El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, y los ministros de Exteriores de Alemania, Francia e Italia pidieron la suspensión de los conflictos que actualmente existen en Libia, incitando a una solución política.

Te puede interesar: El 95% de la población española ha acatado las medidas de restricción

Durante unas declaraciones ofrecidas este sábado, Borrell y los ministros señalaron que los acontecimientos de estas últimas semanas en Libia «han aumentado las preocupaciones, en particular sobre la situación de la población libia, que sufre desde hace mucho tiempo».

El conflicto en Libia se creció en abril de 2019, cuando las fuerzas lideradas por el comandante del Ejército Nacional de Libia, Khalifa Haftar lanzaron una ofensiva para hacer en Trípoli una sede del Gobierno de unidad.

Trípoli había denunciado en las últimas semanas un incremento de los ataques contra la capital, así como un corte del suministro de agua y luz a manos de grupos armados vinculados a Haftar.

Antes de darse inicio una gira de Shinzo Abe, primer ministro de Japón, por tres países de Oriente Medio, un funcionario del ministerio de Relaciones Exteriores de ese país aseguró que la posición de su Gobierno ante el conflicto que se vive en esa región es de diplomacia para la resolución de las diferencias.

Aseguró que para resolver la «tensa situación» en el Golfo, es necesario que trabajen juntas las autoridades de Japón, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Lea también: Pentágono admitió no tener pruebas de nuevos ataques de Soleimani a EEUU

Agregó que a fuerte relación de Japón con Estados Unidos e Irán le permitió desempeñar un papel diplomático para calmar las tensiones regionales intensas luego del asesinato del comandante militar iraní Qassem Soleimani por parte de Estados Unidos y un ataque de misiles de represalia por parte de Irán contra las fuerzas estadounidenses en Irak.

El internacionalista venezolano Félix Arellano, aseguró que se requiere una efectiva comunicación entre los ciudadanos y las clases políticas para superar los problemas sociopolíticos en la región. Apuntó casos como los de Chile y Ecuador, cuyos mandatarios recurrieron a la concertación entre los sectores civiles para solventar las crisis en cada país.

Lea también: Especial: Ecoanalítica estimó que unos cuatro mil millones de dólares circularían dentro de Venezuela en 2020

«Veamos las negociaciones que logró Lenín Moreno con la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) o lo visto en Colombia o Chile. El presidente Piñera reconoció que había una desconexión entre el liderazgo político y el país. Eso hay que superarlo. Esos tiempos ya no pueden existir y menos en un mundo global», dijo el experto.