En los últimos años las «inversiones verdes» han ganado terreno, en la medida que los avances tecnológicos rebajan sus costos de producción y cada vez hay más empresarios interesados en apostar por ellas.

Te puede interesar: #Economía | China: ¿En qué consiste la «doble circulación» y qué significa para el mundo? 

¿A qué se debe y por qué?

Las inversiones «verdes» o también conocidas como inversiones sostenibles, están presentes desde la década de los 90 y, en los últimos años se ha convertido en un movimiento que mueve masas. Esto, ha llevado a las grandes multinacionales a dedicar grandes esfuerzos a la lucha contra la contaminación, ya sea a través de fondos sociales o bien incorporando un área específica dentro de su negocio.

Incluso este año, organizaciones de inversores han levantado la voz para presionar a las grandes compañías y «desclasifiquen» en sus balances financieros los riesgos que el cambio climático provoca en sus activos u operaciones.

Amit Bouri, cofundador y director ejecutivo de la organización internacional Global Impact Investing Network (GIIN), explicó a BBC que las inversiones medioambientales están creciendo en sectores tan distintos como las energías renovables, la comida, la agricultura sustentable o la silvicultura.

«Los inversores han despertado», dijo explicando que para conseguir una buena rentabilidad en el largo plazo, las empresas tienen que abordar la crisis climática.

«Si estás invirtiendo en un mundo deteriorado, tus ganancias van a caer».

Por su parte, Kirsten Spalding, directora senior de una red en la que participan 175 inversores institucionales para el riesgo climático y sostenibilidad, llamada Ceres Investor Network, indicó BBC que existe un «riesgo para el crecimiento económico y la creación de valor en el largo plazo».

 

Energías renovables frente a un gigante petrolero

En el mes de octubre, la mayor empresa de energía renovable en EEUU, NextEra Energy, sobrepasó en valoración de mercado a la gigante de petróleo y gas que cotiza en bolsa, Exxon Mobil, marcando un hito que, según expertos, refleja la tendencia hacia las inversiones menos contaminantes.

La Administración de Información Energética de EE.UU. (EIA, por sus siglas en inglés), estima que las energías renovables serán la fuente de energía más utilizada en el mundo en 2050.

 

Algunas de las razones que explican este fenómeno son:

 

– Alta volatilidad de los combustibles fósiles.

-Riesgos asociados a las condiciones climáticas.

– Atractivas oportunidades en el sector de las energías renovables.

– Baja en los costos de estas energías y mejoras tecnológicas en su desarrollo y almacenamiento.

– Presiones reguladoras sobre los combustibles fósiles.

– Mayor eficiencia en los modelos comerciales verdes.

– Cambio en la conducta y la demanda de los consumidores.

 

Greenwash: Un estrategia engañosa

 

La jefa de Clima de la organización londinense ShareAction que promueve «inversiones responsables», considera también en que existe un «enorme crecimiento de las inversiones con foco medioambiental», advirtiendo que el problema se presenta cuando muchas empresas firman compromisos y se fijan metas para disminuir sus emisiones contaminantes en un futuro lejano.

«Ese tipo de compromisos suelen carecer de credibilidad al omitir objetivos a corto y mediano plazo», explicó agregando que existe una desconexión entre lo que algunas empresas dicen y lo que hacen.

Los especialistas en la materia indicaron a BBC que si no se trata de una meta «clara, precisa, fácil de medir y cercana al tiempo», es probable que en algunos casos las empresa solo buscan hacer lo que se conoce como «greenwash» (un discurso medioambiental para limpiar su imagen corporativa).

Del mismo modo ocurre con los bancos, que declaran sus intenciones ambientales pero entregan miles de millones de dólares a compañías que operan con recursos extra contaminantes.

Todo apunta a que si esos proyectos catalogados como altamente contaminantes, siguen siendo financiados, tardara mas décadas el giro hacia una economía limpia. Sin embargo, los investigadores aseguran que las inversiones verdes continuarán creciendo a nivel global, considerando esto como una «transición» para el planeta Tierra.

