El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que está dispuesto a reunirse con el mandatario de Corea del Norte, Kim Jong Un, a pesar de no conocerse señales de Pyongang en estar dispuesto a llevar a cabo el encuentro.

“Entiendo que quieren reunirse y podríamos efectivamente hacerlo (…) Lo haría si pensara que sería beneficioso”, expresó el primer Ejecutivo estadounidense.

Lea también: Trump sobre encuentro con López Obrador: La relación entre EEUU y México nunca había sido tan cercana

Sin embargo, en dos oportunidades las autoridades del país asiático expresaron que no están interesados en reunirse con el mandatario estadounidense.

“Hablando explícitamente una vez más, no tenemos intención de sentarnos cara a cara con Estados Unidos”, comentó un funcionario del ministerio de Relaciones Exteriores norcoreano.

Trump y Kim sostuvieron un encuentro por primera vez en junio de 2018 en Singapur.

El gobierno de Kim Jong-Un ordenó a las autoridades de hospitales y centros médicos fabricar sus propios medicamentos, en medio de la crisis que afronta la nación asiática en el sistema de salud.

“A finales de mayo, el ministerio de Salud Pública dio la orden a los hospitales de cada provincia, ciudad y condado de fabricar sus propias medicinas”, dijo una fuente del gobierno norcoreano al periódico Daily NK.

Lea también: Corea del Norte explotó oficina de enlace con Corea del Sur

Además, aseguró que “sin infraestructura para producir medicamentos” existen quejas sobre la nueva orden y que “llevarla adelante será imposible”.

No es la primera vez que Corea del Norte sufre una fuerte crisis en la producción de fármacos, en 1990 la industria farmacéutica paralizó sus actividades cuando la nación atravesó por la grave situación económica conocida como “La Ardua Marcha”, la cual provocó la reducción de las inversiones en el personal humano y materia prima.

Actualmente el régimen de Kim Jong-Un ha buscado la forma de mejorar la productividad de la Fábrica Farmacéutica de Mannyon, pero no ha tenido éxito, por lo tanto, le ha tocado depender de las importaciones de medicinas, en su mayoría de China, pero las fronteras se encuentran cerradas por el virus.

La diplomacia de Estados Unidos duda que exista un encuentro entre el presidente de la nación, Donald Trump y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, antes de realizar las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en el mes de noviembre, no obstante, mostraron la esperanza de dar avances en las negociaciones nucleares.

Lea también: Encuentro en Donald Trump y Kim Jong-Un se realizará en 12 de junio

El subsecretario de Estado, Steve Bieguen, explicó que el brote de coronavirus, enfermedad que se convirtió en pandemia, dificultad cualquier tipo de encuentro entre personas.

A su vez, dijo que ve “poco probable” que estos dos mandatarios puedan realizar una reunión.

Bieguen dijo que “continuará dejando abierta la puerta a la diplomacia”, al ser consultado sobre el tema durante un foro.

En el 2018, Trump fue el primer mandatario estadounidense en haberse reunido con un líder de Corea del Norte, nación considera como la máxima potencia mundial y que jamás finalizó de manera oficial una guerra que comenzó hace 70 años.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, suspendió los planes de acción militar contra Corea del Sur, anunció la prensa oficial norcoreana el miércoles, luego de días de crecientes tensiones en la península.

Lea también: #Mundo | Donald Trump celebró los avances del muro con México

El gobierno de Corea del Norte había intensificado recientemente los ataques verbales contra Seúl, criticando especialmente el hecho de que los disidentes norcoreanos con sede en el Sur lanzaron folletos de propaganda hacia el Norte usando globos transportados por el viento.

Después de romper los canales de comunicación oficiales, Corea del Norte destruyó la semana pasada la oficina de enlace que se abrió en septiembre de 2018, justo al norte de la Zona Desmilitarizada (DMZ), y que simbolizaba el acercamiento de las dos Coreas, mientras sus militares advirtieron que adoptarían medidas contra el Sur.

Entre las medidas estaban la recuperación de zonas en el Norte que formaban parte de proyectos intercoreanos, restaurar los puestos de guardia en la Zona Desmilitarizada que forma la frontera entre los dos países e intensificar los ejercicios.

Fuente: AFP

El régimen de Corea del Norte destruyó de “forma violenta” la oficina de enlace conjunta -que sirve para negociar- con Corea del Sur, ubicada en la frontera entre ambas naciones. Las autoridades en Seúl confirmaron que a las 14:49 (1:49am hora de Venezuela) se detectó una explosión en la frontera del lado norcoreano.

La medida del régimen liderado por Kim Jong-un fue tomada luego que renovara amenazas de acciones militares contra Corea del Sur.

La oficina de enlace, que ha estado vacía desde enero debido a las restricciones impuestas por la pandemia de covid-19, fue inaugurada en septiembre de 2018 para ayudar a las naciones en disputa a comunicarse de manera regular por primera vez desde la Guerra de Corea.

Más información: Alex Saab fue presentado en tribunales de Cabo Verde

“La destrucción violenta por parte de Corea del Norte de la oficina de enlace en Kaesong es un golpe simbólico para la reconciliación y la cooperación intercoreana (…) es difícil ver cómo ese comportamiento ayudará al régimen de Kim a obtener lo que quiere del mundo, pero claramente esas imágenes se utilizarán para la propaganda nacional”, dijo Leif-Eric Easley, profesor de la Universidad Ewha en Seúl.

