Un avión de bandera iraní, sancionado por autoridades de los Estados Unidos, aterrizó en Venezuela este martes, denunció el diputado José Manuel Olivares, y así lo indican los datos de seguimiento de vuelos.

Olivares detalló que la aeronave aterrizó en un área remota del aeropuerto internacional Simón Bolívar, en la ciudad costera de Maiquetía -en el estado Vargas- y cerca de Caracas.

Le puede interesar: Julio Borges: «Maduro ha transformado la justicia en su brazo político»

«Las cajas fueron directamente a contenedores bien custodiados en la ciudad capital (…) ¿Si no hay nada que ocultar, por qué no lo anunciaron?», expresó el legislador a medios de comunicación vía telemática.

Los datos del sitio web de seguimiento de vuelos Flightradar24 mostraron que el avión descendía hacia Caracas alrededor de las 16.00 hora local (2000 GMT), horas después de despegar de Teherán. El avión hizo escalas en Túnez y Cabo Verde antes de volar a Venezuela, según muestran los datos.

Lea también: #AlDíaConSergio | Vanessa Neumann: «Irán está en Venezuela para evadir sus sanciones» (+Video)

El avión, con siglas EPFAB fue sancionado, el pasado 2019, por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, acusado de cumplir el rol de logística de la Guardia Armada de la Revolución Islámica de Irán.

El enviado especial de la Casa Blanca para Irán y Venezuela, Elliott Abrams, advirtió este lunes que Estados Unidos no “tolerará ni permitirá el envío de misiles de largo alcance” del país árabe a territorio venezolano.

Lea también: #Mundo | Nuevas restricciones provocaron protestas violentas en Italia

Durante una entrevista para Fox News, el funcionario resaltó que la administración del presidente Donald Trump ““hará todos los esfuerzos” para evitar la llegada de este tipo de armamento a la nación caribeña.

“Irán ha anunciado su intención de realizar ventas de armas y Venezuela es un objetivo claro dado que estos dos regímenes aislados del mundo ya tienen una relación (…) Venezuela paga con oro los envíos de gasolina de Irán, y hay presencia iraní en el país. La economía de Venezuela ha colapsado, por lo que cada lingote de oro que va a Irán representa decenas de miles de dólares que el pueblo venezolano necesita para obtener alimentos y medicinas”, agregó Abrams.

El abogado Sarosh Zaiwalla sería parte de la defensa contratada por la administración de Nicolás Maduro en la disputa por el oro, del Estado venezolano, que se encuentra en el Banco de Inglaterra.

Lea también: Conozca los últimos cambios en el gabinete de Maduro

El comisionado del Gobierno (E) para las Relaciones Exteriores, Julio Borges, señaló que el jurisconsulto ha defendido los intereses de empresarios de Irán, en disputas por sanciones internacionales.

Le puede interesar: Diario ABC aseguró que Leopoldo López ingresó a España con identidad falsa

«También ha sido defensor de Rusia y llegó a ser asesor del régimen de Sadam Huseín«, expresó el también diputado a la Asamblea Nacional (AN), a través de la red social Twitter.

Borges calificó de «oscuros intereses» la contratación de Zaiwalla, por recomendación del régimen iraní, el cual «viene tomando una influencia desproporcional en el caso venezolano«.

Abogado

Dimitri Peskov, portavoz del Gobierno de Rusia, negó, este jueves, que su país pretenda interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el próximo 3 de noviembre.

Lea también: #Mundo | Francia superó los 40.000 contagios diarios de Covid-19

«Las acusaciones contra Rusia están llegando todos los días, todas son absolutamente infundadas, no se basan de nada. Más bien es un tributo a los procesos políticos internos asociados con las próximas elecciones» , sostuvo Peskov en una rueda de prensa.

El director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, John Ratcliffe, alertó, este miércoles, que Irán y Rusia tienen información de votantes estadounidenses y que están tratando de interferir en los comicios.

Irán se encuentra en una situación bastante preocupante tras una tercera oleada del coronavirus Covid-19 y una situación económica afectada por las sanciones aplicada por la administración de Estados Unidos, lo que ha generado que la población se encuentre en un clima bastante crítico.

