Durante los meses de mayo y junio del presente año se registró la muerte de cientos de elefantes en Botsuana, nación que alberga un tercio de la población de estos animales que se encuentran cada vez más en peligro de extinción.

Lea también: #Mundo | ¿Qué es FinCEN Files?

Según un reportaje de la «BBC», las autoridades de la vida silvestre locales informaron que toxinas producidas por algas microscópicas en el agua fueron la causa de la muerte de cientos de ejemplares.

La buena noticia es que se descartó la caza furtiva. Sin embargo, se confirmó que un total de 330 elefantes murieron por ingerir estas cianobacterias.

Las cianobacterias son bacterias tóxicas que pueden aparecer de forma natural en el agua estancada.

descubren que pudo haber causado la muerte de elefantes en botsuana mundo  hoy, Página 1 de 534

Dos elefantes alimentándose de la misma madre y con una apariencia similar fueron vistos por un grupo de funcionarios en el parque Minneriya de Sri Lanka. Consideraron que se trataban de gemelos, fenómeno poco visto entre los parquidermos.

Te puede interesar: #EEUU | Manifiestan preocupación tras posibilidad que Estados Unidos deje sin vacuna contra el covid-19 al mundo

El conservacionista Sumith Pilapitiya dijo que ha llamado su atención ver a una hembra adulta con dos crías pequeñas por lo que piensan que podrían ser mellizos.

“Luego de observarlos durante aproximadamente cuatro horas y registrar el comportamiento a través de video y fotografía, podemos confirmar que se trata de gemelos”, indicó asegurando que es la primera vez que registran gemelos en Sri Lanka.

Los funcionarios calculan que las crías de elefante tienen entre tres y cuatro meses de edad.

Cerca de mil elefantes amenazados por el hambre abandonaron los sitios turísticos de Tailandia, vaciados por la pandemia de covid-19, para regresar a su lugar de origen en una ola migratoria sin precedentes que entraña riesgos para los paquidermos.

Lea también: Rusia superó los 500.000 casos de Covid-19

Explotados en parques de atracciones o en «santuarios» que suponen jugosos negocios -a costa de un adiestramiento brutal aunque sus amos hacen alarde de cuidarlos según criterios éticos-, los 3.000 elefantes empleados en el turismo se han quedado en paro desde el cierre súbito de estos centros a mediados de marzo.

«Pensábamos que la pandemia se controlaría rápidamente y que se recuperaría la normalidad, pero hemos perdido la esperanza», cuenta a la AFP Chaiyaporn, mahout (cuidador) de elefantes desde hace quince años.

Fuente: AFP

(Oriana Barroso)-. Wildlife SOS inauguró en Mathura en conjunto al departamento regional de bosques de India, el primer hospital para elefantes; este centro acoge al 60% de todos los paquidermos de Asia, el espacio de más de 1.000 metros cuadrados está provisto de modernas instalaciones para el tratamiento de elefantes lesionados, enfermos y ancianos.

El maltrato y la invasión del entorno han reducido considerablemente el número de estos animales en el país, donde vive la mayor población del mundo. Los elefantes se enfrentan a obstáculos para su supervivencia como los circos, la caza furtiva o la falta de medicinas. La pérdida de su hábitat es también un problema debido a la sobre población, donde son frecuentes los encuentros con los habitantes de algunas ciudades a las que los paquidermos llegan debido a la invasión humana del entorno salvaje.

«La construcción del hospital subraya el hecho de que los elefantes necesitan tanto bienestar como cualquier otro animal», comentó a la agencia de noticias Reuters, Geeta Seshmani, cofundadora de Wildlife SOS. «Estos elefantes cautivos no deben ser usados ni abusados, sino que hay que ofrecerles el mismo respeto que cualquier otro animal si es que se va a hacer algún uso de ellos», defendió.

El centro se encuentra equipado con modernos equipos y laboratorios para tratar a los paquidermos que llegan al centro. Actualmente el hospital acoge a 20 elefantes rehabilitados en el Centro para la Conservación y Cuidados de Elefantes. También pretenden servir a otros paquidermos que viven en libertad en los espacios naturales de la región del norte del país. En esa zona, los elefantes son exhibidos como atracción turística en palacios y fuertes.

Aunque India sigue contando con el mayor número de elefantes asiáticos del mundo, su población descendió de los cerca de 30.000 que había en 2012 a los 27.312 registrados el año pasado, según datos suministrados por el Gobierno.

«Hay miles de elefantes en India que sufren de mala salud, ceguera, cojera y ansiedad. Este hospital tiene la capacidad de ofrecerles el tipo de atención médica intensiva que necesitan. Esperamos que sea un modelo a seguir para otros Estados de la India», declaró el director del centro, Baiju Raj MV, a la agencia de noticias local PTI.

Imagen cortesía: Reuter/ El País

También le puede interesar: Falleció con 106 años un superviviente de Pearl Harbor 

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado.