La tenista rusa María Sharápova, informó que se retiró de la carrera deportiva luego de haber permanecido en ella durante 28 años de los cuales cinco fueron dedicados Grand Slams en su palmarés.

Lea también: Iker Casillas anunció su retiro del FC Porto

“El tenis me mostró el mundo y me mostró de qué estaba hecho. Es como me probé a mí mismo y como medí mi crecimiento. Y así, en lo que sea que elija para mi próximo capítulo, mi próxima montaña, seguiré empujando. Seguiré escalando. Seguiré creciendo. Tenis… me estoy despidiendo” escribió en la red social de la camarita.

Algunos de sus logros fueron: Cinco Grand Slams, la número uno en el mundo y ganadora de la Copa Federación.

La tenista rusa María Sharapova recibió una invitación de la junta directiva del Australian Open para jugar el primer Grand Slam del año que, aparentemente, iniciará el próximo lunes 20 de enero.

Lea también: Astros del tenis se unieron para recaudar fondos destinados a atender deforestación australiana

La exnúmero uno del mundo no tenía el derecho de jugar el abierto australiano por encontrarse en el puesto 147 del ranking de la Asociación Femenina de Tenis (WTA).

Sin embargo, gracias a la invitación por parte de la directiva del torneo, Sharapova tendrá la oportunidad de jugar.

En 2008, “Masha”, como se le conoce a Sharapova en el mundo del deporte blanco, conquistó en 2008 el abierto australiano.

 

Este martes dos glorias del tenis femenino regresaron a las pistas tras un largo período de ausencia. Se trata de la rusa Maria Sharapova y la estadounidense Serena Williams, dos antiguas número uno del mundo que volvieron con sendos triunfos a Roland Garros, torneo que en su momento ambas supieron ganar.

Sharapova, de 31 años, venció a la holandesa Richel Hogenkamp, rankeada en el puesto 133 de la WTA, en una hora y 54 minutos por 6-1, 4-6 y 6-3.

En la segunda ronda del torneo que se perdió en 2015 y 2017 por dopaje se verá las caras con la croata Donna Vekic, actual número 50 del mundo.

Por su parte, Williams hizo su regreso triunfal a un Grand Slam tras cumplir un año y medio fuera de las canchas por su maternidad, y su víctima fue la checa Kristyna Plísková (70), quien sucumbió en dos sets sobre la arcilla, superficie en la que la norteamericana no jugaba desde hace dos años.

A sus 36 años, Serena se llevó todas las miradas no solo por el atractivo de verle jugar tanto tiempo después, sino también por el outfit que lució en París, un traje completo al mejor estilo de la historia de superhéroes “Black Panther”, para homenajear a todas las madres que, al igual que ella, tuvieron embarazos complicados.

Cabe recordar que Williams padeció una embolia pulmonar poco después de dar a luz a su hija, el pasado mes de septiembre del 2017.

Darse de baja le costó retroceder desde el puesto 1 hasta el 456 de la clasificación mundial, por lo que entró a este certamen gracias al ránking protegido. En la siguiente ronda enfrentará a la australiana Ashleigh Barty (17).