Ciudadanos denunciaron que en la caja de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) incluyen pasta vencida.

La pasta, en la que ni siquiera aparece la marca, proviene de México, país al que el gobierno le ha adquirido la mayoría de los productos que entrega en los CLAP

Según los consumidores, la fecha de vencimiento habría sido tachada con u marcador negro, pero al borrar la tinta, pudieron observar que el producto estaba caducado desde el año 2012.