Palestina anunció el quiebre de las relaciones con la Central Intelligence Agency (CIA) tras colocar fin a la coordinación de seguridad con Israel y Estados Unidos, así lo indicaron las autoridades de ese país.

Lea también: Departamento de Estado de EEUU aseguró que salida de Directv se debe a insistencia de Maduro en mantener a canales sancionados

El secretario general de la Organización de Liberación de Palestina, Saeb Erekat, resaltó que la renuncia a dicha coordinación se debe a las propuestas de Israel en anexar territorios en Cisjordania.

En el territorio israelí de Cijosdarnia, las autoridades palestinas tienen una de sus sedes.

Asimismo, afirmó que el presidente de Palestina, Mahmoud Abbas, no estaba de acuerdo con las medidas de Israel y Estados Unidos.

«La cooperación en materia de seguridad con Estados Unidos ya no existe. La coordinación de seguridad con Israel ya no existe. Vamos a mantener solos el orden público y el estado de derecho», argumentó Erekat.

Un informe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) indicó que la cifras de muertos a causa de coronavirus (Covid-19) en China no concuerdan con los números admitidos por el gobierno de esa país.

Sin embargo, los trabajadores de las diferentes funerarias de la ciudad de Wuhan, China, han cremado 2 mil 553 muertos a causa del virus neumonal y estos a la postre han entregado las cenizas a los familiares de esa cantidad de fallecidos.

Lea también: China registró 29 casos de Covid-19 procedentes del exterior y dos contagios locales

Este sábado en el gigante asiático se celebra el Día del Difunto Chino, donde se rinde homenaje a los antepasados. No obstante, las autoridades desistieron en festejar tal fecha debido a los estragos que ha causado la pandemia.

El Poder Judicial de Irán anunció que un hombre acusado de espiar para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) fue condenado a pena de muerte .

Lee también: Trump a Irán: 52 sitios iraníes serán golpeados si cualquier estadounidense es atacado

El «espía» fue identificado como Amir Rahimour y será condenado «pronto», aseguró en rueda de prensa el portavoz del Poder Judicial, Gholamhosein Esmailí.

CIA

El «espía» fue identificado como Amir Rahimour | Foto: elmundo

El portavoz explicó que Rahimour recibió «importantes cantidades de dinero» de EEUU a cambio de pasar información sobre el programa nuclear de Irán a la Agencia Central de Inteligencia.

Arrestos por espionaje

Gholamhosein Esmailí reveló que otros dos iraníes fueron detenidos y acusados de realizar actividades de espionaje en ese país.

El año pasado la inteligencia iraní anunció que había arrestado a 17 iraníes que trabajaban como espías para la agencia y que algunos de ellos habían sido condenados a muerte o a largas penas de cárcel.

Intercambios de prisioneros

En diciembre del año pasado en un movimiento sorprendente, Irán y EEUU efectuaron un intercambio de dos prisioneros.

El científico iraní Masud Soleimaní quien fue acusado el año pasado en EEUU de intentar exportar material biológico a Irán y el investigador estadounidense Xiyue Wang, arrestado en 2016 en el país persa y condenado por espionaje.

Iraníes protesta ante injusticias

Iraníes protesta ante injusticias | Foto: Cortesía

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump publicó este miércoles un tuit notificando que el director de la CIA, Mike Pompeo, se reunió con el presidente de Corea del Norte, Kim Jong Un.

Por otra parte, Trump afirmó que la reunión transcurrió en buenos términos y cerró enfatizando que la desnuclearización en Corea del Norte será buena para el mundo y también para el país asiático.

En los últimos meses bajó la tensión entre ambos países, luego de que múltiples declaraciones dejaban prever un posible ataque militar por parte de las dos naciones.

trump

Mike Pompeo, actual director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), es el nuevo secretario de Estado de los Estados Unidos, luego de que el presidente Donald Trump cesara fulminantemente este martes a quien ocupaba ese cargo, Rex Tillerson.

«Mike Pompeo, director de la CIA, será nuestro nuevo secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias Rex Tillerson por su servicio!», publicó Trump en su cuenta de Twitter.

En el mismo tuit, anunció que la espía Gina Haspel será de ahora en adelante la uno de la CIA, convirtiéndose en la primera mujer que desempeñará ese importante cargo.

Minutos después fue publicado por Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, un comunicado del Jefe de Estado norteamericano, quien subrayó que «se habían logrado grandes cosas en los últimos 14 meses», con Tillerson al

Sin embargo, tanto Trump como Tillerson habían reconocido que contaban con diferentes puntos de vista sobre asuntos fundamentales en la política exterior del país, por lo que las tensiones marcaron la relación entre ambos.

