El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), instó a las autoridades venezolanas a “permitir inmediatamente” que los canales locales Telecaribe y Venepress, reanuden su trabajo informativo; y a “cesar el acoso” contra los medios independientes.

El CPJ, reporta en un comunicado emitido en Bogotá, que una denuncia telefónica recibida del director de noticias de Venepress, Israel Barbuzano, según la cual el 18 de diciembre, agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) cerraron la oficina de Caracas de la agencia de noticias local Venepress y la oficina de Puerto La Cruz del canal regional Telecaribe. Según Barbuzano, las autoridades han prohibido al personal entrar a las oficinas para utilizar los equipos de trabajo.

Lea también: ¿Qué ocurrió en el mundo en 2019? Aquí te lo contamos

Venepress, es una agencia de noticias digital fundada en 2017, y es propiedad de Telecaribe, un canal independiente, declaró Barbuzano. Venepress publica sus despachos noticiosos en la Internet y también licencia videos para que los utilicen Telecaribe y otros canales locales, agregó.

Según informaciones de prensa, los cierres forman parte de una investigación sobre presunto blanqueo de capitales que ha sido iniciada por el fiscal Jean Karin López Ruiz, de Caracas, quien acusó a Venepress de financiar a la figura opositora venezolana Juan Guaidó. Sin embargo, Barbuzano afirmó a la CPJ que los abogados de Venepress y Telecaribe declararon que no les han informado por qué las autoridades cerraron los medios de prensa, y no han visto ninguna orden ni notificación oficial que autorice los allanamientos. Con información de VOA.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) expresó hoy su preocupación por la detención del periodista freelance alemán Billy Six en Venezuela. Agentes de contrainteligencia venezolanos detuvieron a Six en el estado noroccidental de Falcón el 17 de noviembre, según comunicaron sus padres e informaciones periodísticas.

La División General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) detuvo al periodista en el Hotel Los Taques Beach en la norteña península de Paraguaná, y luego lo trasladó a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), en Caracas, de acuerdo con la organización venezolana defensora de la libertad de expresión.

Un tribunal militar acusó a Six de delitos de rebelión, “violación de zonas de seguridad” y espionaje bajo el código penal de justicia militar. De ser condenado, el periodista podría ser sentenciado a una pena de 28 años de cárcel.

También le puede interesar: David Smolansky: Crisis humanitaria de Venezuela proyecta flujos migratorios similares a Siria

Six ha producido reportajes en video sobre la crisis socioeconómica de Venezuela y la migración de venezolanos, y ha enviado colaboraciones a varias publicaciones alemanas, entre ellas Junge Freiheit y la publicación conservadora Die Deutschen Konservativen eV.

“Estamos alarmados por la detención de Billy Six en Venezuela y por las informaciones de que lo han presentado ante un tribunal militar, que no es lugar ni para periodistas ni para ningún otro civil”, declaró Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centro y Sudamérica del CPJ, en Nueva York.

En los últimos años, las autoridades venezolanas han detenido o expulsado de Venezuela a numerosos corresponsales extranjeros, o les han negado el ingreso al país, entre ellos a un corresponsal del CPJ en 2016.

 

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado.