El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aclaró este viernes que continúa apoyando al mandatario (E) de Venezuela, Juan Guaidó. Sin embargo, en declaraciones, indicó que el también líder de la Asamblea Nacional ha perdido fuerza.

“Apoyo al que tenga el apoyo de los venezolanos. En este momento, Guaidó parece ser la persona elegida, pero que perdió cierto poder”, dijo Trump en entrevista para el medio de comunicación, Telemundo.

Le puede interesar: #Venezuela | Nicolás Maduro:”Donald Trump se va al Comando Sur a hacer un acto de campaña”

De igual manera, no reveló que posibles acciones llevaría a cabo en el país caribeño. “Algo va a pasar con Venezuela, eso es todo lo que puedo decirle, algo va a pasar”, dijo.

Estas declaraciones de Trump fueron ofrecidas este viernes luego de haber sostenido una reunión con funcionarios del Comando Sur en la que el tema principal fue la operación antidrogas que se lleva a cabo en El Caribe.

View this post on Instagram

. . . El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aclaró este viernes que continúa apoyando al mandatario (E) de Venezuela, Juan Guaidó. Sin embargo, en declaraciones, indicó que el también líder de la Asamblea Nacional ha perdido fuerza. “Apoyo al que tenga el apoyo de los venezolanos. En este momento, Guaidó parece ser la persona elegida, pero que perdió cierto poder”, dijo Trump en entrevista para el medio de comunicación, Telemundo. De igual manera, no reveló que posibles acciones llevaría a cabo en el país caribeño. “Algo va a pasar con Venezuela, eso es todo lo que puedo decirle, algo va a pasar”, dijo. Estas declaraciones de Trump fueron ofrecidas este viernes luego de haber sostenido una reunión con funcionarios del Comando Sur en la que el tema principal fue la operación antidrogas que se lleva a cabo en El Caribe. Video: Noticias Telemundo (@noticiastelemundo) Traducción: Gaby Perozo (@gabyperozoc) #11Jul #Venezuela #DonaldTrump #Guaidó #VPItv

A post shared by VPItv (@vpitv) on

Nicolás Maduro expresó este viernes que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra “desesperado” por obtener votos , por lo que decidió realizar un acto de campaña en el Comando Sur y en el encuentro con la diáspora venezolana.

“Desesperado por los votos, Donald Trump se va al Comando Sur a hacer un acto de campaña”, expresó.

Lea también: Jefe del Comando Sur de EEUU: Rusia, Cuba y China apuntalan la dictadura ilegítima de Nicolás Maduro

De igual forma, rechazó las declaraciones del secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., Robert O’Brein.

Durante el acto de transmisión de componentes del Ejército, la Armada y Aviación Militar de la Fuerza Armada, sugirió a Padrino López y Néstor Reverol responder las declaraciones dadas desde el Comando Sur en contra de su administración.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se reunió este viernes con representantes del Comando Sur para establecer conversaciones sobre las acciones de la operación antinarcoticos en el Mar Caribe.

Lea también: #EEUU | Carlos Vecchio: “Trump visita el Comando Sur para revisión de acción contra el narcotráfico en el Caribe” (+Tuit)

“Esta administración está comprometida a desmantelar los cárteles que han sido responsables de miles de muertes. El año pasado 70 mil preciosas vidas americanas fueron tomadas por el veneno que los cárteles traen a nuestro país”, señaló Trump.

Además, señaló que “vine a agradecerles personalmente por su valiente lucha para defender nuestras fronteras y sacar a estos viles traficantes del negocio”, detalló el mandatario.

A su vez, el secretario de defensa, Mark Esper, indicó que por responsabilidad de la administración de Nicolás Maduro “Estados Unidos se ve afectado por el narcotráfico, así como el pueblo de Venezuela”.

Desde que empezó el 2020, ha sido un año caracterizado por los acontecimientos trascendentales: Solamente en enero, el mundo se preguntó si estallaría una tercera guerra mundial, con el ataque que hizo Estados Unidos al convoy donde se trasladaba el general iraní Qasem Soleimani (considerado la segunda persona más importante de ese país) en Irak; la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió la alerta sobre el surgimiento de un nuevo coronavirus en Wuhan, China; y, a finales de mes, falleció sorpresivamente el exbasquetbolista Kobe Bryant junto a su hija, Gianna, y otras seis personas, en un accidente de helicóptero.

