El presidente de la Fundación Arturo Uslar Pietri, Antonio Ecarri, exigió este viernes al alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, un plan de contingencia para Caracas ante la posibilidad de padecer un terremoto similar al que estremeció la Ciudad de México, donde al menos 286 personas murieron tras el fuerte temblor de magnitud 7.1.

«Cientos de zonas olvidadas del municipio Libertador están en situación de graves riesgos, existen estudios sismológicos que revelan las debilidades de Caracas frente a una tragedia como la vivida en la Ciudad de México, y ni los venezolanos ni los caraqueños tienen un plan de contingencia frente a un desastre natural de cualquier tipo», advirtió.

Recordó que «existen zonas de Caracas que a diario se derrumban sin ni siquiera haber temblado», y mencionó el caso de los edificios de la Misión Vivienda en el municipio Sucre que reportó el equipo de VPI TV la semana pasada.

Venezuela. Edificios de Misión Vivienda entre ruinas y aguas negras - VPITV

«Caracas está en completo estado de indefensión ante el más mínimo soplido por la falta de mantenimiento y las ruinas en las que este gobierno la ha sumergido. Por ello le exigimos al inoperante de Jorge Rodríguez iniciar cuanto antes una inspección profunda e inmediata de las condiciones de la ciudad», sentenció.

[adrotate banner=»19″]

La designación del nuevo vicerrector académico de la Universidad Simón Bolívar (USB), Luis Holder Pérez, es «una clara y flagrante violación a la autonomía universitaria», de acuerdo al comunicado publicado por la Fundación Arturo Uslar Pietri, que alzó la voz ante la «arbitraria imposición» del gobierno nacional, mediante el Consejo Nacional de Universidades (CNU).

Dicho nombramiento, anunciado por la cuenta en Twitter del Ministerio de Educación Universitaria, fue rechazado también por la Asociación de Profesores Universitarios, el Centro de Estudiantes de la USB y los representantes estudiantiles de la Federación de Centros Universitarios, al considerarla una decisión que «lesiona los intereses de la institución y afecta la vida académica» de esa casa de estudios.

«La Universidad Simón Bolívar no es un cuartel y, mucho menos, la seccional de un partido político. Al contrario, es considerada como la casa de estudios número uno y de mayor prestigio de nuestro país. Es por ello, que merece todo el respaldo, así como el respeto a su autonomía y prestigio e importancia, por parte de todas las instituciones del Estado y de todo el país

El comunicado condena que la especialización de Luis Holder Pérez no cuenta con el «prestigio requerido» y se basa en ciencias militares, por lo que «no cuenta con las credenciales para ocupar el cargo de vicerrector académico».

«Exigimos y hacemos un llamado respetuoso pero muy firme a las autoridades del Ministerio de Educación Universitaria y del gobierno nacional a que rectifiquen esta abusiva imposición, y a que respeten la autonomía universitaria de la Universidad Simón Bolívar, que le fuese otorgada el 18 de julio de 1995 bajo decreto presidencial por el entonces presidente Rafael Caldera», concluye la misiva.

[adrotate banner=»19″]

Después de la instalación de jornadas para la obtención de las tarjetas de la patria en los colegios, el presidente de la Fundación Arturo Uslar Pietri, Antonio Ecarri, declaró que en las escuelas venezolanas no hace falta el Plan de la Patria, lo que hace falta es comida, un plan de emergencia alimentario responsable.

“El carnet de la patria es otra falacia más, un instrumento inútil, ya basta de que los venezolanos estemos sometidos a chantajes políticos partidistas. El único carnet que estamos obligados a tener es la cédula de identidad”, puntualizó.

Según Ecarri este es un «nuevo mecanismo de control político que tiene un terrible tufo a guiso”.

“Hoy los salones de clases en Venezuela están vacíos por el hambre. Señores, esto es muy serio, estamos es empujando a nuestros muchachos al hampa. ¿Cuántos muchachos de cualquiera de estas famosas bandas delictivas que ahora  hacen vida en el estado Aragua deberían haber sido ingenieros, arquitectos, médicos, o importantes técnicos en software?, pero aquí tenemos 17 años hablando de un pueblo en armas”, cuestionó.

Reiteró que su lucha es para cambiar “el pueblo en armas” del Gobierno por país de ciudadanos a lápiz. “Aquí lo que los muchachos necesitan es un lápiz, el lápiz de la educación, el lápiz de la tecnología, de la innovación”, subrayó.

