El ex presidente de Argentina, Mauricio Macri, reaccionó, este lunes, a los señalamientos formulados por su sucesor, Alberto Fernández.

Durante este fin de semana, el primero mandatario aseguró que, tras decretar la cuarentena obligatoria en toda la República argentina, Macri le llamó para recomendarle que dejara «a toda la gente en la calle y que murieran los que tuvieran que morirse».

Le puede interesar: #Mundo | Estudios independientes indican que opositor ruso fue envenenado

Aunque el ex jefe de Estado reconoció haber sostenido una comunicación con el presidente, también aclaró que «de ninguna manera» dijo lo que aseverado por Alberto Fernández.

“Es falsa la versión que el presidente ha dado sobre nuestra conversación. De ninguna manera dije las cosas que ha relatado en estos días”, dijo Macri, a través de un comunicado compartido en sus redes sociales.

Autoridades migratorias de Argentina deportaron a dos venezolanos en el aeropuerto de Ezeiza, en la ciudad de Buenos Aires, por estar ligados al régimen de Nicolás Maduro, informó EFE.

Lea también: Excanciller de Argentina defendió la gestión de Macri en su despedida

Wils Rangel y Jacobo Torres fueron los venezolanos deportados. Ambos pertenecen al sindicato petrolero de Pdvsa y estaban invitados al Congreso Nacional Extraordinario de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA).

«Desde la CTA Autónoma repudiamos enérgicamente la actitud antidemocrática del gobierno de Mauricio Macri de detener y luego no permitir el ingreso a nuestro país sin causa ni explicación alguna de los compañeros venezolanos Wills Rangel y Jacobo Torres, secretario general de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores y secretario de Relaciones Internacionales respectivamente», dijo el sindicato a través de un comunicado.

Asimismo, el secretario adjunto de la CTA Autónoma, Hugo Godoy indicó que tanto Mauricio Macri como el gobierno de los Estados Unidos plantean realizar un «boicot» a Venezuela.

«Es parte de la complicidad del Gobierno de Macri con el boicot que el Gobierno de Estados Unidos lleva adelante con la hermana República de Venezuela, para seguir trabando las buenas relaciones entre las organizaciones y los pueblos», aseguró.

El fiscal argentino Jorge Di Lello imputó al expresidente de Argentina Mauricio Macri por presunta «traición a la patria» debido a los acuerdos que firmó en 2016 con el gobierno del Reino Unido.

Lea también: Transportistas piden no irse de Venezuela y quedarse luchando

La imputación inició luego de que la abogada argentina Valeria Laura Carreras denunciara que el exmandatario traspaso datos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) al gobierno británico.

«Se ha cedido a la potencia usurpadora del Reino Unido recursos de ictícolas (Especies marinas de Argentina), exploración y explotación de hidrocarburos y vuelos a las islas Malvinas», dijo Carreras según el diario La Voz de Argentina.

También fueron imputados el ministro de transporte, Guillermo Dietrich; el secretario de energía, Gustavo Lopetegui; el exministro de energía, Juan José Aranguren y el canciller, Jorge Faurie.

 

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, se reunió en la Casa Rosada, con el mandatario saliente, Mauricio Macri, tras el triunfo del candidato del Frente de Todos en los comicios de ayer para presentar una lista de colaboradores para el proceso de transición que se extenderá hasta el 10 de diciembre cuando asuman las nuevas autoridades de ese país.

Lea también: Carlos Carrasco ganó Premio Roberto Clemente

Entre los designados están el jefe de campaña de Fernández, Santiago Cafiero, el ex secretario de Finanzas de la Nación, Guillermo Nielsen, y los economistas Cecilia Todesca y Matías Kulfas.

 

 

Bárbara Castillo-. Un Fiscal argentino imputó al presidente, Mauricio Macri, junto a otros de su gabinete ejecutivo,  por los delitos de «abuso de autoridad y violación del deber de funcionario público»al no haberse sometido a debate en el Congreso la firma del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual solicitó sea paralizado.

Dicho acuerdo tendría una duración de 36 meses y asciende a 50.000 millones de dólares, equivalentes a aproximadamente a 35.379 millones de dolares del activo de reserva internacional o alrededor de 1.110% de la cuota de Argentina en el FMI.

Además de Macri, el fiscal imputó al jefe del Gabinete de Ministros, Marcos Peña; al ministro de Economía, Nicolás Dujovne; el presidente del Banco Central, Luis Caputo, y como indicó, también lo haría con «todo aquél que el devenir de la investigación indique como partícipe o responsable».

Por su parte, el economista y ex Diputado argentino, Claudio Lozano, expresó que “endeudamiento unilateral firmado por el gobierno de Cambiemos sin el acompañamiento de los representantes de la ciudadanía Argentina”.

Asimismo, asegura que, si bien es cierto que en comparación a otros Gobiernos, en el de Macri se han mostrado las tasas más bajas en cuanto a deudas, siguen estando entre las más altas en comparación con otros países.

