El viceministro de Salud Pública de Perú, Luis Suárez, dijo, este martes, que el país inca albergará los pruebas clínicas de vacunas contra el Covid-19.

Lea también: #Mundo | Perú autorizó contratar médicos extranjeros para luchar contra el Covid-19

En un comunicado, el funcionario explicó que adoptar estos ensayos le permitirá a su nación recibir varios de estos medicamentos, una vez que estén en el mercado.

«En estos momentos ninguna de las ocho vacunas más adelantadas ha culminado la fase 3 . Se estima que esta etapa debe finalizar entre octubre y diciembre», detalló.

Luis Suárez confió que los fármacos para contrarrestar el nuevo coronavirus puedan ser aplicados durante los primeros seis meses de 2021.

China aprobó la patente de la que sería su propia vacuna contra la Covid-19.

El fármaco, llamado «Ad5-nCoV», fue desarrollado por el Instituto de Biotecnología de Pekín, en conjunto con la biofarmacéutica china CanSinoBiologics.

Lea también: EEUU fabrica cepa de Covid-19 para «pruebas de desafío humano»

El antídoto, que pasará a la fase 3 de ensayos, demostró ser seguro y generó una respuesta inmune, durante la etapa previa. En esa instancia, el medicamento fue probado en más de 500 personas.

Le puede interesar: Miles de personas protestaron en rechazo al uso de la mascarilla en Madrid

La fase 3 de los experimentos, se realizará en Arabia Saudita.

Medios chinos indicaron que, luego de su aprobación, la vacuna será producida en masa, durante «un periodo de tiempo breve».

Patente

Un conjunto de médico y expertos de la medicina se encuentran probando una formulación del conocido antiinflamatorio ibuprofeno con el objetivo de reducir las fallas respiratorias en pacientes en estado grave por padecer la covid-19.

«Si resulta exitoso, el valor global de salud pública de este ensayo sería inmenso dado el bajo costo y la disponibilidad de esta medicina», explicó Matthew Hotopf, director Maudsley Biomedical Research Centre del Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIHR, por su sigla en inglés).

Detalló que la prueba involucra una formulación específica de ibuprofeno, que los investigadores han usado con éxito para tratar el síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), una complicación de la covid-19.

Fue bautizado como «Liberate», y el ensayo será un estudio que se aplicará a 230 futuros pacientes en Reino Unido durante los próximos meses. Es dirigido por Guy’s & St Thomas’ NHS Foundation Trust de Londres, el King’s College de Londres (KCL) y la organización farmacéutica SEEK Group. La formulación ya tiene licencia para su uso en la nación británica para tratar otras condiciones.

Más información: Subsidiado y en dólares: mecanismos para compra de combustible en Venezuela

¿El ibuprofeno es la solución?

Los resultados de la investigación van en contra de la posición del ministerio de Salud francés, que en marzo aseguró que las personas con síntomas de covid-19 no deberían utilizar antiinflamatorios como el ibuprofeno porque podría resultar perjudicial para su salud.

Por su parte, el director del Centro de Terapias Innovadoras del KCL, Mitul Mehta, director del Centro , dijo que los conocidos posibles efectos secundarios gástricos del ibuprofeno implican que el paracetamol es mejor para aliviar los síntomas del covid-19 en sus etapas iniciales.

Sin embargo, los reguladores de medicamentos de Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea, así como Reckitt Benckiser, que produce Nurofen, han dicho que no hay evidencia de que el ibuprofeno empeore la enfermedad ocasionada por el nuevo coronavirus SARS-COV-2.

La universidad de Oxford se encuentra desarrollando una vacuna contra el coronavirus Covid-19 y este jueves realizarán su primer ensayo humano, así lo indicó el secretario de Estado para la salud del Reino Unido, Matt Hancock.

Lea también: Universidad de Colombia crean respiradores para combatir el Covid-19 (+Vídeo)

El gobierno entregará 20 millones de libras estarlinas a los especialistas de la universidad y otros 22.5 a Imperial College, donde se encuentran evaluando otra vacuna en contra de pandemia.

«Los respaldaremos todo lo que sea necesario y les daremos todos los recursos que necesiten para tener la mejor posibilidad de éxito lo antes posible. La ventaja de ser el primer país del mundo en desarrollar una vacuna exitosa es tan grande que estamos apostándolo todo», resaltó Hancock.

Gran Bretaña ha reportado hasta los momentos 17 mil 337 fallecidos a causa del virus.