Sorteando las barreras impuestas por la Guardia Nacional Bolivariana, trabajadores activos y jubilados del Consejo Nacional Electoral (CNE) convocaron la mañana de este martes a una asamblea general con el fin de presionar para la discusión de contrato colectivo, el cual lleva siete años vencido.

Nota  de prensa

Enrique José Cedeño, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Consejo Nacional Electoral (Sutcne); y César Área, secretario de actas, informaron a Prensa Unidad Venezuela de la situación irregular que se presentó a tempranas horas en la sede del ente electoral de Plaza Caracas, donde fue convocada la asamblea ya la cual asistieron unos 800 trabajadores.

Dijeron que efectivos de la GNB habían recibido la orden de impedir la entrada a la asamblea a los jubilados y pensionados, por lo que Mario La Rotunda, funcionario del CNE, trató de mediar para que se permitiera la entrada a los trabajadores. Ante esto, un efectivo de la GNB le dio una cachetada, lo detuvo y lo llevaron hasta el Palacio de Justicia. “Gracias a la mediación del director de seguridad del CNE se logró resolver la situación”, indicó Cedeño, añadiendo que la presencia permanente de efectivos militares en las sedes del CNE dificulta la entrada a los jubilados.

“El contrato tiene siete años vencido y no se han podido homologar las clausulas porque el patrón no responde. Ya se introdujo un nuevo contrato y ayer el Ministerio del Trabajo convocó la instalación de la comisión para su discusión”, explicó.

“La intención es mantenernos en asamblea permanente para presionar la discusión del contrato, porque cada vez que convocamos una asamblea ellos mueven una tecla para hacer ver que se va a discutir el contrato y luego no se concreta nada. Todo es un aguaje”, añadió.

“Tibisay Lucena no da la cara, no responde”, aseguró. Indicó que el contrato ampara a unos cuatro mil jubilados y pensionados y a otros cinco mil trabajadores activos a nivel nacional.

“Nos han venido violando nuestros derechos. De acuerdo a lo estipulado por el artículo 89 de la Constitución, los derechos laborales tienen que ser progresivos de acuerdo a la situación inflacionaria. Aquí es todo lo contrario, la familia del CNE se está muriendo de hambre. Estamos enfrentando una situación que jamás habíamos vivido”, concluyó Cedeño.

Los manifestantes aseguraron que, a pesar de existir orden de reenganche vigente desde hace tres años, la directiva de la antigua Corporación Venezolana del Azúcar (CVA-Azúcar) y de la actual Corporación Venezolana de Alimentación, se niegan a devolverles sus puestos de empleo, afectado a unas seis mil familias.

Caracas 04/10/16. (PS).- Mil doscientos trabajadores despedidos de nueve centrales azucareros del país tras efectuar denuncias por malos manejos e irregularidades, exigen el cumplimiento de las órdenes de reenganches y providencias administrativas emanadas desde el Ministerio del Trabajo desde hace tres años.

Reinado Bastidas, quien trabajó por treinta años en el central Pio Tamayo en los estados llaneros del país, fue despedido por denunciar irregularidades y exige el cumplimiento de su reenganche. Explicó que, tras la eliminación de la Corporación Venezolana del Azúcar (CVA-Azúcar), en el año 2016 el presidente Nicolás Maduro firmó el decreto 2.359, en la Gaceta oficial 40.932, el cual establece la transferencia de beneficios e inmuebles a la Corporación de Alimentos, pero esta nueva corporación tampoco cumple con el reenganche, por lo que exigen a la ministra Carmen Meléndez que evalúe la situación.

“No entendemos como a la empresa privada le hacen cumplir las leyes pero no es así con las empresas públicas. ¿Cómo hacemos con los gerentes de centrales azucareros que se niegan al reenganche dado por Ministerio del Trabajo? El diputado Diosdado Cabello dijo que los gerentes de Empresas Polar deben ir presos porque no acatan órdenes de reenganche, pero los gerentes de las empresas gubernamentales no acatan la orden que nosotros tenemos desde hace dos años. Hace un año desde Cumaná el presidente Maduro dijo que todos los trabajadores debían ser reenganchados reenganche y nada. Nosotros somos padres de familia que no tenemos como llevar sustento a nuestras casas, dijeron ser revolucionarios y nos tienen pasando hambre” lamentó.

Informó que en las próximas horas todos los despedidos viajarán hasta Caracas a protestar y exigen que el Ministro Vladimir Padrino López, a quien designaron para hacer productivas las empresas gubernamentales, atienda la situación e incorpore a quienes tienen experiencia y fueron despedidos por denunciar las irregularidades. Un llamado similar realizó el trabajador despedido Leonel López, quien laboraba en la empresa Santa Clara de Yaracuy.

“Hacemos llamado a ministro Wilmar Castro Soteldo, no han cumplido con el legado de nuestro Comandante, han llamado a todos los trabajadores despedidos para que negociemos nuestras providencias y no haremos esa negociación. Exigimos que haga inspecciones a los centrales con los trabajadores despedidos que son los que saben. Si no se consigue azúcar es porque no hay cultivo, hagan inspecciones en los campos para que vean cómo están los centrales” manifestó.