros, Interior, Asuntos de la China continental y para la Administración Pública.

Para Lam, estos cambios serán buenos para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus, originado por el SARS-CoV-2. No obstante, para el diario South China Morning Post esta es una manera de «inyectar la tan necesaria nueva sangre a la administración local, en tándem con la reciente reorganización de dos oficinas chinas de nivel ministerial».