Francia descubrió una alarmante presencia de musulmanes rusos, turcos y paquistaníes, los cuales, muestran una temible violencia criminal que es mucho más preocupante que el yihadismo de países del Medio Oriente.

Lea también: #Mundo | Merkel pidió a los alemanes quedarse en casa «en la medida de lo posible»

Según reseñó la ABC de España, el joven de 18 años que decapitó la tarde de este viernes a un profesor en una escuela de Conflans-Sainte-Honorine (Yvelines), al oeste de París, habría nacido en la ciudad de Moscú y formaba parte de una banda de delincuentes comunes, de diversa “sensibilidad” religiosa.

Ante esta situación, funcionarios de la policía detuvieron a sus padres y otros siete familiares, sospechosos de alguna forma de complicidad con un asesino que confirmó su crimen.

Varios ramos fueron depositados en la escuela de Conflans-Sainte-Honorine, de la que era profesor la víctima decapitada este viernes por un joven musulmán, nacido en Moscú

“Atención, Macron, dirigente de los infieles, he ejecutado a un perro”, expresó el joven.

Estas declaraciones han alertado a los cuerpos de seguridad nacionales en lo que podría convertirse en una nueva ola de atentados en Francia.

El cuerpo decapitado fue encontrado en Éragny, localidad ubicada a unos 30 kilómetros de París, según informaron medios de Francia.

Fuentes policiales confirmaron al medio digital «Actu 17», que la víctima era un profesor de historia y geografía en una escuela de la región.

Lea también: #Mundo | Ex secretario de Defensa mexicano enfrenta cargos de narcotráfico en EEUU

Presuntamente, el educador mostró en clase unas caricaturas del profeta islámico Mahoma, lo que habría motivado el ataque del asesino

Por otro lado, la Policía abatió al sospechoso, luego de que amenazara a los agentes con un cuchillo.

Fuentes de la Fiscalía Nacional Antiterrorista confirmaron, a la agencia EFE, que se abrió una investigación por asesinato en relación con una organización terrorista.