Lea también: #Mundo | Ejército de Azerbaiyán avanza en la recuperación de posiciones en Nagorno Karabaj

Sin embargo, cada vez falta menos para que finalice el mandato del clérigo Hasán Rohani, debido al proceso electoral que se llevará a cabo el próximo año, lo que ha despertado el cuestionamiento de quién será la persona encargada de sustituirlo, motivado a que la Ley del país prohíbe más de dos mandatos seguidos.

Uno de los nombres que surgió recientemente y ha tomado mucha fuerza es el de Marzieh Vahid Dastjerdi, conocida por ser la primera mujer que dirigió un Ministerio en la historia de la república islámica, siendo además la primera candidata femenina desde 1979.

Ahmadinejad dismisses Iran's only female minister for criticizing policy -  Haaretz Com - Haaretz.com

Esta es la segunda vez en su carrera política que es mencionada como posible candidata, teniendo su primera vez entre los postulantes en el año 2017, aunque finalmente no inscribió su nombre a la contienda.

La posibilidad de Marzieh Vahid Dastjerdi aumentó luego que portavoz del Consejo de Guardianes, Abbasali Kadkhodaei, informara que no existe ninguna ley en la Constitución iraní que impida que una mujer esté en el puesto de primera mandataria y que antes no se había hecho por “normas culturales”.

مرضیه وحید دستجردی: قصد شرکت در انتخابات را ندارم | اعتمادآنلاین

“Esta vez puede tener una oportunidad ya que el Consejo de Guardianes podría aprobar su candidatura para intentar enviar un mensaje tipo ‘somos tan demócratas que permitimos presentarse hasta a una mujer’ y así introducir un nuevo elemento en una escena agotada. Esto puede abrir un camino inédito en la política nacional”, detallaron fuentes cercanas a Teherán.

Vahid Dastjerdi ejerció como Ministra de Sanidad durante la presidencia de Mahmud Ahmadineyad, además de haber sido miembro del Parlamento de Irán.

La República islámica de Irán nombra a su primera ministra

El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, indicó, este martes, que su país pretende profundizar sus acuerdos militares con Irán.

Rusia cooperará militarmente con la República Islámica a partir del 18 de octubre. Ese día expirará el embargo impuesto por la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que prohíbe la venta de armas a Teherán.

Lea también: #Mundo | NASA reveló costo del alunizaje previsto para 2024

A pesar de las amenazas de sanciones hechas por el gobierno de Donald Trump, Riabkov indicó, a la agencia Interfax, que «se abren nuevas perspectivas para nosotros para cooperar con Irán de manera militar».

«De qué volumen hablamos o en qué dirección se desarrollará esta cooperación, aún está por verse; pero no dependerá, en ningún caso, de las acciones ilegales de Estados Unidos, que quiere intimidar al mundo entero», agregó el funcionario del Kremlin.

El embajador de Venezuela en Estados Unidos, Carlos Vecchio, aseguró que las sanciones emitidas por la administración Trump, contra el gobierno en disputa de Nicolás Maduro, atacan el «terrorismo» en la región.

A través de un comunicado, el diplomático explicó que «las vinculaciones de Maduro con países que patrocinan el terrorismo» han ocasionado una reacción por parte de Washington.

Le puede interesar: EEUU sancionó a Maduro y al Ministerio de Defensa iraní

«Desde el Gobierno Interino reiteramos nuestro llamado a la comunidad internacional (…) a actuar decidida y cohesionadamente para detener dicha amenaza», expresó Vecchio en la misiva.

Este lunes, el Ejecutivo estadounidense aplicó sanciones a la administración de Maduro por violar el embargo de la ONU, que impedía recibir o enviar armas a la República Islámica de Irán.

Desde 2015, Washington ha implementado diferentes sanciones contra Nicolás Maduro y funcionarios de su administración.

Esas sanciones implican restricciones de visados, prohibiciones para entrar o permanecer en territorio estadounidense, confiscación de activos y suspensión de cuentas abiertas en bancos dentro de Estados Unidos.

