Un niño de aproximadamente dos años fue hallado el pasado domingo en la ciudad de Miramar, en el estado de la Florida, cuando caminaba completamente solo por las calles. Su caso ha impactado en los Estados Unidos, luego que se supiera que el niño estaba a más de mil kilómetros de su hogar.

Lea también: Elliott Abrams: El propósito de las presiones es una transición hacia la democracia

El infante fue identificado como Kamden y pasadas 48 horas su madre todavía no ha aparecido, así como tampoco ha sido reclamado por ningún familiar o pariente.

Las autoridades han emprendido una búsqueda de Leila Cavett, madre del pequeño, pues todavía no se maneja una hipótesis clara de como pudo haber llegado el niño a esta situación.

Esta pequeña familia es residente de Georgia y la madre fue vista por última vez mientras manejaba un vehículo, pero ni siquiera sus seres más cercanos tienen información de por qué habría podido viajar al sureste del país.

Gina Lewis, hermana de la desaparecida y residente de Alabama, contó a la prensa local que está «feliz de que el niño esté a salvo» pero no entiende como se llegó a esta circunstancia en medio de la pandemia del covid-19.

Por el momento, la Policía no ha divulgado más información sobre la investigación que sigue en curso, aunque continúan la búsqueda de la madre del menor con la ayuda de la comunidad y mantienen activa una alerta para recabar información, según reseñó la agencia EFE.

Kamden pasará las próximas horas bajo el cuidado del Departamento Federal de Niños y Familia, así como ante la protección de una familia de acogida hasta que se encuentre a sus padres.

Frank Ordoñez, fue abatido cuando varios funcionarios policiales se enfrentaron en un tiroteo con dos sospechosos en Miramar Parkway, EEUU. La víctima dejó huérfana a dos niñas de tres y cinco años.

Lea también: Tiroteo en base naval de Pearl Harbor dejó al menos tres heridos

“La policía mató a mi hijo, Frank tenia un uniforme de la UPS y ellos hicieron una cacería humana”, contó el padrastro de Ordoñez a la cadena Univision. Aseguró que su familia se encuentra «destrozada» al ver los videos de lo que ocurrió con su hijastro. “Hay que ver todos los balazos que tiene ese camión, los policías que lo mataron regresaron a sus casas sin remordimiento, pero él no regresa”.