El exfutbolista brasileño Ronaldinho, detenido en Paraguay desde marzo del presente año a causa de presentar unos documentos de identidad (pasaportes) falsos, aseguró que los papeles eran gestionados por su hermano, en virtud que éste es su representante.

«Todo lo que hacemos es en virtud de contratos que son gestionados por mi hermano que es mi representante. En este caso, vinimos para participar del lanzamiento de un casino online conforme se especificaba en el contrato y para el lanzamiento del libro ‘Craque da Vida’ que fue organizado con la empresa en Brasil que tiene los derechos de explotación del libro en Paraguay», declaró Ronaldinho al diario ABC de España.

Le puede interesar: No más fútbol en Venezuela durante 2020: FVF anunció suspensión de todas las competiciones

Ronaldinho, desde su arresto domiciliario en Paraguay, ofrece declaraciones al diario ABC de España

Ronaldinho, desde su arresto domiciliario en Paraguay, ofrece declaraciones al diario ABC de España

Ronaldinho no se espera esta situación

Agregó que esta situación ha sido un «golpe duro», no solo para su carrera fuera de los terrenos de juegos con negocios ligados al fútbol, sino para su vida. «Nunca imaginé que pasaría por una situación así. Toda la vida he buscado llegar al más alto nivel profesional y llevar alegría a la gente con mi fútbol».

El brasileño, en compañía de su hermano, cumplen fuera de la cárcel la pena judicial (arresto domiciliario) a la espera que se concluya la investigación en su contra. Ambos se encuentran en el famoso y lujoso hotel Palmaroga, ubicado en la capital paraguaya de Asunción, confinados a causa de la pandemia.

El periodista paraguayo Hernán Rodríguez, compartió este lunes la primera fotografía del ex futbolista y campeón del mundo, Ronaldinho, en la cárcel, luego de haber sido condenado a prisión tras ingresar a Paraguay con pasaportes falsos. 

Lea también: Actividades deportivas italianas están suspendidas hasta el 3 de abril

Ronaldinho Gaúcho y su hermano fueron trasladados a una prisión de Asunción, luego de que la jueza encargada de su juicio firmó la orden de prisión preventiva tras una comparecencia por parte de los dos hombres. 

Los hermanos están recluidos en el «Cuadrilátero», un sector ubicado en la planta alta del edificio principal que alberga a policías con procesos judiciales, además de políticos procesados por corrupción y narcotraficantes.