El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, anunció el cierre de las fronteras debido a la expansión del coronavirus COVID-19. Asimismo, indicó que solo permitirá la entrada al país de residentes y la salida de turistas que aún se encuentran en la isla antillana.

Lea también: Costa Rica comenzó el cierre de fronteras

“Vamos a regular la entrada por las fronteras del país, dejando solo autorizada la entrada de los residentes en Cuba, con la flexibilidad de garantizar la cooperación con otros países”, dijo el mandatario.

“Garantizamos el regreso a Cuba de los cubanos que estén en el extranjero, el derecho de los foráneos que están aquí de volver a sus países y mantenemos la actividad económica”, resaltó Canel.

El primer ministro de Cuba, Manuel Marrero, señaló que en la isla se encuentran 60 mil turistas, los cuales podrán regresar a su país de origen por vía aérea.

“A partir del próximo martes no podrán arribar personas al país que no sean los residentes en Cuba”, dijo.

La excarcelación del exmandatario brasileño Lula da Silva provocó las reacciones positivas por parte de los representantes más importantes de la izquierda en Latinoamérica, entre los que destacaron los mandatarios de Cuba y Argentina.

Lea también: Maradona aseguró que “se hizo justicia” por la excarcelación de Lula

El gobierno cubano condenó los “580 días de injusto encarcelamiento” que vivió Lula, mientras que el presidente electo de Argentina y su vicepresidenta, Alberto Fernández y Cristina Fernández, festejaron el fin de una presunta “persecución”.

Al mismo tiempo, Nicolás Maduro calificó al político como un “líder humanista, antineoliberal y mundial”. Lo mismo hicieron el candidato presidencial uruguayo Daniel Martínez, así como el senador estadounidense Bernie Sanders.

Por último, el presidente nicaragüense Daniel Ortega aseguró que si hubiesen elecciones presidenciales en Brasil en este momento, Lula “barrería” con sus rivales.

Lea también: Latinoamérica sufre parálisis en su desarrollo debido a la corrupción

A través de un comunicado, la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) rechazó lo que denominaron las actuales “corrientes de desestabilización”  en la región y que han estribado en protestas sociales en Ecuador, Colombia y Chile. Aseguraron que se trata de estrategias de las “dictaduras bolivariana y cubana”, haciendo referencia al régimen de Maduro en Cuba y al de Díaz-Canel y Raúl Castro en Cuba.

“Las brisas bolivarianas a las que ha hecho referencia el presidente de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente bolivariana, han traído desestabilización, violencia, narcotráfico, muerte y corrupción (…) los países del continente hoy también están pagando un alto precio por la crisis provocada por la dictadura venezolana”, reza el comunicado.

Lea también: Conozca el nuevo paquete de medidas anunciadas por el presidente de Chile, Sebastián Piñera

Explicaron que la estrategia se basa en la financiación de movimientos políticos a través de “sofisticadas estructuras de cooptación, represión, desestabilización y de propaganda mediática. Mencionaron que la reciente crisis en Ecuador es un ejemplo de dichas prácticas.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel y su esposa Lis Cuesta Peraza llegaron este jueves a México, el traslado fue realizado en un Jet privado Dassault Falcon 900, que está valorado 41 millones de dólares. Se trata de uno de los tres aviones que le regaló el fallecido Hugo Chávez al gobierno cubano.

Lea también: Maduro expresó su apoyo “irrestricto” a Díaz-Canel

El Dassault Falcón 900EX, con matrícula venezolana YV-2053 le entregó dos Dassault Falcón 50, con matrículas YV-1128 y YV-1129, todos registrados bajo en una compañía venezolana llamada SATA (Servicio Autónomo de Transporte Aéreo), reseñó cibercuba.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se reunió hoy en Vientián con su homólogo laosiano, Bounnhang Vorachith, y los dos países firmaron acuerdos de cooperación en materia deportiva y económica.

