El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Nicolás Maduro anuló la designación de Miguel Eduardo Albujas y Manuel Leopoldo Rachadell como representantes del Consejo Nacional de Universidades (CNU) y dictó medidas cautelares en su contra, entre las cuales destaca la prohibición de salida del país, así como el bloqueo de sus cuentas dentro del sistema financiero nacional.

Lea también: Denunciaron que en la UPEL Aragua designan a autoridades a dedo y no por mérito

El organismo judicial expresó que esta medida responde a la condición de presunto desacato de la Asamblea Nacional (AN), la cual designó a Albujas y Rachadell.

«Esta Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia declara la nulidad y carencia de efectos jurídicos de la designación del nombramiento de Miguel Eduardo Albujas Dorta y Manuel Rachadell Sánchez como representantes ante el CNU, por colidir con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela», reza parte de la sentencia.

Exhortó al Ministerio Público (MP) que realice las investigaciones ante lo que calificó como una «conducta de tipo delictiva».

«Se dictan medidas cautelares de prohibición de salida del país; prohibición de enajenar y gravar sobre los bienes propiedad de los referidos ciudadanos; bloqueo e inmovilización de cuentas bancarias y/o cualquier otro instrumento en el sistema financiero de los prenombrados ciudadanos», añade el documento.

El ministro de Relaciones Interiores Justicia y Paz, Néstor Reverol propuso ante las autoridades de las diversas casas universitarias públicas y privadas del país, la instalación de puntos de control móviles que brindarían la seguridad a toda la comunidad estudiantil y que serían atendidos por la subdelegación más cercana del CICPC.

La propuesta nace como parte del plan de seguridad que desde dicha cartera ministerial se prepara para estás instituciones.

Asimismo, exhortó la implementación de actividades culturales y recreativas en conjunto con los recintos universitarios y el Frente Preventivo del ministerio.

Se espera la aprobación de dichas propuestas por parte del Consejo Nacional de Universidades.

 

 

 

La Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu) rechazó la intervención de la Universidad Simón Bolívar (USB), tras el nombramiento, sin previa elección, de un vicerrector académico interino por parte del Consejo Nacional de Universidades (CNU) el  pasado 11 de julio de este año.

La sesión se efectuó en la USB, donde la rectora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Cecilia García Arocha, quien preside la Averu, leyó el comunicado en defensa de la autonomía universitaria.

“Expresamos nuestro apoyo y solidaridad irrestrictos, ante la intervención del Consejo Nacional de Universidades al imponer autoridades universitarias, sin tomar en cuenta la designación del Consejo Directivo, asunto que solo le concierne a las instituciones de educación superior”, señaló García Arocha.

Averu denunció que la imposición de una autoridad universitaria proveniente de una institución castrense,  que no tiene ninguna experiencia académica y que es ajeno a la comunidad de la USB, puede afectar la coordinación docente, investigación, extensión y el normal desenvolvimiento de las actividades en la comunidad universitaria.

Mediante la comunicación, respaldada por los rectores de 18 casas de estudio públicas y privadas de todo el territorio nacional, la asociación instó al CNU a que se aboque, conjuntamente con las universidades, a la conducción responsable del desarrollo científico y humanístico de la Nación.

Además, ignora el Decreto del Presidente Rafael Caldera N° 755, del 18 de julio de 1995, que concede la Autonomía Plena a la Universidad Simón Bolívar, al imponer un docente no perteneciente a la comunidad de la USB para el cargo de Vicerrector Académico, “pese a que el Consejo Directivo designó un miembro del personal docente con larga trayectoria y credenciales académicas, constituyendo esta actuación una intervención, en el desenvolvimiento de la vida universitaria”.

Averu rechazó también las amenazas expresadas por las autoridades del Ministerio de Educación Universitaria en contra de las autoridades de la USB, “atropello que la Asociación de Rectores Universitarios denuncia y condena; por lo que hacemos un llamado a ese organismo a mantener un espíritu de tolerancia y respeto a la institucionalidad y pluralidad de pensamientos”.

Información de Prensa USB

[adrotate banner=»19″]