Todas esas sanciones tienen como objetivo asfixiar y conseguir el quiebre del gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

El gobierno de Estados Unidos anunció, este lunes, la implementación de nuevas sanciones contra la administración de Nicolás Maduro, el Ministerio de Defensa de Irán y otras 27 instituciones relacionadas con el programa nuclear iraní.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, explicó que, bajo el amparo de la Organización de Naciones Unidas (ONU), su Gobierno seguirá combatiendo las «amenazas nucleares iraníes, así como la proliferación de misiles y armas convencionales».

Le puede interesar: Esta es la «estrategia» sueca para registrar pocos contagios por Covid-19

El gobierno en disputa de Maduro fue incluido en la lista por «haber participado o intentado participar en actividades que contribuyen (…) [al] suministro, venta, transferencia directa o indirecta [de armas] hacia y desde Irán».

Lea también: Tribunal británico analizará demanda de Maduro por oro venezolano

Con tal práctica, la administración de Nicolás Maduro violó, durante unos dos años, el embargo de armas establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en contra de la República Islámica.

«No importa quién eres, si violas el embargo de armas de la ONU serás sancionado», manifestó Pompeo durante una aparición ante la prensa.

La acción contra Maduro y contra Teherán será ejecutada, en conjunto, por los departamentos de Estado, del Tesoro y de Comercio.

Desde 2015, Washington ha implementado diferentes sanciones contra Nicolás Maduro y funcionarios de su administración.

Esas sanciones implican restricciones de visados, prohibiciones para entrar o permanecer en territorio estadounidense, confiscación de activos y suspensión de cuentas abiertas en bancos dentro de Estados Unidos.

Todas esas sanciones tienen como objetivo asfixiar y conseguir el quiebre del gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

El jefe de la Guardia Revolucionaria de Irán, Hossein Salami, amenazó este sábado con perseguir a todos los que participaron en el asesinato con drones del general Qassem Soleimani, quien fue tildado de terrorista por parte de Estados Unidos.

Lea también: #Mundo | FARC admitió ingresar a niños soldados a sus filas durante conflicto armado

A más de ocho meses de su muerte, el líder paramilitar iraní se refirió a Donald Trump y dijo que la venganza por este hecho será «obvia, seria y real».

Washington respondió este semana que cualquier intento iraní de vengar la muerte de Soleimani, provocará un golpe «mil veces más fuerte» de regreso, según dijo el propio Trump.

Estas declaraciones fueron una advertencia luego de que la Casa Blanca recibiera un reporte sobre un posible ataque de Irán a la embajadora norteamericana en Sudáfrica, hipótesis que fue descartada por Salami.

«Golpearemos a los que tuvieron roles directos e indirectos. Deben saber que todos los que tuvieron algo que ver en el evento serán atacados y este es un mensaje serio», insistió el jefe revolucionario, quien desestimó la importancia de la diplomática Lana Marks.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, dijo, la noche de este lunes, que Irán podría estar planeando una arremetida contra el personal diplomático estadounidense.

En dos tuits, Trump aseguró que «según informaciones de prensa», la nación persa estaría planificando «un asesinato u otro ataque», como represalia por la muerte del general iraní, Qasem Soleimaní.

Lea también: #EEUU | Trump visitó California ante fuertes incendios

El jefe de Estado basó sus acusaciones en una información publicada por la revista «Político». En ella se citan fuentes de inteligencia que indican que Teherán pretende asesinar a Lana Marks, embajadora de Estados Unidos en Suráfrica.

«¡Cualquier ataque de Irán, en cualquier forma, contra los Estados Unidos, tendrá como consecuencia un ataque a Irán que será 1.000 veces mayor en magnitud!», afirmó el mandatario.

El asesinato del general Soleimaní, principal líder del Ejercito de Irán, disparó las tensiones entre Washington y Teherán a principios de este año.

En julio, el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Alí Shamjaní, advirtió que a Estados Unidos le espera una venganza más dura, por haber matado a ese oficial.