Para la mañana de este viernes, las llamas del doble incendio desatado en el puerto de Beirut, en Líbano, se encontraban prácticamente controladas.

«El gran fuego está extinguido», dijo, a periodistas, Ali Najm, jefe de información de la Brigada de Bomberos de la capital libanesa.

De acuerdo con reportes preliminares, la llamas, que consumieron dos almacenes del puerto, fueron provocadas por las chispas de una sierra eléctrica, utilizada por trabajadores.

Lea también: #Mundo | Colombia: manifestaciones contra la brutalidad policial dejan 10 muertos y más de 400 lesionados

Uno de esos depósitos contenía llantas de vehículos y lubricantes para motor. El otro alimentos y litros de aceite comestible pertenecientes al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Por ese motivo, el organismo advirtió que sus «operaciones humanitarias» tanto en Líbano como en Siria podrían «verse muy afectadas».

A propósito del incidente, que revivió el horror de las dos explosiones ocurridas en el puerto de Beirut durante el mes de agosto, las autoridades libanesas anunciaron una investigación «inmediata».

En un pronunciamiento realizado por Twitter, el primer ministro, Mustafá Adib, aseguró que no había excusa que justificara el doble incendio. «La rendición de cuentas es un requisito para que estos eventos dolorosos no se vuelvan a repetir», escribió el jefe de Gobierno.

Cumplidas cinco semanas de la doble explosión que destruyó al puerto de Beirut, en Líbano, un nuevo incidente estremeció a la capital de la nación árabe.

Lea también: #Mundo | WWF: El mundo perdió alrededor del 70% de la fauna salvaje desde 1970

Este jueves, un almacén de llantas y motores para vehículos, ubicado en la misma terminal portuaria, se convirtió en el epicentro de un incendio, que hizo recordar el horror provocado por las deflagraciones del pasado 4 de agosto.

Espesas nubes de humo negro se levantaron sobre el lugar del incidente. Equipos de bombero acudieron al lugar para sofocar las llamas.

Las causas de este nuevo siniestro aún son desconocidas.

Los servicios de rescate finalizaron, este domingo, las operaciones de rescate en los escombros de un edificio derrumbado en Beirut, Líbano, luego de la explosión del 4 de agosto.

Un equipo de socorristas chilenos, que ayuda en las tareas de rescate en la capital libanesa, aseguró haber detectado, el miércoles, latidos cardíacos débiles bajo los restos de un edificio gracias a un perro rastreador y escáneres térmicos.

Lea también: #Mundo | Silvio Berlusconi, ingresado por coronavirus y en «fase delicada«

Sin embargo, la esperanza de encontrar a alguien fue disipandose conforme pasaron los días. El director de las operaciones de la Defensa Civil libanesa, George Abou Moussa, aseguró a AFP que «no hay nada más (…) No había ni vivos ni muertos».

La trágica explosión en el puerto de la capital libanesa que destruyó vecindarios enteros y dejó al menos 191 muertos y más de 6.500 heridos, según cifras oficiales.

El embajador Mustafá Adib se convirtió, este lunes, en el nuevo jefe de Gobierno de Líbano. El diplomático fue designado por el presidente libanés, Michel Aoun, y ratificado por el Parlamento del país.

Desde 2013, Adib se desempeñó como el encargado de la legación diplomática de Líbano en Alemania.

La designación de Mustafá Adib se produjo tres semanas después de la renuncia en bloque del Gobierno conformado por Hasan Diab.

Le puede interesar: #Mundo | Incendio en Huelva, España, afectó más de 10.000 hectáreas

Esa dimisión fue provocada por el doble estallido que destruyó el puerto de Beirut y que dejó cerca de 200 muertos y más de 7.000 heridos.

El nuevo gobernante se dirigió a la prensa luego del anuncio del presidente Aoun y afirmó que tiene poco tiempo para construir un gabinete que le permita implementar las reformas requeridas para iniciar diálogos con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Hasan Nasralá, secretario general del partido chií libanés Hizbulá, aseguró estar “abierto” a discutir un nuevo pacto político en Líbano.

Lea también: #Mundo | UE aplaudió la casa por cárcel otorgada a Juan Requesens

Nasralá formuló su afirmación, luego de que Francia propusiera la conformación de un nuevo Gobierno en en la nación árabe.

«Estamos abiertos a cualquier discusión constructiva sobre el tema, pero con la condición de que esta sea la voluntad de todos los partidos libaneses», expresó el líder, durante su discurso en la festividad de Ashura.

