Juan Ángel De Gouveia, presidente de la Confederación de Sordos de Venezuela (Consorven), indicó que «es muy dificil» que las personas sordas accedan a la información, sobretodo desde le inicio de la pandemia de Covid-19.

En el marco del Día internacional de las Lenguas de Señas, el líder de Consorven aseguró que «no lograremos reducir las desigualdades, a menos que todos alcemos la voz (…) Reafirmamos al uso del lenguaje de señas como un derecho humano».

De Gouveia hizo esa afirmación en el evento «La Comunicación es un Derecho Humano», realizado, este miércoles, en conjunto con el Gobierno Encargado de Venezuela.

Lea también: #Mundo | Iván Duque no reconocerá elecciones parlamentarias en Venezuela

En el evento, realizado de manera virtual, estuvo presente, en representación del interinato, Juan Guaidó, presidente (E) de Venezuela, y Humberto Prado, comisionado para los Derechos Humanos del Ejecutivo encargado.

Ambos funcionarios rubricaron una carta de la Federación Mundial de Sordos (FMS), sobre los derechos de la lengua de señas, con la presencia de Joseph Murray, presidente del organismo y Wilma Newhoudt, primera parlamentaria sorda de Sur África.

La vulnerabilidad de la discapacidad auditiva

Según sondeos de Consorven, 67% de la población sorda completa la eduación secundaria. Sin embargo, de ese total, sólo el 10% domina un nivel avanzado de lectura y sólo el 1% domina un nivel avanzado de escritura.

De Gouveia indicó que 23% de las personas sordas accede a la universidad y que 89% «desconoce por completo la existencia de leyes que defienden los derecho humanos».

Con respecto al apoyo de parte de las instituciones oficiales, 92% de los encuestados reportó que «nunca ha recibido asesoria de ninguna institución pública».

En ese mismo sentido, 94% de los noticieros no cuentan con interpretación en lenguaje de señas venezolano.

En medio de la pandemia, 69% de personas con discapacidad «ha visto mermado su acceso a servicios y productos necesarios para la atención a su condición».

La Confederación de Sordos de Venezuela (Consorven) emitió un comunicado para pronunciarse por el mensaje emitido el pasado domingo 18 de febrero por el presidente Nicolás Maduro, quien junto a parte de su gabinete se dirigió a estas personas con discapacidad auditiva mediante lenguaje de señas.

A continuación, el texto completo:

Comunicado a la opinión pública

En nombre de la comunidad sorda, la Confederación de Sordos de Venezuela (Consorven) se manifiesta en relación al mensaje emitido el 18 de febrero por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, y otros funcionarios de su gabinete.

Valoramos el hecho de incorporar la Lengua de Señas Venezolana en un mensaje presidencial oficial a través del canal del Estado y las redes sociales, sin embargo, sabemos que esto ha constituido una acción aislada dada la proximidad de las elecciones.

Actualmente no se atienden las necesidades propias de la población con discapacidad. Es por ello que queremos manifestarle al país cuál es la situación actual de las personas sordas y, en general, con discapacidad en el país.

En cuanto a las personas con discapacidad auditiva, nosotros, mediante una investigación en la que se abordaron 271 personas, identificamos que:

  • Aunque 67% de la población sorda completa la educación secundaria, solo 10% domina un nivel avanzado de lectura y solo 1% domina un nivel avanzado de escritura.
  • Solo 23% accede a la universidad, especialmente por falta de intérpretes, discriminación, exclusión y desinformación.
  • 36% de los sordos en edad de trabajar se encuentra desempleado.
  • 89% desconoce por completo la existencia de leyes que contemplen los derechos humanos, y 92% reporta que no ha recibido asesoría de ninguna institución pública al respecto.

Los sordos en ese estudio, hicieron denuncias como estas:

  • «Cuando voy al médico necesito servicio de intérprete, no tengo acceso a la información en el ámbito de la medicina».
  • «Hay pocas escuelas para personas sordas, y eso es un problema grave».
  • «No hay respeto de parte de los policías. No hay respeto a los sordos porque los demás se burlan de nosotros, no respetan nuestra condición».

Exigimos que se dé cumplimiento a lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, entre otros tratados internacionales.

El artículo 81 de la CRBV reconoce el uso de la Lengua de Señas Venezolana (LSV), y el artículo 101 establece la incorporación de intérpretes de LSV y subtítulos en la televisión, pero esto no se cumple totalmente.

Concretamente, solicitamos al Estado venezolano:

  • Que garantice al menos un (1) centro de salud accesible por estado.
  • Que garantice el acceso a la justicia para personas con discapacidad, habilitando intérpretes para atender a las víctimas con discapacidad.
  • Que garantice que al menos un (1) organismo público de seguridad por estado brinde asesoría 100% accesible.
  • Que revise y actualice el currículo educativo en todas sus etapas, para garantizar una educación más inclusiva.
  • Que habilite intérpretes de LSV dentro de las universidades públicas a nivel nacional, para garantizar la comunicación y la accesibilidad.
  • Que el Estado venezolano cumpla los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 en los programas sociales.
  • Que reconozca las organizaciones que tienen trayectoria y liderazgo en la lucha por los derechos humanos por las personas con discapacidad.

Por último, es nuestro deber resaltar que el mensaje transmitido, aunque se promocionó como «un mensaje para todos los venezolanos», no fue 100% inclusivo, porque excluyó a las personas con discapacidad visual, ya que el mismo no tenía audio.

Reiteramos nuestra exigencia al Estado venezolano para que asuma las acciones reales necesarias para garantizar el verdadero respeto de los Derechos Humanos e inclusión de las personas con discapacidad.