Díaz Canel participó esta mañana en una ceremonia de bienvenida en el Palacio presidencial de Ho Kham, tras la cual se reunió con Vorachith y el primer ministro laosiano, Thongloun Sisoulith, en la que se supone la última escala de su gira por Asia.

Los dos países, aliados desde la Guerra Fría, aprovecharon la visita del presidente cubano para firmar un memorándum de entendimiento sobre la cooperación entre el Banco de la República Popular de Laos y el Banco Central de Cuba, informó la cancillería de Cuba.

Además, en presencia de los dos presidentes se firmó el Acuerdo de cooperación deportiva entre el Ministerio de Educación y Deportes de Laos y el Instituto Nacional cubano de Educación Física y Recreación.

La Organización de Estados Americanos se pronunció este jueves ante la sucesión de poder que se llevó a cabo en Cuba, cuando Miguel Díaz-Canel fue nombrado el nuevo presidente, luego de más de 60 años de gobierno de los hermanos Castro.

“El triunfo de la dictadura sobre la libertad no se llama revolución. La sucesión presidencial de la que hemos sido testigos en Cuba es un intento de perpetuación de un régimen autocrático dinástico-familiar. Se llama dictadura” expresa parte del comunicado difundido por la Secretaría General de la OEA.

Asimismo, la organización expresó que este nuevo gobierno cubano significa la continuación de “décadas de falta de democracia y vulneración de los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

“La elección por parte de la Asamblea Nacional de Cuba de Miguel Díaz-Canel como Presidente del país se da sin la libre expresión del pueblo cubano. Cuando se desconoce la soberanía del pueblo, se deslegitima el único fundamento de la autoridad de los gobernantes”, señala el texto.

Asimismo, la OEA exhortó al Hemisferio a continuar exigiendo democracia, libertades, derechos humanos, rendición de cuentas y llevar adelante la comparecencia de los dictadores ante los tribunales del Sistema Interamericano y de la justicia internacional.

Lea el comunicado completo aquí

 

El sucesor de Raúl Castro, Miguel Díaz Canel ofreció su primer discurso tras ser electo nuevo presidente de Cuba por la Asamblea Nacional de ese país.

“El mandato dado por el pueblo de Cuba es de darle continuidad a nuestra revolución”, comentó.

“El mundo está en una coyuntura internacional caracterizada por la creciente amenaza a la paz y la seguridad. La política exterior cubana se mantendrá inalterable y reiteramos que nadie logrará el propósito de debilitar a la Revolución ni doblegar al pueblo cubano, porque Cuba no hace concesiones contra su soberanía e independencia”, agregó.

Por otra parte, Raúl Castro, quien se desempeñaba como presidente de la nación caribeña, reivindicó a Canel como sucesor legítimo por su “capacidad de trabajo y fidelidad política”, aunque también advirtió: “no podemos cometer errores. El compañero Díaz-Canel no es un improvisado”.

“A lo largo de los años ha demostrado madurez, capacidad de trabajo, solidez ideológica, fidelidad política y compromiso hacia la Revolución. Su ascenso hacia la máxima responsabilidad no ha sido fruto del azar ni del apresuramiento. No cometimos el error de acelerar el proceso. Se pensó con serenidad el tránsito de las diferentes responsabilidades partidistas y gubernamentales”, dijo.

Según medios oficiales cubanos, Díaz Canel, de 57 años, fue ratificado con el 99,83% de los votos de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento unicameral).

La SIPIAPA (Sociedad Interamericana de Prensa) describió detalladamente en su portal web porque consideró que el sucesor de la dinastía de los Castro en Cuba, Miguel Díaz Canel no representará un cambio significativo que favorezca a la libertad de expresión.

El contexto político está inestable debido al cambio de gobierno el 19 de abril. Las relaciones con Estados Unidos, después de un período beneficioso con el gobierno anterior, son tensas. Ninguna figura es vista con peso propio y Raúl Castro mantendrá el cargo de Primer Secretario del Partido Comunista.

