Los Ángeles Clippers confirmaron este jueves un acuerdo con Ty Lue para que ejerza como entrenador del equipo durante las próximas cinco temporadas.

Lea también: #Deportes | Gregory Vargas dio positivo para covid-19

El acuerdo con Lue significa que el conjunto californiano buscará mantener la estrategia aplicada por Doc Rivers, su predecesor y mentor, de quien era el asistente durante la zafra pasada.

Ty Lue alcanzó un título de la NBA mientras dirigía a los Cavaliers de Cleveland, mientras Lebron James ejercía como alero de la franquicia.

Desde que llegó a la máxima competencia del baloncesto mundial, el estratega tiene marca ganadora de 128-83 en la competición de la temporada regular y 41-20 en los playoffs.

Los Ángeles Clippers, uno de los equipos favoritos para levantar el trofeo de campeón en esta temporada de la NBA, volvió a decepcionar, una vez más, y se quedó a las puertas de las Finales de Conferencia, instancia a la que nunca ha llegado en sus 50 años de historia, para ser la peor franquicia del deporte estadounidense.

Estos Clippers armaron un equipo para «competir» por el título; se llevaron a Kawhi Leonard, último MVP de las finales del año pasado con los Toronto Raptors, para liderar un proyecto ambicioso junto a Paul George, liderado en el banquillo por Doc Rivers, un entrenador que registró durante la noche del martes un récord nada alentador para cualquier estratega.

Lea también: #Opinión | Un verdadero ejemplo, por Wilder Delgado

Este equipo fue realmente una máquina arrolladora, terminó la ronda regular con registro de 49 victorias y 23 derrotas, ubicándose a 3.5 juegos de su hermano de ciudad, los Lakers, ese hermano rico, que siempre es favorecido, según algunos especialistas.

Luego en el inicio de los playoffs, pudimos ver a los Clippers vencer en seis juegos a los Dallas Mavericks de Luka Doncic, pero en las semifinales, con la serie 3-1 a su favor sobre Denver y a ley de un juego para clasificar, se desinfló, salió a relucir ese pobre equipo que siempre ha sido y que no ha podido encontrar la fórmula para descifrar la maldición que tiene en su espalda.

Nunca se había visto en la historia del deporte estadounidense a un equipo que fuera tan perdedor como estos Clippers, solo los Atléticos de Oakland en la MLB tiene peor racha que ellos en playoffs.

Nos quedamos con las ganas de ver un clásico de ciudad en las Finales de Conferencia, en la burbuja de Orlando, pero siendo sinceros, si los Clippers de Rivers avanzaban no iban a poder con los Lakers de LeBron James, Anthony Davis y compañía, un equipo que está llamado a ser campeón.

El hermano pobre de los Lakers cumplió 30 años con una racha negativa, la cual lo ha llevado a no poder escoger en primera ronda del draft hasta 2027.

Si algo puedo asegurar, es que hoy no me gustaría ser seguidor de los Clippers, porque estoy seguro que más de uno deber estar quemando las camisetas e insultando a una franquicia que nunca ha podido saborear las mieles del triunfo.