En la madrugada del 16 de junio de 2018, al menos 22 personas, entre los que se encontraban ocho menores de edad según información oficial, fallecieron en la tragedia del Club “Los Cotorros” en El Paraíso, #Caracas, luego de que se accionara una bomba lacrimógena en una fiesta de graduación donde habían más de 500 personas.

Lea también: Ramos Allup sobre decisión del TSJ: Es una maniobra del régimen para su farsa electoral

Luego de dos años del suceso, los familiares de las víctimas aún esperan por el lento sistema judicial venezolano para obtener justicia. Lesbia Coronado, madre de una víctima, indicó a la periodista Leonaibet Díaz que “no hemos tenido respuesta. Sabemos que se están haciendo trabajos de reparación en el club, pero los afectados por la tragedia no queremos que se vuelva a abrir el establecimiento”.

Por su parte, Austria Suárez, otra madre afectada, informó que “los casos de los menores de edad detenidos se están procesando. Los dos adultos aún se ecuentran en prisión preventiva.El fiscal encargado nos dice que el proceso es muy lento”.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by VPItv (@vpitv) on

Familiares de los fallecidos en el club Los Cotorros, ubicado en El Paraiso, Caracas, denunciaron este viernes una posible reapertura del local luego de que en el año 2018 se emitiera una orden de clausura por los hechos ocurridos. Asimismo, informaron que luego de dos años no han comenzado los procesos judiciales.

Le puede interesar: Venezuela atraviesa una violación de Derechos Humanos durante la pandemia, según Delsa Solórzano

“Vemos que hay remodelaciones y no queremos que esto vaya a sucederle a otras familias”, expresó Austria Suárez, familiar de uno de los fallecidos.

Recordemos que el pasado 16 de junio del 2018 al menos 22 personas murieron en el club Los Cotorros luego de que se activara una bomba lacrimógena en el lugar donde se llevaba a cabo una fiesta.

 

Habitantes de la comunidad El Paraíso, municipio Libertador en Caracas, entregaron una carta con más de 1.300 firmas a Hidrocapital par exigir que se mejore el suministro de agua en la zona, destacando que puedan pasar más de 8 días sin recibir el vital líquido, afectando a los adultos mayores y niños.

Lea también: Ventas de pan cayeron 80% durante enero

Caracas - Habitantes de El Paraíso exigieron mejoras en suministro de agua - VPItv

Un hombre fue hallado en la maleta de un vehículo con la cara tapada y un disparo en la cabeza. El carro estaba estacionado en la avenida Miranda de El Paraíso, del municipio Libertador, en Distrito Capital, por lo que habitantes de la zona informaron al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para indicarles que del auto emanaba un mal olor.

Lee también: Apagón afectó a más de 15 zonas en Caracas

Residentes del lugar manifestaron a las autoridades que el vehículo llevaba más de 24 horas en el sitio. Una comisión del Cicpc realizó el levantamiento del cuerpo. Hasta el momento no han logrado identificar el cadáver y se desconoce el móvil del hecho.

La madrugada de este sábado 16 de junio, fallecieron en el Club de Los Cotorros ubicado en El Paraíso, Caracas, al menos 17 jóvenes y otros tantos resultaron afectados debido a Gas Lacrimógeno.

El hecho ocurrió cuando dos sujetos tuvieron una discusión y uno de ellos accionó el artefacto dentro del local, lo que ocasionó la asfixia de estas personas.

Según el periodista Román Camacho,  cuatro de los fueron identificadas como Luis Eduardo Barrios Cevedo (46 años), Alexander Castro Jorhgen (19 años), Roniel Luis Guerra Alfonso (19 años) y Marcos Javier Altuve Valenzuela (18 años).

El resto de las personas que se encontraban en el recinto fueron trasladadas al Hospital Pérez Carreño para recibir tratamiento médico, indicó Camacho en Twitter.

Por su parte el ministro Néstor Reverol, indicó que ya se encuentran realizando las averiguaciones y que, el Gobierno nacional, lamenta el hecho. Explicó además que varios trabajadores y encargados del local ya se están detenidos por negligencia de dejar entrar tanto al sujeto con el artefacto, como a menores de edad a un club nocturno.