En recientes semanas se reportó un aumento en las tensiones entre las dos Coreas, principalmente por grupos de desertores norcoreanos que desde la nación surcoreana propagaron consignas antidictatoriales y en contra de la dinastía Kim.

La hermana del líder norcoreano, Kim Yo-jong, había amenazado con demoler la oficina en una “escena trágica” en un comunicado enviado en el fin de semana.

Norte

El Gobierno de Corea del Norte anunció su decisión de interrumpir sus líneas de comunicación con el país vecino Corea del Sur, después de que activistas amenazaran con lanzar folletos de propaganda anti Pionyang desde la frontera.

Lea también: Partido demócrata en EE.UU. presentó un proyecto de ley para los departamentos policiales

Así lo anunció la agencia estatal norcoreana KCNA, que detalló que los diálogos entre las autoridades de ambas naciones quedarán “completamente” interrumpidos, con especial atención sobre las Fuerzas Armadas.

Esta fue la decisión final de Corea del Norte ante el envío de folletos por parte de desertores desde la frontera, hecho que molestó mucho a los líderes políticos.

Según Kim Jong-un y los principales factores de poder de Norcorea, las autoridades de Seúl son responsables de permitir el daño contra su imagen y dignidad.

El embajador del Reino Unido, Colin Crooks, informó este jueves que su nación cerró temporalmente la embajada en Corea del Norte, debido a las medidas estrictas clocadas en Pyongyang para evitar la expansión del Covid-19.

“La embajada británica en Pyongyang cerró temporalmente el 27 de mayo de 2020 y todo el personal diplomático ha abandonado Corea del Norte por el momento”, tuiteó Crooks este miércoles.

Lea también: Corea del Norte prevé reforzar su “disuasión nuclear”

Por su parte, un portavoz del Foreign Office indicó que el cierre del ente diplomático británico es un medida que fue ejecutada por el gobierno de Pyongyang, debido a las “restricciones a la entrada en su país que hicieron imposible rotar a nuestros efectivos y mantener las operaciones de la embajada”.

Desde que inició la propagación de la pandemia Corea del Norte impuso fuertes medidas de seguridad sanitaria a los extranjeros.

 

El líder norcoreano Kim Jong-un encabezó una reunión  de la Comisión Militar Central del Partido del Trabajo de Corea (PTC), en la que participaron diversos miembros del alto mando militar y líderes políticos de su país, en el que trataron varios temas y adoptaron nuevas medidas para “fortalecer aún más el disuasivo militar del país”, según reseñó la agencia de noticias oficial norcoreana, KCNA.

Lea también: Embarcación con migrantes tunecinos que iba a Italia naufragó

Esta es la primera vez que Kim aparece en una actividad luego de haber estado ausente casi por tres semanas, destacando que la reunión estuvo enfocada en tratar “una serie de tendencias en las actividades político-militares de las fuerzas armadas”.

”Se presentaron nuevas orientaciones para fortalecer aún más el disuasivo nuclear del país y operar las fuerzas armadas estratégicas en el estado de máxima alerta para aumentar decisivamente la capacidad de golpe con fuego de artillería”, dice el texto.

Un portavoz oficial de Corea del Sur, informó que Seúl está “vigilando de cerca” las apariciones públicas del dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, quien no se ha mostrado en público desde hace tres semanas.

El dictador participó el pasado 1 de mayo en un acto, después de tres semanas de ausencia, lo que puso fin a versiones sobre supuestos problemas graves de salud del “líder supremo”.

Lea también: Nuevas protestas en Hong Kong por apertura del Congreso

Nuevamente, se han visto pocas imágenes de Kim en los medios de comunicación norcoreanos, tema que apareció en la rueda de prensa diaria que ofreció este viernes el portavoz del Ministerio de Unificación de Corea del Sur, Yoh Sang-key.

«Hubo unos días también en enero que estuvo ausente públicamente por 21 días, por eso estamos viendo la situación acerca de su ausencia en los informes de prensa», agregó Yoh.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, cree que los disparos lanzados desde Corea del Norte hacia su vecino del sur este sábado fueron “accidentales”.

Lea también: Irán reabrirá sus mezquitas en 30% de los condados a partir del lunes

“Un puñado de disparos llegaron desde el Norte, creemos que fueron accidentales (…) Los surcoreanos dispararon de vuelta. No hubo muertes en ningún bando”, expresó el Secretario de Estado.

Los hechos ocurrieron un día después de que los medios estatales de Corea del Norte afirmaran que el líder del país, Kim Jong Un, había reaparecido en público después de tres semanas de ausencia inexplicada que desataron conjeturas sobre su estado de salud.

“Hemos visto las mismas imágenes de ayer que vio el resto del mundo. Parece que el presidente Kim está vivo y bien (…) Nuestra misión sigue siendo la misma, convencer a los norcoreanos de abandonar sus armas nucleares y crear un futuro más promisorio para el pueblo norcoreano”, añadió Pompeo.

Fuente: AFP