Insistió en que el Gobierno debe dejar de una vez por todas sus intenciones de hacer política en las aulas de clases, el también representante de la Unidad en Caracas sentenció que hoy es prioridad para el país un nuevo currículo que vaya en consonancia con un Plan Nacional de Desarrollo que permita al país adentrarse en el Siglo XXI.

El presidente de la Fundación Arturo Uslar Pietri, Antonio Ecarri, se pronunció este domingo sobre la suspensión de la Transformación Curricular en el Subsistema de Educación Media General, publicada en Gaceta Oficial el pasado 2 de diciembre de 2016, reiterando que, como lo venía denunciando, se trata de un “bodrio propagandístico cargado de improvisación que no representaba ninguna solución al caos que hoy impera en el sistema educativo venezolano”.

Nota de prensa 

En referencia a la suspensión de esta modificación del pensum de bachillerato, y que era de aplicación inmediata en la educación pública, Ecarri, reconoció que fue una decisión sensata producto de la presión de la sociedad civil, pero no dudó en alertar que no es suficiente. “Fue un verdadero triunfo. Es una vieja aspiración del chavismo que no han logrado materializar, pero debemos estar atentos porque lo seguirán intentando”.

En tal sentido, el dirigente opositor sentenció que el reconocimiento por parte de Jaua de que no se escuchó a docentes, gremios, ni universidades, es la demostración de cómo se toman todas las medidas en el Gobierno Nacional. “Frenar la reforma improvisada sin evaluar responsabilidades, ni señalar culpables, es como ponerle una curita al paciente que tiene cáncer con metástasis”, comparó.

“Ministro Elías Jaua, derogar la atrocidad que representaba fusionar las materias científicas y sustituirla por contenido propagandístico no es suficiente. Tenemos a los maestros peores pagados de Latinoamérica, recibiendo la miseria de $34 al mes; hay niños desmayándose por hambre en las escuelas, la infraestructura educativa está en el suelo. Abóquese a cumplir con su trabajo”, instó quien en las últimas semanas fue uno de los rostros más visible en la lucha para frenas la modificación curricular.

Ecarri, sobre la misma materia, insistió en la necesidad de replantearse el modelo educativo, en función de un nuevo Plan Nacional de Desarrollo, que sustituya al Plan de la Patria y responda a las necesidades del Siglo XXI. “¿Para qué y para quienes estamos educando?, nuestro sistema educativo no puede ser una simple fábrica de títulos, ni mucho menos de militantes de un partido político, necesariamente debemos apuntar a la ciencia y la tecnología como ejes transversales de la educación y dejar atrás, de una vez por todas, este sistema arcaico que hoy hace vida en nuestras aulas de clases”, reiteró.

Estudiantes con hambre, profesores mal pagados, infraestructura educativa en ruinas y un nuevo programa con contenidos ideologizantes es la situación de la Educación venezolana que el presidente de la Fundación Casa Arturo Uslar Pietri, Antonio Ecarri, denunció ante la 106º asamblea anual de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

Nota de prensa

“Hemos venido a sensibilizar a nuestros obispos sobre el caos que hoy impera en la educación venezolana. Hay hambre y miseria, escuelas en ruinas, profesores malpagados y que de paso desconocen las materias que deben dictar porque el Ministro de Educación anterior cambio todo el contenido de bachillerato de forma inconsulta”, manifestó Ecarri después de la reunión con Monseñor Mariano Parra, obispo de la Ciudad Guayana y presidente de la Comisión Episcopal de Educación de la CEV.

Ecarri, quien aprovechó la oportunidad para plantear su preocupación al máximo representante del clero venezolano, Monseñor Diego Padrón; así como al Cardenal Baltazar Porras; reiteró que todas las crisis que existen hoy en Venezuela: de industrias, de producción y de la moneda, son circunstanciales, mientras que lo que están haciendo con la educación  es una crisis a futuro.

“Se están llevando por delante a toda una generación de venezolanos y esto  tiene que dolerle a alguien”, agregó.

En este sentido, el dirigente social instó al recién designado titular de la cartera de Educación, Elías Jaua Milano, a derogar cuanto antes la reforma curricular. “Le exigimos que de una vez asuma el Ministerio de Educación, se ocupe de garantizar la alimentación de los niños de Venezuela y derogue cuanto antes este bodrio pirata propagandístico”, resaltó.

Ecarri enfatizó  la importancia de que padres y representantes, maestros y gremios de la educación cierren filas en contra de la reforma. “Bajándole la santamaria a la educación le abren las puertas a la universidad del hampa y del pranato, por eso reiteramos nuestro llamado a la conciencia nacional para mantenernos en protesta firme ante la pretensión de ideologizar a nuestros hijos”, subrayó.