Fedecámaras Zulia se pronunció este miércoles sobre los atentados con explosivos y armas que se han registrado en el territorio venezolano en los últimos meses, luego que fuera atacada la residencia de un agropecuario en el municipio Rosario de Perijá.

A pesar que no dejó pérdidas humanas, si resultaron varios daños materiales.

En un comunicado que dejaron en su cuenta en Instagram aseguraron que la rechazaban todo tipo de «acciones terroristas» e instaron a las autoridades de seguridad y militares a actuar al respecto.

«Es importante recordar que la tranquilidad y desarrollo del Estado está en riesgo, resaltando el hecho de que no hemos observado un ataque frontal contra estas acciones vandálicas», precisa el comunicado y alerta a los ciudadanos no pagar extorsiones de bandas criminales.

 

El presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, explicó durante una entrevista con Alba Cecilia Mujica que 60% de las empresas en Venezuela se han paralizado o cerrado sus puertas por la pandemia del nuevo coronavirus.

«En Venezuela quedan 250 mil empresas. Esto quiere decir que hemos perdido 60% de nuestras empresas y las que quedan vivas trabajan 30% de sus capacidades», explicó Cusanno, quien también indicó que el sector construcción solo trabaja 3%, mientras que el sector de comunicaciones trabaja arriba de sus capacidades.

Fedecámaras del estado Zulia hizo un llamado a las autoridades administrativas, de los 21 municipios en la región, para llegar a un acuerdo con respecto al pago de impuesto y servicios.

Le puede interesar: Hay que tener dinero: España exige recursos económicos a inmigrantes (+Video)

A través de un comunicado, la organización de empresarios exhorta a las autoridades a realizar «una revisión consciente» y que se «adapte» a la realidad económica y social en Venezuela.

El comunicado:

A través de una rueda de prensa ofrecida por Fedecámaras, representantes de los sectores construcción, comercio e inmobiliario pidieron la pronta reactivación del aparato productivo del país.

Los dirigentes gremiales consideraron que la reapertura de fábricas y comercios, así como la reanudación de las obras de construcción que se encuentran paralizadas, son esenciales para sobrellevar la crisis económica, en medio de la pandemia por Covid-19.

Mauricio Brin, presidente de la Cámara Venezolana de la Construcción (CVC), aseguró que la reactivación de su sector es «esencial y prioritaria», debido a su capacidad de «generar empleo en los sectores más vulnerables».

Lea también: #Venezuela | Embajada virtual de EEUU exigió la liberación de Gilber Caro

Un sondeo de la CVC demostró que unas 350 empresas afiliadas se han mantenido activas desde el pasado 13 de marzo, fecha en la que inició el confinamiento decretado por la administración de Nicolás Maduro.

De esas compañías, «56% tienen proyectos en desarrollo desde antes de la pandemia», mientras que 63.3% tienen obras paralizadas.

Entre las propuestas de Brin a «las autoridades pertinentes» se encuentra la implementación de un salvoconduto para el transporte de los materiales e insumos para la construcción.

Por su parte, el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Francisco López, indicó que se necesitan «pasos pequeños pero concretos» para reactivar su sector.

Para López es necesario «la recondiseración de la tributación municipal y la implementación de un sistema de firmas digitales en notarías y registros».

El directivo invitó a los agremiados del sector inmobiliario a «respetar el espíritu de que el arrendador y arrendatario se pongan de acuerdo» sobre los alquileres.

Con tal declaración, Francisco López hizo referencia al Decreto Presidencial N° 4.169, emitido el pasado 23 de marzo. Mediante él, la administración de Nicolás Maduro suspendió «los cánones de arrendamiento de inmuebles de uso comercial y de aquellos utilizados como vivienda principal».

En una intervencion final, Freddy Cohen, presidente de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Comerciantes y Afines (Cavececo), aseguró que «no es tiempo de hablar de los alquileres, sino de la reactivación del aparato productivo».

Cohen reconoció que el esquema «7+7» de flexibilización de la cuarentena, propuesto por la administración de Maduro, representa un ligero avance, de cara al reinicio de la actividad comercial.

Uno de los objetivos que tiene el presidente es «eliminar la angustia» de los casi 500.000 empleados directos e indirectos, que laboran en los 140 centros comerciales afiliados a Cavececo.

«Estamos en una etapa de sobrevivencia (…) Pero la prioridad es la salud de nuestros empleados, colaboradores y visitantes», dijo Cohen.

Con las ponencias de los politólogos Colette Capriles y Jhon Magdaleno, se celebró este viernes la 76° Asamblea Anual de Fedecámaras, en donde se exhortó a la dirigencia opositora a replantear sus objetivos con respecto a una hipotética transición política en Venezuela.

En su turno de palabra, Capriles aseguró que, antes de el planteamiento de un escenario electoral, existe la necesidad de que se construya una «ruta estratégica de largo plazo» que genere la «reintegración de la sociedad venezolana».

Lea también: #Social | OVSP: 10 ciudades de Venezuela valoran de forma negativa servicio de agua

Capriles destacó la necesidad de que Venezuela ingrese en un proceso de «negociación horizontal», en el que se reconozca al adversario para lograr un «encuentro institucional».

Por su parte, Jhon Magdaleno rememoró sobre algunos procesos de transición en el mundo, asegurando que el escenario de intervención militar es poco probable para Venezuela.

En este sentido, Magdaleno recomendó cinco etapas para una transición política en Venezuela: Debilitación del régimen, restitución de garantías, democratización, elecciones libres y la creación de una cultura democrática.

