La Organización No Gubernamental (ONG) International Crisis Group (ICG) alertó en su último informe que los principales grupos armados en Venezuela, clasificados en guerrillas, colectivos, paramilitares y grupos criminales, estarían cada vez más concentrando poder del Estado y alejándolo de las instituciones que conforman a éste.

El informe fue presentado en la Conferencia de Seguridad de Múnich, Alemania. En el evento, el ICG advirtió que se debe seguir con atención la situación de Venezuela. “El poder se está escapando de las instituciones estatales y concentrando en manos de delincuentes, guerrilleros y otros actores no estatales”, relata el trabajo.

El trabajo fue dividido de la siguiente forma:

Guerrillas colombianas

Las guerrillas que operan en diferentes estados de Venezuela son trasplantes de Colombia e incursionaron en Venezuela mucho antes de la llegada de Hugo Chávez al poder, específica la ICG.

Lea también: Alfredo Ramos responsabilizó al régimen de Maduro por ataque a concentración de Guaidó en Lara

Sin embargo, resaltaron que el gobierno de Chávez (1999-2013) y luego Maduro (2013-2018), “toleraron” sus actividades y posteriormente apoyaron las políticas guerrilleras de extrema izquierda.

Debido a esto, las guerrillas no solo operan en la frontera colombo-venezolana, sino en diferentes partes de Venezuela, principalmente en el interior. “Operan en al menos 13 de los 24 estados”, señalaron.

Guerrillas colombianas del ELN. Esta alocución se presume fue realizada en Venezuela. Foto: AFP

Guerrillas colombianas del ELN. Esta alocución se presume fue realizada en Venezuela. Foto: AFP

Paramilitares

El informe no especifica el alcance de una posible presencia de grupos paramilitares en Venezuela, solo se hace eco de las denuncias realizadas por Nicolás Maduro y funcionarios de su régimen.

“El gobierno de Maduro ha puesto gran énfasis en el papel desempeñado por las unidades paramilitares colombianas de derecha en su país, y ha dicho que hay cinco grupos que participan en diversas actividades ilegales que son toleradas por las fuerzas armadas colombianas a lo largo de la frontera”, dice el informe.

En el trabajo también se hizo mención a la defensa del presidente encargado de la República ante las denuncias de Maduro: “Afirmó que no conocía la identidad de los paramilitares, y dijo que muchas personas se tomaron fotos con él ese día”.

Recomendado: A 31 años de “El Caracazo”: Conoce lo que sucedió aquel 27 de febrero de 1989

Grupos paramilitares son señalados de estar en Venezuela

Grupos paramilitares son señalados de estar en Venezuela

Colectivos o grupos irregulares chavistas

Los colectivos o grupos irregulares chavistas son definidos como “asociaciones civiles que en algunos casos funcionan como ‘parapoliciales’ y han ganado importancia a medida que el conflicto político venezolano se ha intensificado”.

“No sólo han ido ganando poder, sino que se han venido alineando con los objetivos del régimen (…) tanto el 23 de febrero de 2019, cuando los opositores a Maduro intentaron forzar la entrada de ayuda humanitaria a Venezuela desde Colombia y Brasil, como durante el fallido levantamiento cívico-militar de la oposición el 30 de abril, los colectivos jugaron un papel protagónico en los enfrentamientos callejeros”, dicen.

Las investigaciones de campo realizadas por la ICG explican que el discurso principal y objetivos de los colectivos ha ido cambiando conforme pasan los años.

  • De 2013 a 2018 gozaban de relativa autonomía y luchaban por establecer un “Estado comunal”, propuesto por el fallecido Hugo Chávez.
  • En 2015, ya con Maduro en el poder, su objetivo primordial era la distribución de alimentos y productos básicos a comunidades en alianza con el Estado. Consideraban al sector privado su principal enemigo por “especular”.
  • Desde el 2018, muchos de estos ya cuentan con cargos en el Estado venezolano, la mayoría con cargos de guardaespaldas de funcionarios de Gobierno. Su discurso se baja en “lucha contra el imperialismo”.

El informe concluyó que los colectivos no son necesariamente “receptores pasivos de órdenes” del régimen, sino que tienen diferentes facciones que no siempre coinciden en cuanto intereses.

Grupos colectivos en marchas a favor del régimen de Maduro

Grupos colectivos en marchas a favor del régimen de Maduro

Lea también: Solicitantes de asilo en EEUU que están en México podrían tener una esperanza

Grupos criminales

Estos tienen diferentes tamaños, estructuras y procedencias, sin embargo se dedican a las mismas actividades delictivas: robo, secuestro, fraude, chantaje, sicariato, comercio ilegal de armas y drogas, además de la trata de personas.