 

Tras el anuncio del presidente Donald Trump de crear un “grupo operativo” para apoyar el acceso de los cubanos a internet y el desarrollo de medios independientes, la Seguridad del Estado incrementó la agresividad contra los periodistas no oficialistas.

A los problemas políticos se suma la economía cada vez más complicada con incremento sostenido de precios y escasez de productos alimenticios y de construcción. La corrupción es galopante.

La prensa independiente procura sobrevivir y crecer. Un centenar de periodistas, fotógrafos, video realizadores, facebookers y activistas de la comunicación, firmando con su nombre o bajo seudónimo cuando aún conservan vínculos laborales con el Estado, informan entremedio de represalias del gobierno y la Seguridad del Estado.

Han sido atacados la Asociación Cubana Pro Libertad de Prensa, el Centro de Pensamiento Convivencia, el diario digital 14ymedio, las agencias de video periodismo Palenque Visión y En Caliente Prensa Libre, la plataforma Cuba Posible y la revista La Hora de Cuba. También proyectos fuera de la isla como Diario de Cuba, Martí Noticias, Cubanet, ICLEP, El Estornudo, entre otros.

Fueron expulsados de empleos estatales Iris Mariño, Sol García Basulto y José Raúl Gallego, profesores, y Amaury Valdivia, periodista en un medio oficial; los tres por colaborar con prensa independiente o extranjera. Fueron espiados Sol García Basulto, Reinaldo Escobar, Henry Constantín, y prácticamente todos los que abrazan el periodismo independiente.

Fueron amenazados con que se tomarían represalias contra sus familias Adriana Zamora, Luz Escobar e Iris Mariño. Les robaron equipos de trabajo usando pretextos legales a Rudy Cabrera, Sol García Basulto, Rolando Rodríguez Lobaina y Anderlay Guerra. Les allanaron sus casas a Iris Mariño, Rudy Cabrera, Osmel Ramírez y Eliecer Palma.

Otros periodistas fueron víctimas de campañas de desprestigio en sus barrios y en internet a Inalkis Rodríguez Lora, Iris Mariño, Sol García Basulto, Osmel Ramírez y Karina Gálvez.

Les prohibieron salir de sus hogares a Inalkis Rodríguez Lora y Henry Constantín y a muchos no les permitieron salir del país, entre ellos, a Amarilis Cortina, Miriam Herrera, Yusimí López, Iliana Hernández, Rosalia Viñas, Karina Gálvez, Sol García Basulto, Raúl Velázquez, Dagoberto Valdés, Yoandy Izquierdo, Osmel Ramírez, Augusto César San Martín, Jorge Enrique Rodríguez y Henry Constantín.

Fueron arrestados en distintas circunstancias Amarilis Cortina, Sol García Basulto, Boris González Arena, Rudy Cabrera, Ignacio González Vidal, Eliecer Palma, Manuel Alejandro León, Osmel Ramírez y Raúl Velázquez. A otros los sometieron a revisiones e interrogatorios exhaustivos al entrar o salir del país, como a Alejandro Rodríguez, Rolando Rodríguez Lobaina.

Muchos también fueron citados por agentes al Ministerio del Interior, tal los casos de Iris Mariño, Luz Escobar, Ana León, Rosalia Viñas, Dagoberto Valdés, Yoandy Izquierdo.

Todas estas agresiones se dan en un clima de total indefensión jurídica y de un Estado que lo gobierna todo.

El monopolio de las telecomunicaciones es a través de ETECSA. Aunque en el último año casi todos los 169 municipios cuentan con al menos un área pública externa para conexión inalámbrica y otra para cable. En algunos barrios de ciertas ciudades usuarios de teléfonos fijos tienen el derecho de conectarse al plan Nauta Hogar. En Camagüey, la tercera ciudad más grande de Cuba, solo tres de veinte barrios tiene el servicio.