Lea también: Gustavo Arellano, un venezolano en la FIBA: “No dejes para mañana lo que te puede generar mucha satisfacción hoy”

Pareciera que ese primer mes del año fue el preámbulo perfecto para lo que le restaría vivir a la humanidad, que le ha tocado resistir los primeros seis meses (y lo próximos seis, por como pintan las cosas) encerrados como protección ante el enemigo invisible: el coronavirus SARS-CoV-2, que genera la enfermedad del Covid-19 y que, hasta los momentos, ha contagiado a más de 12 millones de personas y matado a más de 550 mil en todo el mundo, según datos de la OMS, situación que también ocasionó una crisis económica mundial comparable con la de 1929.

Estados Unidos lidera la lista de países con más contagios con más de 3 millones de contagios y 134 mil fallecidos hasta los momentos, en gran parte, por la cuestionable gestión de la administración de Donald Trump con respecto a la pandemia, situación que generó la crítica del antecesor en el cargo, el presidente Barack Obama.

El 9 de mayo, la cadena CNN reportó que Obama catalogó la respuesta de Trump a la pandemia como “un absoluto y caótico desastre” en una conversación filtrada con parte de su antiguo staff en la Casa Blanca, donde también dijo que eso es “parte de la razón de que la respuesta a la crisis global ha sido anémica y manchada (…) Hubiese sido malo incluso con los mejores gobiernos. Ha sido un desastre cuando esa manera tan egoísta de pensar ha sido lo que ha operado en nuestro gobierno (…) Es por eso que invertiré todo el tiempo necesario en la campaña de Joe Biden”.

Desde el escándalo político de Watergate, donde ocurrió un robo de documentos en la sede del Comité Nacional del Partido Demócrata de EEUU con la involucración del presidente Richard Nixon (quien renunció en 1974), el sufijo “gate” es utilizado en ese país para identificar cualquier escándalo de gran magnitud (Pizzagate, FIFAGate, etc.).

Ahora bien, al día siguiente y como respuesta a estas acusaciones de Obama, Donald Trump escribió en su Twitter, “OBAMAGATE!”,  hecho que motivó a un periodista del Washington Post a preguntar, a lo que Trump respondió que “viene ocurriendo desde hace mucho tiempo. Ocurre desde antes que yo resultara electo y es una desgracia que haya ocurrido (…) Miren lo que ha pasado y, por lo que sé, es sólo el comienzo. Algunas terribles cosas pasaron y no deben volver a ocurrir en nuestro país (…) El crimen es obvio para todos”.

Entonces, ¿Qué es exactamente Obamagate?

Para entender el contexto del “Obamagate” debemos contar la historia desde 2011, cuando Trump ayudó a amplificar la falsa teoría que cuestionaba el lugar de nacimiento de Obama, quien reveló su partida de nacimiento en la campaña presidencial de 2008 (nació en Hawái). El 25 abril de ese año, Trump indicó, en una entrevista para CNN, que tenía un equipo en Hawái investigando sobre el nacimiento de Obama, y que “le dijeron” que la partida estaba “extraviada”.

Dos días después, Obama compartió su certificado de nacimiento completo, y criticó a aquellos que apoyan la falsa teoría del birtherism  ya que “el país no podrá resolver sus problemas si nos distraemos con espectáculos y charlatanes de ferias”. En ese momento empezó la aparente fijación de Trump por Obama.

En 2017, empezando su presidencia y en medio de una investigación y sanciones en curso desde la administración anterior sobre la injerencia de Rusia en las elecciones, Trump acusó, mediante Twitter, a la administración de Obama de interferir las líneas telefónicas de la Torre Trump, en Nueva York, hecho que fue desestimado por el director del FBI al momento, James Comey.

Entonces, tomando en cuenta estos precedentes, llegamos a mayo de 2020 y el rayo de tuits de Trump sobre el “Obamagate” en el Día de las Madres, luego de que el día 7 de ese mes, el Departamento de Justicia desestimara el caso de Michael Flynn, primer asesor de seguridad de Trump quien se declaró culpable de mentirle dos veces al FBI sobre llamadas con el entonces embajador de Rusia, Sergei Kislyak durante la transición de administraciones, razón por la que fue despedido a los 24 días de tomar el cargo.

