Silvano Serrano, gobernador del departamento del Norte de Santander, anunció nuevas medidas sobre la situación migratoria de los venezolanos en Colombia.

En una reunión junto al gerente para la Frontera de Venezuela y la Migración, Lucas Gómez, así como con el secretario de Fronteras y Cooperación Internacional, Víctor Bautista, el gobernador informó sobre la presencia de «migrantes caminantes» en las vías del departamento, por lo que se estableció un procedimiento articulado con la Policía, el Ejército, Migración Colombia.

Bautista informó que se revisaron «temas complejos como el de Pamplona» donde hay una aglomeración de migrantes irregulares, que entraron al país en medio de restricción que tenemos por la Covid-19.

Lea también: #Mundo | Vaticano abrió juicio por abuso a monaguillo

Según el secretario, el departamento no está preparado para las «necesidades humanitarias».

Bautista reveló sostuvo una conversación con el Gobernador encargado del estado Táchira, a quien le solicitó informar a la ciudadanía “que no hay cruce autorizado de migrantes venezolanos hacia Colombia y la inconveniencia que se trasladen hacia la frontera dado los temas humanitarios y sanitarios actuales”.

Como consecuencia, el general Marcos Evangelista Pinto, comandante de la Segunda División del Ejército, indicó que «más de 700 funcionarios serán desplegados para las operaciones que se realizan en Puerto Santander, Vigilancia, Totumito y Banco de Arena.

Pedro Contreras, secretario de la Subcomisión de Asuntos Fronterizos de la Asamblea Nacional (AN), consignó, ante las oficinas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Caracas, un documento en el que se advierte sobre la presencia de organizaciones al margen de la ley, en la frontera colombo-venezolana.

Lea también: #Política | Bandera Roja y Compa se unen a la lista de partidos intervenidos por el TSJ

«Estamos denunciando la presencia de grupos irregulares que tienen azotado todo el territorio nacional», dijo Contreras, durante este jueves.

El diputado indicó, además, que calificar de «bioterroristas» a los venezolanos que regresan al país, en medio de la pandemia por Covid-19, es «inhumano, indecente y violador de derechos humanos».

 

 

Un helicóptero del Ejército de Colombia desapareció junto con seis militares este martes cuando este se disponía a realizar un «apoyo operacional» en las adyacencias de Mitú, capital de Vaupés, región cercana a la frontera con Brasil.

El Comando de la División de Aviación de Asalto Aéreo del Ejército emitió un comunicado en el que detalló que no ha sostenido comunicación con los militares desde las 3:00 am.

Le puede interesar: #Mundo | 40 mil locales en España cerraron de forma definitiva por la pandemia

«De manera inmediata se activaron los protocolos de búsqueda para la ubicación de la aeronave, acciones que se encuentran aún en desarrollo», reza la misiva.

Dos pilotos, el jefe de tripulación, un tripulante de vuelo y dos suboficiales se encontraban en la aeronave, esto según información emitida por el Ejército.

Los pasajeros que lleguen al aeropuerto de la ciudad de Montevideo son sometidos a un proceso de desinfección y a una prueba de covid-19 que se analiza en un laboratorio a bordo del ferry que tiene por destino la ciudad de Buenos Aires, luego de su veredicto se determinará quién está apto para viajar y quien no.

Te puede interesar: Brasil ha registrado más de 70.000 muertes por coronavirus

Los pasajeros son trasladados a dos salas del barco donde un equipo de bioquímicos trabaja contra el reloj para tener los resultados en un par de horas.

El grupo de viajeros debe permanecer en un salón y quién resulte positivo a la prueba no podrá emprender su viaje ni pisar el barco.

El proceso de pruebas de coronavirus se repetirá a 160 viajeros en el extremo argentino de la ruta naviera Buquebus, para evitar que contagiados crucen el límite marítimo entre ambos países.

Esta iniciativa tiene el objetivo de resguardar los esfuerzos de Uruguay en su lucha contra el covid-19 y ante la crisis de su país vecino, donde los casos ascendieron el jueves 9 de julio y continúa marcando récord de contagios diarios.

Donald Trump, visitó la semana pasada el área de Yuma, en Arizona, en la frontera de Estados Unidos con México para confirmar el progreso de la construcción de las 200 millas de valla de acero desde que asumió el cargo de presidente asegurando que el muro esta equipado con lo último en tecnología y es “inescalable”, a menos que alguien “consiga una escalera extraordinariamente alta”, ya que posee aproximadamente 30 pies de altura (9.1 metros).

Te puede interesar: #Mundo | EEUU levantó sanciones impuestas a navieras involucradas con la administración de Maduro

El muro, fue la primera promesa de campaña en 2016 del presidente Donald Trump. Su aspiración desde ese entonces era levantar un muro de hormigón de aproximadamente 450 millas antes de finalizar 2020, de acuerdo con lo revelado por la administración se han construido cerca de 200 millas.

Sin embargo, un comunicado de prensa del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, publicado el 19 de junio, desde que Trump ocupó el cargo se han añadido únicamente “tres millas de un nuevo sistema de muro fronterizo en lugares donde no existían barreras anteriormente”. El resto (197 millas) ha sido remplazo de gran parte de las vallas viejas o en mal estado.