 

Información en Desarrollo

Madres de recién nacidos protestaron por falta de vacunas en la avenida Páez de El Paraíso en Caracas.

Los familiares de los infantes hicieron largas colas desde la madrugada de este sábado para poder colocar la vacuna a sus hijos, por las jornadas de salud anunciadas por el gobierno, que hasta el momento de la protesta no se había cumplido.

“Se bajaron y nos apuntaron con las escopetas a los niños, nos aglomeramos todos y no les quedo otra que montarse en su carro e irse, aquí no estamos pidiendo casa o carro, estamos pidiendo es salud para nuestros hijos que son el futuro de nuestro país”, denunció, Yanitza Yánez sobre la presencia de efectivos de seguridad quienes resguardaban la parroquia El Paraiso, municipio Libertador, a las afueras de la comandancia de la guardia patrimonial.

“No tengo ni para comprar medio cartón de huevos, como hago para comprar una vacuna en dos millones de bolívares, un paquete de pañales cuesta 1 millón de bolívares, como hago para sacar ese dinero, unas veces no como para darle la comida a ella”, sentenció, María Gabriela Gutiérrez otra de las madres que cargaba a su bebé de 4 meses de edad en sus brazos.

Otras de las encuestadas por el equipo de VPI TV, señaló, “Estoy desde las 4 de la mañana y no me han dado información, dicen que están esperando al ministro de salud, pero no tengo otra opción porque no hay vacunas en ninguna otra parte”.

Sobre los altos costos de los medicamentos en Venezuela, las madres expresaron que son vendidas en el mercado no oficial por más de 140$, vacunas fundamentales para los bebés como la Neumococo y trivalente, por lo que exigen a las autoridades garantizar el derecho a la vida al pueblo.

Habitantes de la parroquia La Vega, sector popular ubicada en el oeste de la ciudad de Caracas, protestan en la redoma de La India (parroquia El Paraíso) por la escasez de comida y la demnora en la entrega de la caja del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP) que fue prometida por los representantes del gobierno de Nicolás Maduro y aún no ha sido entregada.

Los manifestantes cerraron las calles con escombros y basura encendida para protestar y llamar la atención de las autoridades.

Asimismo, se reporto en horas de la madrugada hubo una situación irregular en Mercal, establecimiento comercial del Estado donde se distribuye comida en las zonas populares

El diputado a la Asamblea Nacional (AN), Richard Blanco, recordó este sábado a las más de 100 personas que murieron en las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro, luego de que visitara el conjunto residencial El Paraíso, mejor conocido como “Los Verdes”, uno de los más golpeados por la represión durante esos meses.

Con motivo de una jornada de recolección de residuos y materiales reciclables en El Paraíso, Blanco asistió a “Los Verdes” junto a la alcaldesa metropolitana encargada, Helen Fernández, quien destacó la importancia de realizar este tipo de actividades en Caracas “ante la dejadez” del alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez.

Cuestionados por las reuniones exploratorias entre miembros de la oposición y del Ejecutivo nacional en República Dominicana, Blanco aseguró que una de las principales condiciones debe ser la liberación de los presos políticos, mientras que Fernández subrayó la necesidad de “coherencia” dentro de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

richard-blanco-helen-fernandez

Durante la actividad, denominada “cambiazo ambiental”, tanto Blanco como Fernández participaron junto a los vecinos en la limpieza de basura y escombros, así como también en el rescate de fachadas y rejas.

Vecinos de la zona aprovecharon además para sembrar algunos árboles.

Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) lanzan bombas lacrimógenas a las instalaciones del colegio San José de Tarbes, ubicado en la avenida Páez de El Paraíso con el objetivo de reprimir la protesta.

Para las 2:15 pm, los manifestantes se encontraban en la zona intentando protegerse de los gases lacrimógenos.

La arremetida de los funcionarios comenzó cuando algunos parlamentarios opositores se subieron a la rejilla de los vehículos blindados de la GNB en señal de protesta porque no los dejaban pasar. Los efectivos rociaron con gas pimienta a Carlos Paparoni.

Para la 1:47 pm los efectivos lanzaron bombas lacrimógenas y dispararon agua con la ballena.

Nota de El Nacional