En resumen, Obama y sus aliados presuntamente prepararon una trampa a Flynn, lo espiaron y lo entregaron al FBI y a la opinión pública para dañar la campaña de Tump, a pesar de que el asesor era parte de la misma.

¿Pote de humo? ¿Otra teoría de conspiración en año electoral? De acuerdo al periodista de The Atlantic, David A. Graham, “desde la perspectiva del electorado, atacar al muy popular ex presidente en este momento no tiene sentido, y el público en general encontrará todo demasiado arcaico para seguirlo, pero los seguidores más duros de Trump ya conocerán toda la historia de fondo, o estarán preparados para hacerlo. La decisión del presidente de centrarse en el mantenimiento de su base, en lugar de expandir su coalición, puede probar una estrategia dudosa para noviembre, pero no es un accidente. Funcionó para él en 2016, y esta vez también tomó una decisión consciente de hacerlo”.

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos ordenó que el presidente de esa nación, Donald Trump, entregue el registro de sus impuestos a un gran jurado del estado de Nueva York (el cual le sigue una investigación) y no a la Cámara de Representantes, controlada por la opositora opción del Partido Demócrata.

El Supremo considera que la cámara baja del Congreso aún no puede acceder a las declaraciones de impuestos de Trump, sin explicar los motivos.

Le puede interesar: 81 vehículos incautados en Florida (EEUU) comprados por administración de Maduro

El fallo supone un empate, aunque perjudica al mandatario, que se ha resistido a hacer públicas sus declaraciones de impuestos, algo que sí han hecho todos sus antecesores a lo largo de la historia.

Respuesta de Trump

El presidente de EEUU se expresó al respecto en su cuenta de Twitter. Aseguró que la medida forma parte de una “persecución política” y representa una injusticia para su Gobierno.

“El Tribunal Supremo devuelve el caso a la Corte Inferior, argumentos para continuar. Todo esto es un enjuiciamiento político. Gané la caza de brujas de Mueller, y otras, y ahora tengo que seguir luchando en una Nueva York políticamente corrupta. ¡No es justo ni para esta Presidencia ni Administración!”, expresó.

Trump

Facebook anunció este miércoles la supresión de cuentas vinculadas al entorno de aliados del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en una operación global que también afectó a un viejo apoyo de Donald Trump, Roger Stone.

Lea también: #Venezuela | Peregrinación por los 410 años del Santo Cristo de la Grita será virtual

El jefe de políticas de seguridad de Facebook, Nathaniel Gleicher, indicó que las páginas cerradas infringían la normativa sobre “comportamiento no auténtico y coordinado”.

La trama desactivada en Brasil estaba vinculada a los despachos del presidente Bolsonaro; de sus hijos, los senadores Eduardo y Flavio, y de los diputados de la asamblea regional de Río de Janeiro, Anderson Moraes y Alana Passos.

Estas cuentas escribían entradas sobre las elecciones, publicaban memes políticos y últimamente dedicaban gran parte de las entradas a la crisis del coronavirus, según la red social.

“Vemos habitualmente que estos actores publican sobre el coronavirus”, indicó Gleicher, en un momento en que Bolsonaro sigue minimizando la amenaza del coronavirus, pese a estar contagiado y a que Brasil es el segundo país con más fallecidos por la pandemia, por detrás de Estados Unidos.

El laboratorio de Investigación Digital del centro Atlantic Council, que trabajó con Facebook, encontró “cuentas falsas y duplicadas que promovían a Bolsonaro y sus aliados en varios grupos de Facebook”.

“Aunque estas páginas no decían abiertamente que estaban conectadas con Bolsonaro y sus aliados, varias estaban vinculadas a los equipos de políticos pro-Bolsonaro”, agregaron los expertos.

Fuente: AFP

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que está dispuesto a reunirse con el mandatario de Corea del Norte, Kim Jong Un, a pesar de no conocerse señales de Pyongang en estar dispuesto a llevar a cabo el encuentro.

“Entiendo que quieren reunirse y podríamos efectivamente hacerlo (…) Lo haría si pensara que sería beneficioso”, expresó el primer Ejecutivo estadounidense.