La conexión sigue siendo cara, aunque se redujo a 1.50 dólares estadounidenses. El salario promedio mensual permite solo 30 horas de conexión al mes.

El gobierno bloquea sitios web y direcciones de email relacionados con el periodismo y los derechos humanos.

El espionaje de los datos de navegación y de teléfono, y el hackeo de perfiles personales en redes sociales es moneda corriente. La cuenta personal en Facebook de la activista de derechos humanos Sayli Navarro fue hackeada y usada para divulgar mensajes dañinos a su trabajo en favor de la Seguridad del Estado. Las comunicaciones telefónicas de la mayoría de los periodistas independientes son espiadas por el Ministerio del Interior.

Permanece inalterable el aparato legal que impide la libre expresión. La Constitución de la República, el Código Penal, la Ley 88, la Ley de Asociaciones, la Ley para la Inversión Extranjera, los reglamentos escolares de los ministerios de Educación y de Educación Superior, los deberes del usuario de los servicios de ETECSA, las regulaciones de la Aduana de la República, y otras leyes y disposiciones estatales penalizan de diversas formas cualquier expresión y el trabajo periodístico, desde la adquisición de materiales de impresión hasta la publicación de contenidos y su distribución.

Las universidades siguen siendo regidas por el principio de que “La universidad es para los revolucionarios”, lo cual excluye a todos aquellos que manifiesten expresiones contrarias a las del gobierno. Las facultades de humanidades, comunicación o periodismo, siguen siendo objetivo de control del aparato político.

El gobierno prohibió el acceso al país a los ex presidentes Andrés Pastrana de Colombia y Jorge Quiroga de Bolivia en marzo, quienes habían ganado el premio “Oswaldo Payá”. Fueron deportados a su llegada. Para la ocasión, el gobierno desplegó una ola de hostigamiento policial a activistas y periodistas independientes cubanos que intentaron participar en la premiación.

Miguel Díaz-Canel, un ingeniero electrónico de 57 años militante del Partido Comunista, se alista para suceder a Raúl Castro en la presidencia de Cuba, un relevo que dará paso a una nueva generación dentro de la revolución en la isla socialista.

“Me asiste la honrosa misión, en nombre de la Comisión de Candidaturas Nacional, de proponerles para presidente de los Consejos de Estado y Ministros de la República de Cuba al compañero Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez”, dijo el miércoles la diputada Gisela Duarte, a cargo de dar a conocer la lista.

El planteamiento, que será sometido al pleno de la Asamblea Nacional, también incluye como candidato a primer vicepresidente al diputado afrocubano Salvador Valdés Mesa, de 72 años. En la lista también van las propuestas únicas para 5 vicepresidentes, un secretario y los otros 23 miembros del Consejo de Estado.

 El resultado de la votación se conocería el jueves 19 de abril, según detallaron medios oficiales. La fecha es simbólica: corresponde al 57º aniversario de la victoria en Bahía de Cochinos (Playa Girón), cuando fueron derrotadas las tropas anticastristas, preparadas y financiadas por Estados Unidos en 1961.

– Miguel al lado de Raúl –

Raúl ingresó al Palacio de las Convenciones de La Habana pasadas las 09H00 locales (13H00) flanqueado por Díaz-Canel, en medio de una ovación. Detrás de ellos se encontraban Ramón Machado Ventura y Ramiro Valdés, dos históricos de la revolución y también vicepresidentes de Cuba.

El encuentro a puerta cerrada, transmitido en vivo por la señal oficial de televisión, inició con la lectura, uno a uno, de los nombres de los 605 diputados elegidos el 11 de marzo. Tras juramentar, eligieron en votación directa a su mesa directiva, que liderará Esteban Lazo, en el cargo desde 2013.

 Tras el triunfo de la revolución en 1959 y la elección de Fidel Castro como presidente en 1976, Cuba solo ha tenido una transición real, cuando en 2006 enfermó y le pasó el mando a su hermano menor.