En la comunicación, el primer mandatario estadounidense aseguró que Pompeo es «la persona adecuada para el trabajo en este momento fundamental», por lo que le otorgó su «confianza».

«Él continuará nuestro programa de restaurar el papel de EEUU en el mundo, fortaleciendo nuestras alianzas, confrontando a nuestros adversarios, y buscando la desnuclearización de la península de Corea», reza la misiva.

Este cambio en el gabinete de Trump se produce días antes de que inicien las inminentes negociaciones con Corea del Norte y se establezcan varios acuerdos de comercio con otros países.

EFE.- El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ahondó este domingo su brecha con la agencia de inteligencia que estará a su cargo a partir de enero y con algunos de los líderes republicanos más destacados en el Congreso, al poner en duda que Rusia lanzara ciberataques para ayudarle a ganar las elecciones.

Trump dijo no creer que Rusia interfiriera en el proceso electoral en su favor y opinó que esa teoría, contenida en un informe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), fue “impulsada” por la oposición demócrata porque están “avergonzados” por su derrota en las elecciones presidenciales y se resisten a aceptarla.

“Creo que es ridículo. No me lo creo, no me lo creo en absoluto”, afirmó Trump en una entrevista emitida este domingo en la cadena de televisión Fox News.

“Creo que los demócratas están impulsando esto porque sufrieron una de las mayores derrotas en la historia de Estados Unidos” y están “avergonzados”, añadió el presidente electo, que ganó a su rival demócrata, Hillary Clinton, en el colegio electoral (por 306 frente a 232) pero no logró imponerse en el voto popular.

Trump desacreditaba así un informe de la CIA que salió a la luz en el diario The Washington Post y que indicaba que esa y otras agencias de inteligencia estadounidense habían concluido que los ciberataques de Rusia no buscaban simplemente desestabilizar el proceso electoral de EE.UU., sino ayudar al candidato republicano.

El presidente electo se ha resistido hasta ahora a atribuir a Rusia los ciberataques que, entre otras cosas, generaron el robo y la publicación de 20 mil correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC) y otros muchos mensajes de la campaña de Clinton.

Rusia ha negado en varias ocasiones su implicación en esos ciberataques y Trump se ha mantenido del lado de Moscú a pesar de que, en octubre pasado, las agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron una investigación que relacionaba con el pirateo a varios funcionarios rusos.

“Podría ser Rusia, podría ser China, podría ser alguien sentado en una cama en algún lugar”, reiteró el presidente electo.

La reacción de Trump al último análisis de la CIA llega después de que, el pasado viernes, su equipo de transición desacreditara en un comunicado a los responsables de esa agencia al asegurar que eran “los mismos que dijeron que Sadam Hussein tenía armas de destrucción masiva”, en referencia al motivo de la invasión de Irak en 2003.

Ese comentario, que mete en el mismo saco a toda la comunidad de inteligencia por los errores en la información de inteligencia en un solo caso, ha generado alarma entre los espías del país, según informan varios medios estadounidenses.

“Dada su proclividad a la venganza y su notoria susceptibilidad, esto amenaza con resultar en una relación de desconfianza y tirria entre el presidente y la comunidad de inteligencia”, señaló el exagente de la CIA Paul Pillar al Washington Post.

La poco ortodoxa postura de Trump también ha generado confusión entre varios miembros de su propio partido, como el senador republicano John McCain, quien aseguró que no entiende por qué el presidente electo pone en duda la evaluación de la CIA.

“Está claro que los rusos interfirieron”, afirmó McCain a la cadena de televisión CBS News.

El que fuera candidato presidencial en 2008 emitió este domingo un comunicado junto al senador republicano Lindsey Graham y los legisladores demócratas Chuck Schumer y Jack Reed en el que reclaman una investigación del Congreso sobre los ciberataques de Rusia, algo que “debería alarmar a todos los estadounidenses”.

“Esto no puede convertirse en un asunto partidista. Hay demasiado en juego para nuestro país”, afirman los cuatro senadores, que tratarán de “unificar” al resto de legisladores para “investigar y detener los graves retos que suponen los ciberataques cometidos por Gobiernos extranjeros”.

El actual presidente estadounidense, Barack Obama, ha pedido también que, antes de abandonar el poder el 20 de enero, las agencias de inteligencia le entreguen una revisión exhaustiva sobre los ciberataques contra el proceso electoral estadounidense.

