Fiscales italianos interrogaron este viernes al primer ministro, Giuseppe Conte, sobre la gestión gubernamental durante la epidemia de coronavirus que causó más de 34.000 muertos en el país, en una investigación para evaluar las decisiones tomadas por la administración durante el mes de febrero al inicio del brote.

Lea también: #Mundo | Atentado en una mezquita de Kabul dejó 4 muertos

Conte prestó declaración ante magistrados de la fiscalía de la ciudad de Bérgamo durante tres horas en la sede del gobierno en Roma, el Palazzo Chigi.

La investigación abierta se centra en el retraso a la hora de declarar “zona roja” a los municipios de Nembro y Alzano Lombardo, en la provincia de Bérgamo, al inicio de la propagación de la epidemia.

Hasta la fecha el equipo de magistrado solamente escuchó las declaraciones de Conte “como persona informada de los hechos”, sin atribuirle por ahora algún delito.

Fuente: AFP

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, aseguró este domingo que los habitantes de su país pasarán las vacaciones fuera de la cuarentena luego que las últimas cifras fuesen “positivas”.

“Este verano no seguiremos en los balcones y la belleza de Italia no permanecerá en cuarentena. Podremos ir al mar, a las montañas y disfrutar de nuestras ciudades”, dijo a través de una entrevista.

Asimismo, aseguró que se mantendrá las medidas de precaución e higiene y que esperan más datos sobre la evolución de la pandemia para así dar fechas de la nueva normalidad. “Esperamos la evolución del marco epidemiológico para proporcionar indicaciones precisas sobre fechas y programación”, dijo.

El próximo 18 de mayo continuará las fases de desconfinamiento en otros rubros de la economía y el 1 de junio se abrirán restaurantes y bares.

Ante la expansión del coronavirus covid-19, que ya ha dejado 464 muertos en todo el país, el Gobierno de Italia anunció este lunes su decisión de limitar el movimiento de 60 millones de ciudadanos en su territorio.

Lea también: Bolsonaro será sometido a una nueva cirugía por herida en el abdomen

Las medidas restrictivas fueron tomadas para tratar de contener la enfermedad, que solo en una nación ha ocasionado más muertes que Italia: precisamente China, brote de la epidemia.

Las autoridades explicaron que las limitaciones tendrán excepciones “en casos de necesidad, por motivos laborales o de salud”, dijo el primer ministro, Giuseppe Conte.

Las escuelas se mantendrán cerradas, mientras que los recintos de comida deben cerrar al anochecer. Las restricciones comenzarán a regir este martes.