La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) indicó este martes que el tráfico aéreo volverá a recuperar sus niveles de normalidad para el 2024, tras la crisis provocada por el Covid-19.

Lea también: #Mundo | Exnovia de Jeffrey Epstein se declaró “no culpable” por delitos de tráfico sexual a menores de edad

«Estimamos que el nivel de 2019 no se alcanzará hasta 2024, que es un año más tarde de lo que habíamos previsto anteriormente», señaló el director financiero de IATA, Brian Pearce.

Además, alertó que «las proyecciones dependen mucho de la manera como los países controlen el virus».

El representante de la institución, resaltó que para el 2020 la caída del tráfico aéreo será de al menos 63%.

A su vez, detalló que la presencia de una vacuna contra la pandemia controlaría la situación.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, anunció que la región no presenta infectados con covid-19 por lo que a partir de este martes regresarán a la «normalidad».

Le puede interesar: #Covid19 | China sumó 4 nuevos casos de covid-19 de origen extranjero

«Hoy, 75 días después (de declarar el máximo nivel de alerta), estamos listos para la vuelta a la normalidad», dijo la mandataria. Recordemos que Nueva Zelanda tiene 1.154 casos confirmados y 22 muertes a causa del virus.

El brote de la Covid-19, enfermedad decretada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como pandemia, generó un gran cambio en el estilo de vida de todas las personas. A continuación le contaremos cuáles podrían ser esas ocho cosas que al volver a la «normalidad» posiblemente no existan más nunca:

Lea también: Desconfinamiento, ¿De vuelta a la normalidad?: Conozca las medidas que han tomado algunos países

1.- Pagos en efectivo: En muchos establecimientos prohibieron el pago en efectivo, en vista que, en una ocasión dijeron que mediante los billetes se podría propagar esta enfermedad.

pandemia

Foto: Cortesía

2.- Fuentes de agua: Una viróloga de la Universidad de Columbia, aseguró que “dada su proximidad a las bocas de otras personas y narices, diría que es mejor evitarlas”.

pandemia

Foto: Cortesía

3.- Pantallas táctiles: Este tipo de herramientas son un foco de bacterias por el constante uso que se le da.

pandemia

Foto: Cortesía

4.- Besos y abrazos: Estos gestos de cariño entre las personas, se ha convertido en una forma de contagio de esta enfermedad. Muchos se han visto en la obligación de dejar a un lado esta demostración de amor por miedo de terminar con coronavirus.

SEXUAL

Foto: EFE

5.- Muestras gratis de comida: En Estados Unidos prohibieron la entrega de muestras de comida gratuita en supermercados y centros comerciales.

pandemia

Foto: Merketing Group

6.- Buffets libres: La agencia estadounidense de Medicamentos y Alimentación sugirió que realizaran la suspensión de este tipo de servicio mientras se mantenga el brote de coronavirus. Sin embargo, no aclararon cuándo será reactivado el servicio.

pandemia

Foto: Cortesía

7.- Teléfonos públicos: Este servicio ya se encontraba un poco obsoleto, por lo que seguramente no se usará más por medidas de seguridad sanitaria.

pandemia

Foto: Cortesía

8.- Bandejas en los controles de seguridad de estaciones y aeropuertos: La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) pidió a los pasajeros que no colocar sus objetos personales tales como: carteras, llaves o teléfonos en las bandejas.

Este tipo de objetos deberán ser guardados en las maletas y serán chequeados mediante el sistema de rayos X.

pandemia

Foto: Cortesía

El hogar de un tenista profesional es el lugar más desconocido para él. Constantemente los jugadores se encuentran disputando los torneos máster 1000 y los cuatro Grand Slam del calendario ATP año a año.

Lea también: Rafael Nadal sobre la inactividad: “El riesgo de lesión es muchísimo más grande”

Rafael Nadal, jugador número dos del ranking mundial, ha expresado constantemente su incomodidad de adaptarse al hogar en medio del confinamiento que ha provocado el coronavirus Covid-19.

El 12 veces ganador del Roland Garros indicó que esta semana inició los entrenamientos físicos junto al extenista español Carlos Moya, quien lo ha acompañado desde que se separó de su tío Tony Nadal.

En una entrevista ofrecida a un medio español, Nadal, indicó que no espera volver a la misma normalidad que se vivía previo a la llegada del coronavirus.

«Se habla de una nueva normalidad y yo quiero la antigua normalidad», dijo Nadal, quien ha ganado 19 Grand Slam.

La pandemia del covid-19 solo lleva entre cinco a seis meses desde que empezó su brote. 12 expertos de la BBC opinaron que probablemente no volveremos a la normalidad a pesar que los gobiernos flexibilicen las medidas de confinamiento y distanciamiento social.

Le puede interesar: España inició apertura controlada de pequeños comercios

Las tecnologías han tomado un gran revuelo como las conferencias por Zoom y las comunicaciones por WhatsApp, aunque en países como Venezuela la conectividad a Internet no es muy buena. Sin embargo, la preocupación en los países de primer mundo son otros con respecto a la selección de plataformas.

Por otro lado, la pequeña y mediana empresa intenta sobrevivir a esta tragedia mientras que las grandes están haciendo revisión de sus estrategias. Además, muchas tiendas pueden bajar sus precios para que las personas puedan adquirir sus productos, pues con la baja de la economía muchos usuarios empezarán a comprar por prioridades.

Los expertos también aseguran que habrá más transformación digital para las empresas y las cadenas de suministros se harán más cortas; que organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial podrían desaparecer y las aerolíneas también se debilitarían y los pasajes serían más altos.

Con respecto a la educación, la UNESCO aseguró que 90% de los niños no están en clases lo que generará consecuencias unos años más tarde.

Los deportes también se ha quedado atrás, a pesar que para muchos es importante y serio. Pero la cancelación de sus eventos ha generado pérdidas millonarias y el distanciamiento social también afectará eso. Algo así ocurre en el mundo de las artes que por mucho tiempo no tendrá ni museos, ni cines ni teatros.