Preguntado por esa revisión, Trump dijo que es “una buena idea”, pero opinó que “no solo debería centrarse en Rusia, sino también en otros países e individuos”.EFE

EFE.- La CIA ha llegado a la conclusión de que Rusia intentó ayudar a Donald Trump a ganar las elecciones presidenciales de noviembre, dado que lanzó ciberataques contra las sedes de los dos principales partidos pero solo sacó a la luz la información sobre los demócratas y no la de los republicanos.

Las conclusiones de las agencias de inteligencia de Estados Unidos, publicadas este sábado por varios diarios, generaron reacciones encontradas en Washington: el equipo de transición de Trump las puso en duda, mientras que algunos senadores se indignaron y el partido republicano negó que sus sistemas hubieran sido atacados.

“La comunidad de inteligencia ha concluido que el objetivo de Rusia era favorecer a un candidato y no a la otra, es decir, ayudar a Trump a resultar elegido. Ese es el consenso” entre las distintas agencias, dijo un funcionario estadounidense, que pidió el anonimato, al diario The Washington Post.

La CIA ha identificado a personas relacionadas con el Gobierno ruso que proporcionaron a la organización WikiLeaks miles de correos electrónicos pirateados del Comité Nacional Demócrata (DNC) y del equipo de campaña de la candidata de ese partido a la Presidencia de EEUU, Hillary Clinton, según informa el rotativo.

En octubre, el Gobierno de Barack Obama acusó oficialmente a Rusia de estar detrás de los ataques contra el partido demócrata, pero hasta ahora no había aclarado si consideraba que el objetivo expreso de Moscú era ayudar a Trump o simplemente quería generar desconfianza en el proceso electoral estadounidense.

Ni la CIA ni la Casa Blanca han hecho comentarios sobre la información del Post y Trump tampoco se ha pronunciado, aunque su equipo puso en duda las conclusiones de los agentes de inteligencia.

“Esta es la misma gente que decía que Sadam Husein tenía armas de destrucción masiva (en Irak). La elección terminó hace mucho tiempo con una de las mayores victorias en el Colegio Electoral de la historia. Ha llegado el momento de seguir adelante”, indicó el equipo de Trump en un breve comunicado el viernes por la noche.

El presidente electo ha asegurado en varias ocasiones que no cree que Rusia “interfiriera” en el proceso electoral y esta semana argumentó en una entrevista con la revista Time que los ciberataques contra el partido demócrata “podrían provenir de Rusia, pero también de China, o de un tipo en su casa en Nueva Jersey (EE.UU.)”.

Además, el diario The New York Times dio este sábado una vuelta de tuerca a la información publicada por el Post, al asegurar que la conclusión de las agencias de inteligencia se basa en parte en el descubrimiento de que los rusos no solo atacaron los sistemas informáticos del partido demócrata, sino también del republicano.

El rotativo asegura, citando a funcionarios estadounidenses, que Rusia lanzó ataques la pasada primavera boreal contra los sistemas informáticos del Comité Nacional Republicano (RNC) además de contra los del demócrata, algo que hasta ahora no se sabía.

La duda está en por qué los datos del Partido Republicano no salieron a la luz, como sí ocurrió con los del demócrata.

Una investigación del FBI concluyó que los intentos rusos de penetrar en los sistemas del partido que lidera Trump no fueron exitosos, pero no todas las agencias de inteligencia estadounidenses comparten esa conclusión, por lo que existe la posibilidad de que Rusia sí consiguiera documentos pero decidiera no publicarlos.

El director de Comunicaciones del RNC, Sean Spicer, negó este sábado rotundamente que los documentos de su partido fueran pirateados y aseguró que había ofrecido al diario neoyorquino “pruebas concluyentes” de que eso no ocurrió y el rotativo las ignoró.

Ellos (el New York Times) han escrito que la conclusión a la que llegaron (las agencias de inteligencia) se basó en parte en que el RNC también fue pirateado. No fue pirateado”, insistió Spicer en declaraciones a la cadena de televisión CNN.

Las conclusiones de las agencias de inteligencia estarán incluidas en un informe que Obama ha pedido que se le entregue antes de abandonar el poder el próximo 20 de enero, para tener una idea más clara de las dimensiones de los ataques rusos para influir en las elecciones y aconsejar apropiadamente a Trump.

Varios líderes republicanos del Senado, entre ellos Lindsey Graham y John McCain, ya habían pedido antes de conocerse esta información que se iniciara una investigación sobre la supuesta intromisión rusa en las elecciones estadounidenses.

El que a partir de enero será el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, se sumó este sábado a esa corriente al asegurar que reclamará “una investigación en el Congreso para llegar al fondo de esto”.EFE