El director técnico del Liverpool, Jürgen Klopp, criticó la fuerte inversión en fichajes que realizó el Chelsea y el Manchester City de cara a la venidera temporada 2021.

Lea también: #Deportes | Ferrari lucirá colores retro en el GP de la Toscana

«Vivimos en un mundo en este momento con mucha incertidumbre», aseguró el entrenador en una entrevista a la BBC.

La critica del exentrenador del Dortmund llega después de que el Chelsea haya invertido más de 250 millones de euros en: Timo Werner, Kai Havertz, Ben Chilwell y Hakin Ziyech

Por su parte, el City se acerca a los 70 millones de euros, tras confirmar la llegada de Nathan Ake y Ferran Torres.

EFE.- Las inversiones extranjeras directas en Latinoamérica y el Caribe cayeron un 19 por ciento el año pasado, con las reducciones más significativas registradas en Brasil y en Chile, según un análisis publicado hoy por la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

A esa situación han contribuido, por un lado, la recesión económica que se siente en la región y, por otro, los bajos precios de las materias primas, que representan sus principales exportaciones y que sólo últimamente se han empezado a recuperar relativamente.

«Estos han sido los factores que más han pesado en el declive de las inversiones extranjeras directas» en el conjunto de países latinoamericanos, dijo en una rueda de prensa el director de la División de Inversiones y Empresas de la UNCTAD, James Zhan.

Los países más afectados han sido Brasil, donde de 65.000 millones de dólares de inversiones extranjeras directas en 2015 se pasó a 50.000 millones el año pasado, mientras que en Chile se redujeron de 16.000 a 11.000 millones de dólares.

Las inversiones dirigidas a México se contrajeron pasando de 33.000 millones de dólares a 26.000 millones de un año a otro.

Esta tendencia se produjo pese a una mejor evolución económica en ese país latinoamericano, destaca la UNCTAD.

Sobre la posibilidad de que las políticas avanzadas por la nueva Administración en Estados Unidos para retener las inversiones dentro del país e incitar a las multinacionales a repatriar sus ganancias tengan un efecto negativo en los flujos de inversiones hacia Latinoamérica, Zhan descartó en gran medida este riesgo.

«Si lo analizamos, una gran parte de inversiones extranjeras directas en Latinoamérica proviene ahora de Europa y Asia, incluyendo de China, por lo cual una eventual reducción de los flujos provenientes de Estados Unidos no le afectaría excesivamente», analizó.

Lo que sí tendría un impacto perjudicial, agregó, sería que las compañías multinacionales europeas o asiáticas no se encontrasen en buenas condiciones: «eso sí podría afectar a las inversiones (en Latinoamérica)».

A nivel mundial, las inversiones extranjeras directas cayeron un 13 por ciento en 2016 (hasta 1,52 billones de dólares), pero la proyección es que se recuperen en torno al 10 por ciento este año, lo que dependerá de cómo se reflejen en la realidad las fuertes incertidumbres en el terreno político y económico.

Ello sucede en un contexto de debilidad persistente de la economía global y del comercio internacional, así como de crecientes temores sobre eventuales políticas económicas que pueden desalentar las inversiones extranjeras a corto plazo.

«Las actividades de inversiones siguen siendo muy dinámicas, pero también volátiles. Si vemos los flujos de inversiones a los distintos países vemos oscilaciones tremendas», señaló Zhan a los periodistas.

Sin embargo, la verdadera atención de los especialistas está volcada en las incertidumbres que afectan el ánimo de los inversores y que Zhan identificó en las medidas que pueda adoptar el nuevo Gobierno de Estados Unidos y el resultado de las negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Las citas electorales previstas este año en la Unión Europea, concretamente en Alemania, Francia y Holanda, se agregan a las dudas que se vivirán en los próximos meses.

Los riesgos geopolíticos también representan un gran signo de interrogación en el mundo de los negocios, particularmente en torno al contencioso territorial en el mar de China Meridional y a los conflictos armados en Oriente Medio.

