Luego de llegar desde Grecia el pasado mes de marzo, la llama olímpica será exhibida al público en el Museo Olímpico de Tokio, Japón, desde este martes hasta el próximo 1 de noviembre.

Yoshiro Mori, presidente del comité organizador de los Juegos Olímpicos, aseguró que se harán «todos los esfuerzos» para que «la llama llegue hasta el pebetero olímpico, a través de los 10.000 corredores que participarán en el relevo de la antorcha».

Lea también: #Deportes | Olympique Lyon femenino conquistó su séptima Champions League

El responsable de Tokio 2020 afirmó que «siguen trabajando con todos los agentes implicados para poder celebrar los JJOO de forma segura».

Por su parte, Seiko Hashimoto, ministra nipona para los Juegos Olímpicos, confió en que la llama «sea un mensaje de esperanza para Japón y para todo el mundo».

Aunque estaba prevista para este año, la cita olímpica fue postergada para julio y agosto de 2021, a causa de la pandemia por Covid-19.

La llama olímpica de los Juegos de Tokio 2020 será encendida por primera vez sin la presencia de espectadores, como consecuencia de la epidemia que ha producido el coronavirus.

Te puede interesar: Coronavirus continúa su expansión en América: Panamá confirmó primer fallecido

La ceremonia, que se celebra antes de cada edición de los Juegos Olímpicos de invierno y verano desde 1928, no contará con público. Solo 100 personas, entre periodistas y autoridades, han sido autorizadas por el Comité Olímpico Griego (HOC, por sus siglas en inglés) para presenciar el evento en directo este jueves en Olimpia.

La gran ceremonia ha tenido que ser resideseñada por el Comité Olímpico Internacional (COI) y (HOC) como consecuencia del COVID-19.

Casi 90 contagios de coronavirus se registraron en la península de Peloponeso ubicada en Olimpia y considerada la cuna del olimpismo en la Antiguedad.

Las medidas hasta ahora son: Prohibición de asistencia de espectadores, restricciones para invitados y prensa y anulación de festividades.

La actriz Xanthi Yeoryíu será la que incendiará la llama, en su papel de Gran Sacerdotisa de Olimpia, para así pasársela a la tiradora olímpica Anna Korakaki, quien ganó el oro y el bronce en tiro con pistola a 25 y 10 metros, respectivamente, en los Juegos de Río 2016. Su primer relevo será la corredora de fondo japonesa Mizuki Noguchi, oro olímpico en maratón en Atenas 2004 y campeona del maratón de Tokio en 2007.