El asesino de la actriz Mónica Spear y su esposo Thomas Berry, Gerardo José Contreras Álvarez, alias «El gato», falleció el pasado 13 de julio cuando se encontraba recluido en la cárcel El Dorado, en el estado Bolívar, tras padecer de tuberculosis.

Contreras, condenado a 26 años de cárcel por el delito de homicidio calificado, fue trasladado del penal El Rodeo II a Tocuyito (Carabobo) y de ahí a la penitenciaría del estado Bolívar debido a su mal comportamiento y diferentes sanciones disciplinarias, detalló el periodista especializado en sucesos, Deivis Ramírez.

Le puede interesar: Guaidó anunció depósito de ratificación de Venezuela en Protocolo de San Salvador

En la cárcel de El Dorado presentó un cuadro clínico de afección pulmonar severa. A pesar de en diferentes oportunidades haber sido atendido por personal de salud, murió el pasado 13 de julio.

Spear

Al menos cuatro heridos fue el resultado de un tiroteo registrado este martes en una discoteca de la zona minera El Dorado, en el municipio Sifontes, al sur del estado Bolívar, cuando funcionarios militares realizaban un operativo de decomiso en el club nocturno. Entre los lesionados hay dos menores de edad.

Lea también: Denuncian desalojos ilegales en Mercado Mayorista de Barquisimeto (Lara)

Los hechos ocurrieron en el Centro Nocturno Cataleya, donde una comisión integrada por funcionarios de laGuardia Nacional y el CONAS llegaron para realizar el decomiso de las instalaciones, donde los pobladores arremetieron contra la comisión.

Cristian Fuenmayor (21 años), Albert Castañeda (15 años), Yonniel Rojas de (17 años) y Carlos Herrera de (28 años), fueron quienes resultaron heridos de bala.

El cardenal Jorge Urosa Savino levantó su voz en defensa de los presos comunes y políticos de Venezuela, exhortando al Gobierno de Nicolás Maduro a que cesen las situaciones de injusticia sufridas por estos prisioneros en varias cárceles del país.

Aunque el arzobispo de Caracas habló de varios de los privados de libertad por pensar distinto a la línea política del Gobierno, uno de los casos que enfatizó fue el del general retirado Raúl Isaías Baduel, desparecido desde el pasado 8 de agosto.

Esta es una situación gravísima porque no se sabe dónde está el General Baduel”, apuntó Urosa. “Eso es lo que se llama desaparición forzosa, lo cual es sumamente grave”, consideró. El militar retirado estaba recluido en la cárcel de Ramo Verde, pero desde el 8 de agosto se encuentra desparecido, según denunciaron sus familiares.

De igual manera, el purpurado alertó la situación que viven otros presos de conciencia. “Hay una cantidad de personas que están presas y sufriendo muchísimo”, aseguró, mencionando a “los jóvenes que están en la cárcel de El Dorado, el joven Carlos Graffe y el profesor Santiago Guevara”, entre otros. Muchos de ellos están enfermos.

Considera que los venezolanos “estamos viviendo una época muy complicada”, y sostiene que “la crisis es cada vez peor”. En ese orden denunció la masacre que hubo en el Centro de Detención Judicial en Puerto Ayacucho, estado Amazonas.

Son treinta y siete hombres jóvenes masacrados de acuerdo con las primeras informaciones y uno no sabe cómo fue eso”, se lamentó el cardenal Urosa Savino. “Por supuesto, eso debe ser investigado y los culpables deben ser sancionados de acuerdo a las leyes”, exigió a las autoridades competentes.

La masacre se produjo entre el 15 de agosto en la noche y el 16 n la mañana, durante un operativo de seguridad para rescatar del penal que realizaron conjuntamente funcionarios de la GNB, SEBIN, PNB y CICPC, según Una ventana a la libertad.

Más violencia política

El purpurado cree que la realidad venezolana tiene parte de su origen en la confrontación política. “Eso es una muestra de una crisis global que ha causado ya más de 110 muertos en los últimos cuatro meses por la violencia política”, sostuvo. Además, “tiene unas características gravísimas desde el punto de vista económico”.

“Pues bien, eso requiere que haya soluciones, y es lo que nosotros los obispos le hemos pedido insistentemente al gobierno nacional: que se solucionen los graves problemas que está confrontando el pueblo venezolano. El Gobierno tiene que darle solución”.

Persecución de alcaldes opositores

Por otra parte, el arzobispo de Caracas alertó la situación que están sufriendo los alcaldes opositores en algunos estados del país. “Hay varios de ellos que han sido encarcelados, otros han sido sentenciados, destituidos e inhabilitados con una serie de sanciones que ciertamente parecen a todas luces exageradas. Eso configura una situación política muy grave”, dijo.

Concluyó indicando que el episcopado venezolano está sumamente preocupado. “Permanentemente estamos invitando al Gobierno a que resuelva estos problemas, e invitando también, a gente de la oposición para que defienda los derechos del pueblo venezolano frente a las circunstancias adversas que estamos viviendo”.

Nota de Aleteia

[adrotate banner=»19″]

Tras haber diferido varias veces la audiencia preliminar del concejal del municipio Heres y dirigente de Voluntad Popular en el estado Bolívar, Roniel Farías y el activista juvenil Irwing Roca, el Tribunal dictó privativa de libertad para el concejal, así lo informó la diputada del estado Bolívar y dirigente nacional de la tolda naranja, Olivia Lozano. Indicó, además, que el sitio de reclusión para el concejal es la cárcel de El Dorado, centro penitenciario común de delincuentes y el penal más peligroso de todo el país. A Irwing Roca le fue otorgada la libertad plena.

Nota de Prensa

La parlamentaria denunció que Farías y Roca sufrieron de torturas y vejaciones desde el momento de su captura el pasado jueves 12 de enero. “Primero fueron enviados al Sebin de Puerto Ordaz, luego los trasladaron a la sede de ciudad Bolívar donde los tuvieron siempre con una luz prendida. No les dejaban bañarse, no les pasaban la comida que sus familiares les llevaban. Además, Roniel tiene una celulitis en el pie izquierdo, hace días fue atendido por un médico por petición de la juez y hoy pedimos que se verifique su estado de salud”.

Lozano rechazó el creciente hostigamiento a los miembros de Voluntad Popular y exigió al vicepresidente de la república el cese de la persecución a los dirigentes de la Unidad Democrática. “Repudiamos la tarea que le ha colocado Nicolás Maduro a Tarek El Aissami, que no es otra cosa que recrudecer la persecución hacia la dirigencia opositora”.

Es importante señalar que el Observatorio Nacional de Prisiones el año pasado hizo una denuncia contra el Centro Penitenciario de la Región Centro Oriental, mejor conocido como El Dorado, donde se han manifestado torturas y violación de Derechos Humanos en contra de los reos por parte de los funcionarios que allí laboran.

Hasta la fecha son 275 dirigentes y activistas de Voluntad Popular victimas de persecución política; 12 privados de libertad y 3 de ellos con condena, 48 imputados cumpliendo medidas cautelares, 28 detenidos arbitrariamente, 25 en libertad luego de un proceso penal, 35 amenazados por medios públicos, 88 amenazados por medio privados y 20 lesionados. “En Voluntad Popular estamos claros de que esto es una dictadura y que no podremos estar en libertad hasta que salgamos de estos malandros que violan diariamente la Constitución Nacional. Nosotros seguiremos hacia adelante, nada ni nadie nos va a detener en esta lucha por la mejor Venezuela”, concluyó la dirigente nacional de la tolda naranja.