Durante la 76° Asamblea anual de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), el expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, tuvo una participación especial donde fijó su posición con respecto a la transición de gobierno en Venezuela. «Las diferencias internas dentro de la oposición déjenlas para después y pónganse de acuerdo en lo fundamental, porque de otra forma nunca van a poder negociar exitosamente una transición como a Venezuela le conviene», recomendó.

Además, el exmandatario explicó que para que se llegué a lograr una transición en el país se necesita «mucha paciencia, mucho liderazgo y requiere también de mucha generosidad».

Por otro lado, Santos explicó que uno de los costos y errores que hubo durante el proceso de paz del 2017 fue la impunidad. «Siempre habrá gente insatisfecha (…) En caso colombiano, fue la primera vez que se aplicaba el Estatuto de Roma y negociamos bajo su parámetro de poner a las víctimas en el centro de la solución del conflicto», contó mientras relataba que la justicia transaccional es «difícil» de asimilar para quienes están acostumbrado a una «justicia cognitiva».

«Hacer populismo con esa impunidad es muy fácil, pero es inevitable. ¿Cómo es posible que Uribe este preso y Timochenko este libre y la FARC en el Congreso? Son cosas totalmente distintas, pero producto de un acuerdo de paz. El hecho que ellos estén en el Congreso es un precio muy pequeño frente de los costos de haber continuado una guerra con la guerrilla más vieja del continente», señaló.

Asimismo, hizo referencia con el evento de consulta pública del Plebiscito del 2016 y reconoció que fue un error de su parte realizarlo. «Lo hice para aplacar los ánimos, porque los opositores del proceso empezaron a inventarse sobre qué tipo de acuerdo íbamos a hacer, qué íbamos a entregar el país al comunismo, que íbamos a nacionalizar todas las propiedades privadas, todo este tipo de cuentos. Yo dije que íbamos someter esto para que el pueblo colombiano tome la última palabra (…) La gente votó con miedo».

Para ver esta entrevista completa, haz click en el siguiente enlace.

A más de 130 días desde el inicio de la cuarentena por la pandemia del covid-19 en el estado Zulia, Fedecámaras expresó este sábado su preocupación por las consecuencias que esto representa en la economía y ante ello pidió que se permita el reinicio de la actividad productiva en la región.

Lea también: Incendio en depósito de cauchos de Goodyear azotó al municipio Los Guayos

La organización consideró que no es la radicalización de la cuarentena lo que evitará el contagio, sino el uso adecuado de las medidas sanitarias como el uso de mascarillas, la limpieza constante y el respeto del distanciamiento social.

«Desde Fedecámaras Zulia hacemos un llamado a las autoridades nacionales y regionales para que se reinicie la actividad. Está ampliamente demostrado que con las medidas sanitarias adecuadas el sector formal no es un riesgo para la propagación del virus», indicó la patronal.

De lo contrario, la asociación alertó que la pérdida de empleos directos e indirectos, así como la disminución de los tributos locales y nacionales, serán la consecuencia de mantener el confinamiento.

Hasta la fecha, Zulia es el segundo estado más golpeado por la pandemia del coronavirus, con 3.150 infectados desde el pasado mes de marzo.

La representación de Fedecámaras en el estado Mérida calificó de «dramática» la situación que la economía, el comercio y la industria en la región, lo que pudiera estribar en el cierre masivo de comercios.

«Es dramática la situación que afronta el comercio y la industria particularmente (…) tenemos el problema de la pandemia, pero también está el problema de que tenemos que mantener abiertos nuestros comercios», expresó el representante de Fedecámaras en Mérida, Marcos Delgado.

Pidió a la administración de Maduro a que flexibilice las medidas de cuarentena para los comercios y que éstos puedan permanecer abiertos durante más tiempo y que no reporten cifras alarmantes en sus ganancias. «No se genera musculo financiero en las pocas horas que pueden trabajar», dijo.

Lea también: Sin bioseguridad y distanciamiento físico: largas filas para abastecer gas doméstico en Barquisimeto

Añadió que con la paralización comercial no solamente afecta a las empresas, sino también a los trabajadores (sin fondos para cancelarles el salario) y al Estado (no hay para pago de impuestos).

Fedecámaras

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) indicó que Venezuela requiere de un Consejo Nacional Electoral (CNE) que «sea árbitro independiente y confiable» para que se llevan a cabo elecciones «creíbles y justas» en el país.

Lea también: #Mundo | Grupo de Lima rechazó designaciones impuestas del CNE por parte del TSJ leal a Maduro

«Venezuela necesita que el CNE sea un árbitro independiente y confiable; solo así podrían celebrarse elecciones justas y creíbles, que recuperen la confianza en el voto como único instrumento para dirimir las diferencias políticas», reza parte del comunicado difundido por la institución económica.

Fedecámaras también exhortó a Maduro y a su gabinete a entender a los ciudadanos, que en medio de la crisis política, social y económica exigen soluciones rápidas para combatir sus necesidades.

El presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) de Falcón, Daniel Villa, manifestó que la administración de Nicolás Maduro es quien tiene en sus manos la flexibilización de la cuarentena y hacer que se desarrolle un buen funcionamiento en las entidades bancarias.

Lea también: Expresidente de Fedecámaras dijo que el delivery y el teletrabajo llegaron para quedarse

Explicó que al trabajar los bancos, esto llevaría consigo el financiamiento a los empresarios para que puedan levantar sus negocios y como resultado generaría más empleos.

Villa aseguró que fueron muchos los empresarios que tuvieron que pasar por el mercado negro para poder comprar combustible, y que sus negocios siguieran adelante, en medio de una de las peores crisis que ha vivido la nación.

Mannifestó que fueron muchos los que tuvieron que cancelar el litro de las gasolina a un dólar o mucho más.