Dos presos recluidos en el Centro Penitenciario de Occidente (CPO) en el estado Táchira fallecieron por motivos de salud el pasado viernes 13 de junio, según informó este domingo la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP).

Lea también: #Venezuela | Agua, gasolina y electricidad lideran los problemas de los venezolanos

Andrés Uribe, de 70 años, y Néstor Aguilar, de 54 años, fueron las personas que perdieron la vida con apenas horas de diferencia. Uribe padecía problemas de hipertensión arterial y una enfermedad pulmonar crónica.

Por su parte, la causa de muerte de Aguilar fue la desnutrición severa que sufrió mientras estuvo preso en el penal.

El OVP aseguró que de los 1.150 presos en el CPO ubicado en el municipio Córdoba, en la región andina, muchos padecen por falta de comida y cerca de 300 presentan cuadros de diarrea y fiebre.

La organización reportó que hay internos que pesan menos de 50 kilos, hecho que fue condenado por la directora del Observatorio, Carolina Girón.

En 2019, el CPO fue el escenario de un motín por parte de los presos para denunciar la falta de acceso a los alimentos.

El corresponsal del estado Táchira, Freddy Ramírez, en entrevista en Al Día con Sergio, habló de la situación irregular que se está presentando desde este miércoles en el Centro Penitenciario de Occidente en el que indicó que todo inició porque no dejan que ingresen los alimentos que sus familiares les llevan y tampoco reciben atención médica.

Lea también: Ocho custodios permanecen secuestrados dentro del Centro Penitenciario de Occidente

Muchos de los que están detenidos presentan claros signos de desnutrición. Explicó que algunos funcionarios policiales se encuentran secuestrados dentro del recinto como medida de presión para cambiar la situación a favor de ellos en cuanto a los medicamentos y la comida. En este sentido, manifestó que los heridos que están en el lugar no son de gravedad.

 

Ocho funcionarios penitenciarios permanecen secuestrados dentro del Centro Penitenciario de Occidente (CPO) del estado Táchira por parte de los presos, quienes protestan para que se les permita el ingreso de alimentos y se les brinde atención médica.

Lea también: Presos del Centro Penitenciario del estado Táchira comen agua de arroz

En un audiovisual, uno de los custodios aseguró que no han sido maltratados durante su secuestro y pidieron a las autoridades que atiendan las demandas de los reos. «Agradecemos que resuelvan esta situación. Estoy con otros siete compañeros en calidad de rehenes. Los presos tienen la razón y quieren solucionar este problema de buena manera», dijo uno de los funcionarios.

Los presos de este centro de reclusión iniciaron un motín la mañana del pasado 13 de noviembre tras asegurar que desde hace más de seis días no se les permite el ingreso de alimentos y se les niega atención médica. Denunciaron que encontraron comida dentro del centro de reclusión, la cual habría sido presuntamente escondida por el personal carcelario.

El retardo procesal es otro de los problemas que también padecen.