Esta información, fue también confirmado por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP), institución que actualiza constantemente los avances de la obra en su sitio web.

Sobre el tema migratorio, la más reciente acción para frenar la migración fue dada a conocer por el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, quien autorizó el despliegue de más de 4.000 militares en la frontera con México.

Esper, afirmó a través de un comunicado de prensa que el despliegue era en respuesta a una solicitud de asistencia de DHS e iniciará en octubre, además especificó que la operación está contemplada en el presupuesto del año fiscal 2021, que entra en vigor ese mismo mes.

El director de Migración Colombia, Juan Carlos Espinoza, lamentó este miércoles las restricciones de Nicolás Maduro para el regreso de venezolanos a su país, luego de que más de 81.000 ciudadanos hayan salido de tierra colombiana.

Lea también: Venezolanos varados en Miami (EEUU) protestaron para ser repatriados

En medio de la pandemia, Colombia ha registrado un decrecimiento del 1% en cuanto a los migrantes de Venezuela, pero afirmó que seguirá con las «puertas abiertas».

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció que se prolongó el cierre de las fronteras entre Canadá y los Estados Unidos hasta el próximo 21 de julio.

Lea también: #Mundo | España y Portugal reabrirán frontera común el 1 de julio

Esta frontera fue cerrada el pasado 21 de marzo como medida de prevención ante el brote de coronavirus, y su clausura había sido extendida en dos oportunidades.

Canadá envía 78 % de sus exportaciones a Estados Unidos y cerca de 18 % de las que son realizadas en territorio estadounidense son enviadas a tierra canadiense.

La frontera entre Estados Unidos y Canadá es la más larga que existe en dos naciones.

Muchos de los habitantes de Canadá sienten temor de que sea abierta nuevamente la frontera.

La diputada de la Asamblea Nacional en el exilio, Gaby Arellano, indicó en el programa «Al Día con Sergio» que han solicitado a los distintos programas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la instalación de campamentos para albergar a los migrantes venezolanos que se encuentran en Colombia ante la presencia del Covid-19.

Lea también: #Política Diputado Rosmit Mantilla renunció a Voluntad Popular

«Hemos solicitado la instalación de albergues, campamentos con medidas sanitarias, en las fronteras para que atiendan a los venezolanos durante la crisis de la pandemia», señaló Arellano.

La parlamentaria también condenó las condiciones que se encuentran las inmediaciones donde albergan a los venezolanos al llegar a Venezuela ante la crisis que ha provocado la epidemia en Colombia y otras naciones de América Latina.

«No hay protocolos de bioseguridad por el lado de Venezuela», resaltó la parlamentaria.

«Los venezolanos que llegan a Venezuela son instalados en inmediaciones deplorables. Están secuestrados en esos lugares por la administración de Maduro. Tenemos pruebas», argumentó.

El ministro de Exteriores, Alexander Schallenberg, informó que a partir del próximo 16 de junio reabrirán su frontera con Italia, que había sido cerrada el pasado mes de marzo por el brote de coronavirus que se ha venido registrando desde 2019.

Lea también: #Mundo| Bruselas propondrá reabrir «parcialmente» de las fronteras exteriores de la UE el 1 de julio

«Sí, abrimos la frontera. Sí, viajar a Italia, Grecia, Croacia por ejemplo será posible», dijo el titular de la cartera ministerial.

A su vez, Viena fijó una lista de 31 naciones con los que se restituye la libertad de trasladarse en la misma fecha, que no integra a países como Suecia, España, Portugal ni Reino Unido.

Austria continuará pidiendo el test que arroje negativo a contagio de coronavirus, o en su defecto, la persona será aislada por 14 días.

«Si miramos la curva de infecciones por 100.000 habitantes en los últimos siete días, vemos una gran excepción, es Suecia (…). Es sorprendente y bastante triste porque me habría gustado que esta manera simpática de gestionar una crisis terminara con éxito, desgraciadamente no es el caso», dijo el ministro de Sanidad, Rudolf Anschober.

Austria fue una de las primeras naciones de la UE que anunció el 10 de marzo controles drásticos con Italia.

Alrededor de 440 migrantes venezolanos están viviendo en carpas en un espacio de la Autopista Norte en Bogotá, Colombia, quienes en su mayoría indican que fueron desalojados de donde vivían por no poder pagar el arriendo, según reseño el canal RCN.

Lea también: #Mundo| UE aseguró que no quiere entrar en una “guerra fría con China”

Milagros Serrano, vocera de este grupo, declaró que sólo quieren llegar hasta Cúcuta: “Lo que estamos tratando es que las fundaciones colaboren, ya tenemos todos los permisos. Venezuela sí nos está recibiendo”. Por otro lado, la diputada en el exilio, Gaby Arellano, aseguró que estas personas son patrocinadas por el régimen chavista, alertando a los organismos de seguridad de Colombia sobre «el plan perverso que está queriendo usar Freddy Bernal y Maduro, para generar inestabilidad usando el hambre y generar caos en Colombia”.

Por su parte, la Alcaldía de Bogotá informó mediante su cuenta de Twitter que 30 migrantes venezolanos que se encontraban en la Autopista Norte, «aceptaron trasladarse a los albergues transitorios» mientras Migración Colombia organiza su regreso a Venezuela.