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado

Yorman Aguilar-. Mauricio Macri, presidente de la República  de Argentina, reunió en la Casa Rosada a su ejecutivo para establecer  nuevas medidas económicas que puedan «controlar la inflación», en el cual, consiste el adelanto del préstamo de 50 mil dólares que fue solicitado al Fondo Monetario Internacional (FMI), institución que actualmente dicta las medidas económicas en ese país.

Macri, aseguró que el anticipo de recursos al FMI es  para «garantizar el cumplimiento del programa financiero del año próximo».

Por otra parte, el ministro de Hacienda de esa nación, Nicolás Dujovne, en una rueda de prensa improvisada desde la Casa Rosada,  señaló que tras anunciar los paquetes económicos viajará a Washington para renegociar con el organismo financiero internacional.

Según el compromiso que Argentina asumió con el FMI, este año la inflación deberá estar entre el 25% y el 32%, una meta que corre el riesgo de superar si no realiza grandes esfuerzos.

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado. de agosto de

Venezuela es uno de los temas salientes de la séptima edición de la Cumbre de las Américas. Muchos de los presidentes que hablaron esta mañana durante la sesión plenaria enfatizaron que desconocerán las elecciones convocadas por la dictadura de Nicolás Maduro para el próximo 20 de mayo.

El primero en hablar fue Mauricio Macri, presidente de Argentina. «La democracia y los derechos humanos son principios a defender en la Cumbre de las Américas», dijo. Luego destacó «la preocupación por Venezuela, por los millones de venezolanos que se han visto obligados a dejar su tierra, y por los que sufren carencias de servicios básicos».

«No hay duda de que Venezuela muestra el caso extremo al que puede llevar un proceso de corrupción descontrolado (…) Tenemos que lograr que el gobierno de Venezuela deje de negar la realidad y acepte la ayuda internacional para superar la crisis humanitaria, que se ha vuelto insostenible», sostuvo.

Luego se refirió a las elecciones presidenciales convocadas por el régimen. «No podemos mirar para otro lado cuando se atropella el derecho de los humanos a elegir en libertad, con presos políticos. Argentina va a desconocer cualquier elección que surja de un proceso de este tipo. Esa no es una elección democrática. Tenemos que seguir trabajando juntos por una verdadera salida democrática y pacífica para Venezuela», afirmó Macri.

El segundo jefe de Estado que se refirió a la crisis venezolana fue Sebastián Piñera. «Venezuela no es solamente un problema para los venezolanos, sino para todos los que amamos la democracia. En Venezuela no hay democracia, ni respeto a los derechos humanos», sostuvo el presidente chileno.

El mandatario también abordó la situación electoral. «Las elecciones que han sido convocadas con partido proscritos no son legítimas, y por tanto, el mensaje debe ser claro: queremos que Venezuela se reencuentre con el camino de la democracia y del Estado de derecho (…) Como dijo el presidente Macri, las elecciones que han sido llamadas no son democráticas, ni transparentes. No cumplen con los estándares mínimos. Por tanto, ningún país que quiera la democracia debería reconocerlas».

«Ayudemos a que el pueblo venezolano recupere lo que le pertenece», concluyó.

Luego le tocó el turno a Juan Manuel Santos. «Colombia es el país que más sufre la desesperante situación de los venezolanos. Por eso somos los más interesados en que se restablezca la democracia, el respeto por los derechos humanos y la civilidad. Seguiremos siendo generosos con el pueblo venezolano, son nuestros hermanos. Pero seremos implacables con su régimen opresor, que tanto daño le está haciendo a Colombia y a la región», afirmó.

Al igual que quienes lo precedieron, se refirió a las elecciones. «Inventaron una Asamblea Constituyente espuria, que desconocimos porque fue el golpe de gracia a la democracia. Esa misma instancia de un régimen que quiere perpetuarse en el poder, convocó elecciones que también tenemos que desconocer todos los aquí presente. Lo repito: no reconoceremos los resultados de unas elecciones que están diseñadas para martillar una dictadura», sostuvo Santos.

El presidente de Brasil, Michel Temer, fue otro de los que condenó al régimen de Maduro. «Nosotros tratamos de enviar medicamentos y alimentos a Venezuela, y el gobierno no los aceptó», contó.

«Ya no hay espacio para alternativas a la democracia en la región. Por eso queremos una OEA que actúe cada vez más con sus instrumentos de protección de los derechos humanos, y pueda ayudar a Venezuela a reencontrarse con su trayectoria democrática», dijo Temer.

Enrique Peña Nieto, presidente mexicano, expresó su preocupación por «la grave situación en Venezuela». «Esperamos que sea posible para los propios venezolanos resolver la crisis de manera pacífica, por medio del restablecimiento de la democracia. México continuará trabajando con ayuda diplomática, a través del grupo de Lima y de la OEA», dijo.

También Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, se refirió al tema. «Tenemos que trabajar por la recuperación de la democracia en Venezuela», solicitó.