Lea también: Trump sobre encuentro con López Obrador: La relación entre EEUU y México nunca había sido tan cercana

Sin embargo, en dos oportunidades las autoridades del país asiático expresaron que no están interesados en reunirse con el mandatario estadounidense.

“Hablando explícitamente una vez más, no tenemos intención de sentarnos cara a cara con Estados Unidos”, comentó un funcionario del ministerio de Relaciones Exteriores norcoreano.

Trump y Kim sostuvieron un encuentro por primera vez en junio de 2018 en Singapur.

Donald Trump, visitó la semana pasada el área de Yuma, en Arizona, en la frontera de Estados Unidos con México para confirmar el progreso de la construcción de las 200 millas de valla de acero desde que asumió el cargo de presidente asegurando que el muro esta equipado con lo último en tecnología y es “inescalable”, a menos que alguien “consiga una escalera extraordinariamente alta”, ya que posee aproximadamente 30 pies de altura (9.1 metros).

Te puede interesar: #Mundo | EEUU levantó sanciones impuestas a navieras involucradas con la administración de Maduro

El muro, fue la primera promesa de campaña en 2016 del presidente Donald Trump. Su aspiración desde ese entonces era levantar un muro de hormigón de aproximadamente 450 millas antes de finalizar 2020, de acuerdo con lo revelado por la administración se han construido cerca de 200 millas.

Sin embargo, un comunicado de prensa del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, publicado el 19 de junio, desde que Trump ocupó el cargo se han añadido únicamente “tres millas de un nuevo sistema de muro fronterizo en lugares donde no existían barreras anteriormente”. El resto (197 millas) ha sido remplazo de gran parte de las vallas viejas o en mal estado.

Esta información, fue también confirmado por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP), institución que actualiza constantemente los avances de la obra en su sitio web.

Sobre el tema migratorio, la más reciente acción para frenar la migración fue dada a conocer por el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, quien autorizó el despliegue de más de 4.000 militares en la frontera con México.

Esper, afirmó a través de un comunicado de prensa que el despliegue era en respuesta a una solicitud de asistencia de DHS e iniciará en octubre, además especificó que la operación está contemplada en el presupuesto del año fiscal 2021, que entra en vigor ese mismo mes.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, destacó este miércoles la gestión de su país para contener la pandemia del covid-19 y aseguró que la misma “simplemente desaparecerá” en algún momento.

Lea también: #EEUU | Empresa que opera más de 1.000 restaurantes de Pizza Hut y Wendy´s se declaró en bancarrota

Tras el repunte de casos en el sur y el oeste estadounidense, Trump ratificó en una entrevista con la cadena Fox su deseo de que la enfermedad desaparezca, descartando aplicar nuevas medidas.

Creo que estamos haciéndolo muy bien con el coronavirus“, indicó el mandatario norteamericano, quien reafirmó su confianza en que la crisis sanitaria finalice pronto.

En febrero de este año, Trump dijo que el virus se desvanecería “como un milagro” y apostó que esto sucedería aún “sin una vacuna”.

Finalizado el primer semestre del 2020, Estados Unidos acumula más de 2,7 millones de infectados, 130.000 muertes y sobre 841.000 pacientes recuperados.

La diplomacia de Estados Unidos duda que exista un encuentro entre el presidente de la nación, Donald Trump y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, antes de realizar las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en el mes de noviembre, no obstante, mostraron la esperanza de dar avances en las negociaciones nucleares.

Lea también: Encuentro en Donald Trump y Kim Jong-Un se realizará en 12 de junio

El subsecretario de Estado, Steve Bieguen, explicó que el brote de coronavirus, enfermedad que se convirtió en pandemia, dificultad cualquier tipo de encuentro entre personas.

A su vez, dijo que ve “poco probable” que estos dos mandatarios puedan realizar una reunión.

Bieguen dijo que “continuará dejando abierta la puerta a la diplomacia”, al ser consultado sobre el tema durante un foro.

En el 2018, Trump fue el primer mandatario estadounidense en haberse reunido con un líder de Corea del Norte, nación considera como la máxima potencia mundial y que jamás finalizó de manera oficial una guerra que comenzó hace 70 años.