«Hay que tener en mente que cualquier cosa puede suceder y que las personas que deciden las políticas pueden afectar realmente los flujos mundiales y regionales de inversiones», concluyó el experto.EFE

(EFE).- La 34ª Feria Internacional de La Habana (Fihav 2016), la mayor bolsa comercial del Caribe, abre este lunes con la presencia de empresarios y delegaciones oficiales de unos 75 países, enfocada en atraer inversión foránea vital para la isla, para lo que presentará una nueva versión de su cartera de negocios.

La tercera actualización de esta cartera es la «más amplia en número de proyectos y en el capital foráneo que se necesita atraer», aseguró recientemente el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca.

Este nuevo portafolio agrega otras propuestas e incluye todos los sectores que la isla prioriza en sus esfuerzos por atraer socios extranjeros, entre ellos los del turismo, petróleo y agroalimentario.

Prevista hasta el próximo 4 de noviembre, Fihav 2016 será la mayor de estas ferias en cuanto a área expositiva, que se extenderá por 18.400 metros cuadrados, unos 2.000 más que la edición pasada, con la presencia de más de 4.500 expositores de todo el mundo.

En su sede tradicional del recinto ferial Expocuba, en el oeste de la capital cubana, la mayor cita comercial del país caribeño promoverá y agilizará los contactos entre hombres de negocios con la celebración -los próximos 1 y 2 de noviembre- del primer foro empresarial con este fin.

Este espacio está diseñado específicamente para facilitar las gestiones y la búsqueda de información de los hombres de negocios con interés en la isla.

España, una de las naciones más representadas en estas ferias, llegará a esta edición con 155 empresas, de las que 41 arribarán a la cita por primera vez, adelantó a Efe el embajador español en La Habana, Juan Francisco Montalbán.

Montalbán indicó que esto es una muestra del interés siempre creciente de los empresarios españoles en el mercado cubano y la buena relación económica bilateral.

El consejero delegado de España Exportación e Inversiones (ICEX), Francisco Javier Garzón, será quien encabece la amplia delegación española a la Fihav 2016.

Dentro del programa de la feria también se iniciará la construcción de dos de las fábricas ya autorizadas para instalarse en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM), principal proyecto de la isla para atraer capital extranjero con condiciones ventajosas para la instalación de empresas extranjeras.

El día 1 de noviembre se colocará en ese centro empresarial la primera piedra de la empresa mixta cubano-brasileña Brascuba, para la producción de cigarrillos elaborados con tabaco cubano.

Además, el 4 de noviembre tendrá lugar el acto de colocación de la primera piedra de la fábrica de productos de higiene personal de la empresa mixta formada por la holandesa Unilever y la cubana Suchel, con una inversión superior a los 35 millones de dólares.

La inversión foránea es uno de los pilares de las reformas económicas con las que el presidente cubano, Raúl Castro, busca desde 2011 «actualizar» el modelo socialista del país, para lo que se requiere una inyección del exterior de unos 2.500 dólares anuales.

La nueva Ley de Inversión Extranjera, aprobada en marzo de 2014, y la ZEDM -donde de momento solo se conocen una decena de proyectos aprobados- son las dos iniciativas estrella de la isla para atraer capital foráneo, aunque sus resultados aún no han tenido el impacto esperado.

Cuba promueve actualmente una cartera de oportunidades de negocios que incluye 326 proyectos que sumarían unos 8.700 millones de dólares distribuidos en 12 áreas económicas, en las que destacan los sectores del turismo, petróleo y agroalimentario.

El año anterior, la Feria de La Habana estuvo marcada por la expectativa surgida ante el restablecimiento, en julio de 2015, de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, y contó por primera vez con una presencia sustancial de empresas de ese país.EFE

EFE.- El ministro de Comercio Exterior e Inversiones de Venezuela, Jesús Faría, informó hoy que las inversiones extranjeras, durante los últimos meses, en el país caribeño «suman» 12.000 millones de dólares, en materia gasífera, petrolera y minera.

Las inversiones vienen de países como China, Canadá, Sudáfrica y Rusia dijo el ministro en una entrevista concedida al diario El Universal, donde también señaló que esto se ha logrado pese al «impacto negativo comunicacional».