Luego habló Juan Carlos Varela, presidente de Panamá. «Cerrar su sistema político ha provocado una crisis en Venezuela y en la región. Tenemos que encontrar una salida pacífica ante la imposición de elecciones sin la participación de la oposición», dijo.

Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica, se manifestó en el mismo sentido que sus colegas. «Una nación carente de procesos electorales limpios, que desprecia los derechos humanos, es proclive a la corrupción. En ese sentido firmamos los acuerdos con el Grupo de Lima sobre la situación en Venezuela», dijo durante su exposición.

Información de Infobae.

Argentina organizó el encuentro privado por pedido de Donald Trump, que telefónicamente le encomendó la tarea a Mauricio Macri, publica Infobae.

En el salón del quinto piso de Hipólito Yrigoyen 250, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, se reunió hoy a las 9:30 con sus pares de Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Francia, Brasil y México, entre otros, para tratar un paquete de sanciones contra Venezuela, una nación que derrapa día a día en una escalada que parece no encontrar piso. La reunión quiso mantenerse en estricto secreto, porque se trata de un pedido que Donald Trump le hizo al presidente argentino en la conversación telefónica que mantuvieron la semana pasada.

 En efecto, el presidente norteamericano le pidió a Mauricio Macri que se aproveche la reunión del G20 que se está desarrollando hoy y mañana en Buenos Aires para acelerar una condena que lleva a las autoridades venezolanas a encarar una negociación definitiva que los lleve a aceptar una ayuda crucial de alimentos y medicamentos y convoque a elecciones limpias y transparentes.

Ayer, el alcalde de Caracas desplazado Antonio Ledezma hizo circular una carta pública solicitando “que los gobiernos latinoamericanos instrumenten sanciones personalizadas a los jerarcas y a su entorno por ser responsables de la violación de los más elementales derechos humanos, por haber cometido delitos de narcotráfico, corrupción y por tener estrechos vínculos con el terrorismo internacional”, en lo que se considera una estrategia internacional coordinada para cercar al régimen venezolano.

Lea la nota completa acá.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, abordó junto al presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski,  “cómo hacer” para que aliviar «el sufrimiento de los venezolanos» ante la crisis que atraviesa el país.

En conversaciones con los medios de comunicación el norteamericano aseguró que hubo un «buen diálogo» sobre el caso Venezuela. En este sentido aseguró que será decisión de Perú prohibirle o no la entrada a Maduro durante la Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima.

“Ellos (Perú) serán quienes decidan la asistencia”, expresó Tillerson.

Visitó Argentina 

A puerta cerrada fue el encuentro entre el presidente de Argentina, Mauricio Macri, y Tillerson, quien visitó Buenos Aires en el marco de la gira por latinoamérica.

El encuentro se realizó en la residencia presidencial de Olivos y según palabras del sub secretario de Estado, Steve Goldstein todo se llevó «muy, muy bien».

Tillerson llegó a Argentina el sábado y su primera parada fue en ariloche, donde se reunió con académicos y autoridades ambientales.

El secretario de Estado habría afirmado al  canciller Jorge Faurie en Buenos Aires que su país evalúa aplicar sanciones petroleras a Venezuela, país donde pidió que se realicen «elecciones libres, justas y verificables».

 

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, exigió la liberación de los presos políticos en Venezuela y reafirmó que desde el Mercosur están comprometidos con la defensa de los derechos humanos.

“Quiero transmitir mi mensaje de solidaridad y acompañamiento al pueblo venezolano. Desde el Mercosur reiteremos nuestro compromiso con la defensa de los derechos humanos, la libertad de los presos políticos y la pronta adopción de un calendario electoral que garantice un proceso transparente”, añadió.

Macri ofreció estas declaraciones en el marco de la 51 Cumbre del Mercosur, realizada en la ciudad brasileña de Brasilia, en donde se discutió el futuro de la organización.

Mercosur a la espera de democracia en Venezuela

En dicha Cumbre, los presidentes de los países del Mercosur aseguraron que para que Venezuela vuelva a ser parte de este organismo debe tener «avances democráticos», decisión que fue cuestionada solamente por el presidente Boliviano, Evo Morales.

Mientras que los presidentes de Brasil, Michel Temer; Argentina, Mauricio Macri, y Paraguay, Horacio Cartes, dijeron esperar avances en el diálogo que el Gobierno y la oposición de Venezuela intentan en Santo Domingo para solucionar la crisis política del país, Morales dijo que no entendía la ausencia de un miembro en la cumbre.

Por otra parte, el único que se abstuvo de pronunciarse sobre el asunto en la Cumbre de este jueves en Brasilia fue el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, cuyo país fue el que más se resistió a la suspensión de Venezuela del bloque.

El mandatario brasileño, en el discurso inaugural, afirmó que el Mercosur “está del lado de la separación de poderes, la libertad de expresión y los derechos humanos”, y expresó su deseo de que, “una vez que pueda recuperar la democracia, Venezuela regrese” al bloque suramericano.

Con información de EFE