La actriz estadounidense Megan Fox y su esposo, Brian Austin, se separaron formalmente tras 19 años de matrimonio y tres hijos en común. El proceso de divorcio inició en el 2019, cuando la artista propuso la idea de vivir vidas diferentes.

Lea también: Disney alertó a quienes visiten sus parques que deberán asumir “todos los riesgos”

La noticia la formalizó Austin durante el último programa de su podcast With Brian Austin Green, donde confirmó que él y Megan están “intentando separarse. Ella dijo que se había dado cuenta de que mientras estaba fuera del país trabajando sola, se sentía más ella y que le había gustado esa experiencia y que quería probar a seguir así”.

“Siempre la amaré. Y sé que ella siempre me amará y sé que, en lo que respecta a una familia, lo que hemos construido es realmente genial y realmente especial”, expresó Austin.

Megan y Brian se conocieron mientras trabajaban en el rodaje de la comedia Hope & Faith en 2004. Empezaron a salir y dos años más tarde se comprometieron, aunque no fue hasta 2010 cuando se casaron en Hawái.