Fidel Castro murió a fines de 2016 y ahora es Raúl, de 86 años, quien cederá su asiento a un representante de la nueva generación.

Durante varios años, Díaz-Canel, nacido después de la revolución, recorrió su barrio en Villa Clara, al este de La Habana, montado en una bicicleta y en plena escasez de combustible tras la caída de su proveedora, la desaparecida Unión Soviética.

 “Díaz-Canel me impresiona un poquito, por su parecido al actor estadounidense (Richard Gere), por su estatura, sus canas (ríe), no se puede negar que es un hombre interesante”, dice Yani Pulido, 27 años, mesera en una cafetería de La Habana Vieja.

“Si lo comparamos con Fidel, y es difícil no hacerlo, se queda corto. Pero dicen que está muy preparado y lleva varios años ocupando cargos de responsabilidad en el gobierno”, agrega.

– Tarea difícil –

Será una tarea difícil para este militante de tez blanca, ojos claros y cabello cano, proveniente de las canteras del Partido Comunista de Cuba. Además de continuar con las reformas económicas iniciadas por su antecesor, deberá conducir la política de la isla frente a la agudización del embargo de Estados Unidos y el retorno de Washington a un lenguaje de confrontación.

“Un factor a considerar es si (Díaz-Canel) puede resistir la presión de este cargo”, consideró Paul Webster Hare, exembajador británico en Cuba.

Ni Fidel ni Raúl tuvieron que justificar su posición pues ganaron la revolución, “pero no crearon un modelo democrático que impulse un cambio. Esa es la razón principal por la que Díaz-Canel se enfrenta a una tarea difícil “, agregó.

Por primera vez en décadas, el presidente no será un miembro histórico de la revolución de 1959, no vestirá el uniforme verde olivo ni será el líder del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC), único autorizado a existir en la isla.

Pero podrá suplir su déficit de legitimidad histórica con el apoyo de Raúl Castro, quien mantendrá el liderazgo del PCC hasta 2021. En ese puesto, tendrá que movilizar a la vieja guardia, percibida en su mayoría como reacia a los cambios más ambiciosos.

“Más que pensar si Díaz-Canel viene con una idea de reforma preconcebida, es cómo el contexto lo va a empujar. Él no es ni Fidel ni Raúl, y las personas no van a tener con él la misma relación (de mando). Tiene que mostrarse más capaz de hacer cosas”, consideró por su parte el politólogo cubano Arturo López-Levy.

Para actuar deberá tener en cuenta los lineamientos aprobados por el PCC y el Parlamento, que trazan las orientaciones políticas y económicas hasta 2030.

“El gobierno que estamos eligiendo se va a deber al pueblo, el pueblo va a participar en las decisiones”, dijo Díaz-Canel luego de votar en las últimas elecciones legislativas en su ciudad, Villa Clara (centro).

Las reformas apuntan a reactivar una economía que creció 1,6% en 2017, altamente dependiente de las importaciones y de la ayuda de su hoy debilitada aliada Venezuela.

La tarea más urgente es la unificación de las dos monedas nacionales que circulan en el mercado, además de la eliminación de tasas de cambio preferenciales para empresas estatales -que son la mayoría en la isla- una situación que genera distorsiones en la economía.

Información de AFP

Cuba adelantó este lunes la sesión parlamentaria en la que elegirán un nuevo presidente, informó la emisora cubana Radio Rebelde.

Los nuevos miembros de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que fueron elegidos en marzo, tenían estipulado celebrar la sesión constitutiva el jueves, pero ahora lo harán el miércoles.

Se espera que el sucesor de Castro, sea el primer vicepresidente Miguel Díaz  Canel, de 57 años de edad, quien sería el primer presidente desde la revolución cubana de 1959 que nació después de la asunción al poder de Fidel Castro.

Raúl Castro, quien llegó oficialmente a la presidencia hace 10 años gracias a su hermano Fidel, seguirá siendo el jefe del Partido Comunista, el único partido político de Cuba.