El Gobierno libanés quedó acéfalo el pasado 10 de agosto, tras la renuncia, en bloque, de la administración que era encabezada por el primer ministro Hassan Diab.

Esa dimisión fue forzada por la doble explosión que destruyó el puerto de Beirut y que dejó 220 muertos y 7.000 heridos.

Hamad Hassan, ministro de Salud del Gobierno provisional de Líbano, decretó, este lunes, «un estado de alerta general» durante dos semanas, debido a un pico en los contagios de Covid-19.

Lea también: #Mundo | UE debatirá sobre Bielorrusia este miércoles

Mediante la emisora «La Voz del Líbano», Hassan catalogó la medida de cierre del país como una «valiente decisión».

La nación árabe registró, este domingo, 439 nuevos casos de coronavirus, en las últimas 24 horas.

La Oficina Federal de Investigación (FBI) anunció este jueves que se unirá a la investigación para determinar las causas de la tragedia ocurrida en el puerto de Beirut el pasado 4 de agosto, que dejó más de 170 muertos luego de una explosión.

Lea también: #EEUU | Craig Faller: “La influencia rusa es la fuerza que ha mantenido a Maduro en el poder”

La participación de la más importante agencia investigativa de Estados Unidos se da por invitación del Líbano, que ha abierto un procedimiento local e internacional que busca conocer los detalles de lo sucedido.

El estallido de casi 3.000 toneladas de nitrato de amonio que llevaban seis años almacenadas provocó grandes pérdidas materiales y humanas, entre las que se contabilizan cerca de 6.000 heridos, según DW.

Dicha tragedia ha sido el detonante de una crisis política en el Líbano, en donde los más altos funcionarios gubernamentales han renunciado a su cargo por presión social.

David Hale, subsecretario de Asuntos Políticos de la Casa Blanca, señaló esta como parte de la ayuda que ofrece Washington para lograr la «transformación» que necesita el país de Oriente Próximo.

Babar Baloch, portavoz de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), informó que 34 refugiados se encuentran dentro de las víctimas fatales dejadas por la explosión que devastó el puerto de Beirut, la capital de Líbano, el pasado 4 de agosto.

Lea también: #Mundo | OMS cautelosa ante vacuna rusa contra la Covid-19

El vocero también indicó que otros 124 refugiados resultaron heridos y que 20 de ellos se encuentran en condición crítica. Además, hay siete refugiados que permanecen en paradero desconocido.

La Acnur ha ofrecido al menos 12 millones de dólares en ayuda humanitaria para el Líbano, un país que ha acogido a por lo menos 200.000 desplazados, la mayoría de origen palestino o sirio.

Las cifras oficiales indican que 165 personas fallecieron y que unas 6.000 resultaron heridas por la deflagración de más de 2.700 toneladas de nitrato de amonio.

Ese incidente generó una severa crisis política que derivó en la renuncia del gobierno encabezado por el ahora ex primer ministro, Hassan Diab.

El primer ministro de Líbano, Hassan Diab, anunció este lunes la disolución de su gobierno. El ahora expremier tomó y comunicó la decisión seis días después de la doble explosión que ocurrió en el puerto de Beirut y que dejó 160 muertos y 6.000 heridos. 

Lea también: #Mundo | Crisis política en Líbano: renunció otro integrante del Gobierno

En una alocución televisada, Diab, quien se autodenomina independiente, culpó de su fracaso a la política tradicional y a “los sistemas de corrupción”. 

El ex jefe de Gobierno, quien estuvo a la cabeza de Líbano por casi siete meses, sucumbió a la presión ciudadana que se evidenció, durante el fin de semana, a través de una ola de protestas que sacudió a buena parte de la capital libanesa. 

Antes de comunicar la renuncia de todo su gabinete, Diab había sido torpedeado por las dimisiones de sus ministros de Justicia, Información y Medio Ambiente.

 

El ministro de Salud del Líbano, Hamad Hasan, afirmó que el primer ministro, Hassan Diab, anunciará su dimisión este lunes.

El gobernante piensa comunicar su renuncia, en medio de la ola de protestas que fue generada por la explosión ocurrida el pasado 4 de agosto, en el puerto de Beirut.

Le puede interesar: #Mundo | Crisis política en Líbano: renunció cuarto integrante del gobierno

Hassan Diab tiene previsto dirigirse a su país en las próximas horas.