EFE.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, indicó hoy que desde el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) está preparando un plan para «relanzar» el diálogo entre las civilizaciones y promover una «cultura de respeto» entre todos los pueblos y regiones del mundo.

«Desde el MNOAL nosotros estamos preparando un plan (…) para relanzar el diálogo de civilizaciones y una cultura de respeto de todos los pueblos del mundo y todas las regiones del planeta», dijo Maduro en su programa «Los domingos Con Maduro» transmitido por el canal estatal VTV.

«Estamos preparando un conjunto de iniciativas políticas y culturales», continuó.

El jefe de Estado venezolano que dijo sentirse muy preocupado por como se está «envenenando el clima del mundo», señaló que está evaluando y observando «junto a otros presidentes de América Latina y el Caribe», lo que sucede en el mundo.

«Estamos viendo cuál debe ser la reacción de los países del sur frente a las amenazas que hay de violencia, discriminación, racismo y guerra en el mundo de hoy, del 2017, y allí tiene que jugar un papel fundamental la cultura de paz, la cultura de convivencia», apuntó.

Indicó que en el mundo «se está instalando un lenguaje de agresión belicista» que puede llevar a una «gran conflagración militar» y que puede traer «más guerras, más muertes, más refugiados y más hambre».

Asimismo, Maduro se refirió al expresidente de EE.UU. Barack Obama y lo señaló de haber dejado «división», «muerte» y «destrucción» e indicó que «dividió» y «descuartizó» lo que quedaba de Irak.

Insistió en que Obama arremetió contra Venezuela y que por ello se fue «manchado».

«Quedó manchado por los siglos de los siglos por lo que hizo contra la patria de Simón Bolívar contra nuestra amada Venezuela», agregó.EFE

EFE.- El Movimiento de países No Alineados (MNOAL) acordó hoy, tras seis días de reuniones en la isla venezolana de Margarita, revitalizar y potenciar el bloque sobre la base de «la unidad en la diversidad» y la «solidaridad» de sus Estados miembros.

Esta potenciación pasa por impulsar iniciativas de cambio en Naciones Unidas, pero existen dudas de que pueda lograrlo ante las dificultades de algunos de sus miembros, como Venezuela, sumida en una crisis compleja.

Así se recoge en la declaración final de la XVII cumbre de la organización, que congregó en Venezuela a 14 jefes de Estado y de Gobierno, una veintena de cancilleres y decenas de otros altos funcionarios en representación de 104 de los 120 países que integran el MNOAL y que suponen más de la mitad de la población mundial.

El documento también plantea la retoma de las banderas del “nuevo orden económico internacional” para fortalecer las alianzas con el grupo de los BRICS —que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica— y con los bloques regionales.

Asimismo, se propone la búsqueda de soluciones a la causa palestina y la situación de los refugiados del Medio Oriente; la lucha por erradicación del terrorismo; el rechazo al bloque de Cuba; y la defensa por la “descolonización” de Puerto Rico.

En esta cumbre participaron ocho presidentes, además de Maduro, como Hasan Rohani, de Irán; Raúl Castro, de Cuba; Rafael Correa, de Ecuador; Evo Morales, de Bolivia; Robert Mugabe, de Zimbabue; Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador; y Mahmud Abás, del oficialmente declarado Estado de Palestina.

“Millones de $ de los venezolanos gastados para el ego de una cúpula de Gobierno! La gran mayoría de los países no vinieron al show!”, afirmó el dirigente opositor Henrique Capriles al cuestionar la cumbre, y sostuvo que “la inmensa mayoría no se presentó y se prestó a un show que ofende a los venezolanos”.

A las críticas se sumó el domingo la coalición opositora, que en un comunicado consideró la cumbre como un “fracaso estrepitoso”. Dijo que el movimiento “no puede seguir siendo un despojo de la Guerra Fría del siglo XX, ni puede seguir alineado con dictaduras sangrientas, con regímenes que amparan y promueven el terrorismo o con gobiernos que constituyen un peligro nuclear”.

Las autoridades hasta el momento no han ofrecido cifras sobre los gastos de la cumbre. Como parte de los preparativos del evento en la Isla de Margarita se repararon y pintaron algunas vías y semáforos, se instalaron vallas a favor del gobierno, y se inauguró una pequeña plaza, muy cerca hotel donde se desarrolló la cumbre, donde se levantó una estatua de cobre de unos tres metros de altura del fallecido presidente Hugo Chávez.

“La cumbre de los No Alineados es una foto muy costosa para el pueblo venezolano, pero además de costosa resultó pobre, débil”, opinó Félix Arrellano, profesor universitario y especialista en temas internacionales.

 

El diputado a la Asamblea Nacional (AN), aseguró que el gobierno invirtió 100 millones de euros en la realización de la Cumbre de Países No Alineados (Mnoal) a celebrarse en el estado Nueva Esparta desde el 10 al 19 de septiembre.

“Vemos todos estos gastos políticos, y mientras tanto, el pueblo de la isla se muere de hambre sin medicinas ni agua. El gobierno sigue dedicándose a sus actos políticos y no atiende las necesidades de la población. El pueblo chavista debe considerar esto”, declaró.

Rahal denunció: “El Ejecutivo ha asignado dinero para muchas obras de infraestructura en la entidad. Sin embargo, estos recursos no han tenido un resultado claro, se han robado millones de euros en la construcción de obras para sus eventos y traen hasta comida en aviones privados”.

El evento tendrá lugar en el Centro de Convenciones Hugo Chávez al lado del Hotel Venetur. A fin de garantizar el completo disfrute y la seguridad de los representantes de 120 países que se reunirán en Margarita, el gobierno organizó un despliegue aproximado de 14.000 funcionarios miembros de la Fuerza Armada, Policía Nacional, Guardia Nacional y órganos de inteligencia.

Días antes de la cumbre, dirigentes locales y nacionales oficialistas, arreglaron semáforos y vías de la isla más importante del país.

La Asamblea sesionará en Margarita 

Es oportuno recordar que la AN también acordó sesionar en la Isla de Margarita el próximo 15 de septiembre, fecha que coincidirá con la Cumbre de Países.

Por su parte el vicepresidente de la institución, Enrique Márquez, expuso que la idea de sesionar en La Isla, más allá de brindar apoyo a los hechos represivos ocurridos en la comunidad de Villa Rosa, es aprovechar la presencia de delegaciones internacionales, a las cuales se les será extendida una invitación para que participen durante la sesión y conozcan de primera mano la realidad venezolana.