Citó un informe de la policía que advierte que en el país operan más de 100 grupos criminales venezolanos. Estos se dividen en:

  • Pranes (jefes criminales en el sistema penitenciario venezolano)
  • Megabandas
  • Sindicatos

Sobre los pranes, el informe apuntó como causa las políticas penitenciarias “mal diseñadas” durante los gobiernos de Chávez y Maduro.

Dichas políticas toleran el hacinamiento y los acuerdos informales entre reclusos de los centros penitenciarios, por lo que los líderes de estos grupos o “pranes” han alcanzado un “poder excepcional”.

“Son organizaciones jerárquicas relativamente nuevas para la escena criminal venezolana (…) se dedican al tráfico de drogas, la extorsión y al secuestro en todo el país, y cuentan con gran influencia en su propio territorio”, puntualiza el informe sobre este punto.

Grupos criminales se han adueñado de algunas cárceles en Venezuela

Grupos criminales se han adueñado de algunas cárceles en Venezuela

Grupos civiles armados vinculados con el régimen de Nicolás Maduro arremetieron contra la caravana de diputados que se trasladaban hacia la Asamblea Nacional, ubicada en el centro de Caracas, Venezuela.

Le puede interesar: Guaidó rechazó militarización de la Asamblea Nacional

Este miércoles, los diputado fueron agredidos mientras se dirigían al Palacio Federal Legislativo con el fin de llevar a cabo la sesión ordinaria pautada para este 15 de enero. Durante la caravana se encontraban el diputado, Carlos Prosperi, el segundo vicepresidente de la AN, Carlos Berrizbeitia, el secretario de la AN, Angelo Palmieri y la parlamentaria, Delsa Solórzano.

 

 

Por la actuación de grupos ilegales en la frontera colombo-venezolana, se contabilizan 32 personas asesinadas en los pasos ilegales o “trochas”. La Organización No Gubernamental (ONG), Fundaredes denunció que ante este hecho existe un “silencio cómplice” por parte de los organismos de seguridad del Estado.

Javier Tarazona, director general de FundaRedes alertó que todos estos hechos violentos han sido consecuencia del cierre de la frontera entre Venezuela y Colombia decretado por la administración de Nicolás Maduro el pasado mes de febrero. “A partir de esa fecha se ha observado el incremento de la actuación de grupos armados irregulares que se disputan el control de los pasos ilegales, situación que ha desatado una escalada de violencia convirtiendo en teatro de operaciones de guerra a las localidades fronterizas”, aseguró.

Lea también: Tarek William Saab desmintió la detención de Neutro Shorty

Tarazona señaló que un “indicador y efecto del control” de los cruces ilegales por los grupos armados irregulares son los homicidios perpetrados en esas zonas. “Nuestra red de defensores de FundaRedes ha adelantado diversas investigaciones sobre el tema y ha presentado denuncias sobre la actuación de estos grupos armados irregulares en la frontera”.

La diputada a la Asamblea Nacional (AN), Karim Vera, informó sobre la presencia de grupos irregulares como la “guerrilla, paramilitares y colectivos” quienes se concentran en el terminal de pasajeros para cobrar “peaje” a los ciudadanos de ese estado fronterizo.

Asimismo, acusó a la Guardia Nacional (GN) de permitir este tipo de situaciones irregulares al darles autorización de crear un centro de operaciones. Además, culpó a los funcionarios de no tener el control correspondiente para la seguridad de los tachirenses en vista que está siendo violentada por estas personas.

En el informe “Noches de terror: Ataques y allanamientos ilegales a viviendas en Venezuela” presentado por Amnistía Internacional (AI), el mismo señala que los allanamientos de hogares y el ataque de zonas residenciales por las fuerzas de seguridad del Gobierno venezolano, son otro mecanismo de represión por parte de las autoridades estadales.

AI, viajó a Miranda, Carabobo, Lara y Distrito Capital (Caracas), y recopiló datos de entidades civiles locales de las edificaciones allanadas por parte de agentes del Estado, sin ninguna orden emitida por un tribunal, tal y como lo estipula las leyes de Venezuela.

“No tenemos registros precisos, pero sabemos que hay reportes y denuncias de por lo menos 47 allanamientos ilegales en 11 estados”, manifestó la vocera de AI.

Otro punto que destaca la investigación de AI, es que existe “evidencia de que, inmediatamente después de las manifestaciones, los cuerpos de seguridad del Estado se dirigían hacia el interior de los edificios y zonas residenciales”, además de las detenciones de personas que protegían a parte de los manifestantes en sus casas.

Las entrevistas también señalan que durante estas prácticas, se empleó el uso de bombas lacrimógenas, armas de fuego, robo de objetos personales, daños a la propiedad privada.

El informe concluye con la petición al Estado venezolano, del cese de estas prácticas de amedrentamiento a la propiedad privada y el empleo del uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes de seguridad, a su vez solicita la investigación de forma parcial y en tribunales civiles a los a los funcionarios y grupos ligados al gobierno que efectuaron estas prácticas de represión.

 

Información ElNuevoHerald