Fue confirmado el primer caso positivo de coronavirus en el Partido Popular (España). Se trata de la vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, quien a través de su cuenta de twitter anunció que está contagiada.

Te puede interesar: Paciente trasladada por presuntos síntomas de coronavirus murió antes de llegar al hospital

“Desde el sábado por la tarde que tuve fiebre he permanecido en casa siguiendo las indicaciones médicas. Ayer me dio positivo la prueba del COVID-19 por lo que continuaré en mi casa los días que me indiquen mis colegas”, indicó.

Sin embargo, Pastor aseguró que está “perfectamente bien sin fiebre ni otros síntomas”.

“Quiero transmitiros un mensaje de tranquilidad. Tenemos una excelente Sanidad y magníficos profesionales. Sigamos todos sus indicaciones”, ha concluido la ex ministra de Sanidad y ex presidenta del Congreso de los Diputados, que es médico de profesión.

El PP ha enviado a todos sus trabajadores una circular por la que instaura el “teletrabajo voluntario” durante los próximos 15 días. Además, la dirección nacional del partido analiza actualmente los pasos a dar, por la intensa actividad pública que ha tenido Pastor.

El presidente del Partido Popular español, Pablo Casado Blanco, aseguró que fue un “honor recibir a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela”, en la ciudad de Madrid, España, en marco de su gira internacional por Europa. Señaló que el político venezolano es “un valiente opositor a una dictadura que según Naciones Unidas ha cometido 6.000 asesinatos sumarísimos, violaciones y torturas en cárceles, cientos de presos políticos y un éxodo de 3 millones de venezolanos”.

Lee también: Casado sobre Venezuela: Pedro Sánchez tiene que decidir

Así lo aseguró el español a través de su cuenta en Twitter, en que enfatizó que el presidente de su país, Pedro Sánchez, no recibió a Guaidó “a diferencia de Europa y todo el Grupo de Lima”.

“Se niega a liderar el camino para lograr la democracia y la libertad de Venezuela. O está con el tirano Maduro, o está con el Presidente Guaidó”, indicó el político.

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, reiteró su interés de derogar la reforma laboral aprobada por el PP y de aumentar el salario mínimo hasta alcanzar el 60 % del salario medio a final de la legislatura, al tiempo también prometió prohibir la ley de amnistías fiscales.

Lea también: Australia llamó a 3.000 reservistas militares para combatir incendios

Estos anuncios los realizó el socialista durante su discurso en el primer primer día de debate de investidura en el Pleno del Congreso, en donde el socialista aseguró que las pensiones que reciben los españoles se revalorizarán con el IPC por ley y otra serie de reformas entre las que resaltó la pensión de viudedad en el caso de las parejas sin vínculo matrimonial.

“Hay consensos sobre cuestiones que hay que derogar en la reforma laboral que llevamos mucho tiempo arrastrando (…) creo firmemente en el diálogo social y que se reconstruirán los consensos rotos”, destacó Sánchez.

Foto: Cortesía

 

Este viernes, el XIX Congreso Nacional Extraordinario del PP del que saldrá la persona que suceda a Mariano Rajoy al frente de la organización ha arrancado este viernes poco antes de las cinco de la tarde con los más de 3.000 compromisarios puestos en pie al sonar el himno de España, un momento que se ha producido después del saludo entre Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado y el de Mariano Rajoy con cada uno de ellos.

El encargado de declarar abierto el cónclave ha sido el presidente de la comisión organizadora del congreso, Luis de Grandes, cuyas palabras escuchaban atentos desde las primeras filas el todavía presidente del partido, Mariano Rajoy y la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

Ambos han entrado juntos al Plenario junto al coordinador general Fernando Martínez Maillo y la esposa del expresidente del Gobierno Elvira Fernández.

De su lado, los candidatos han hecho su entrada por separado, primero Soraya Sáenz de Santamaría y después Pablo Casado, que han sido recibidos al grito de ‘presidenta’ y ‘presidente’ y se han hecho fotos con todas las personas que se lo pedían.

La organización ha sentado a Santamaría y a Casado en primera fila con la presidenta del Congreso, que lo será también del cónclave, Ana Pastor, entre ambos.

En sus primeras palabras De Grandes se ha disculpado por no haber podido invitar a más gente por motivos de espacio y ha dedicado saludos especiales a dos de los invitados: Adolfo Suárez Yllana, hijo del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez y Carmen Fraga, hija del presidente fundador, Manuel Fraga. “En nuestra memoria el recuerdo de tu padre”, le ha dicho.

 

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez designó al consultor político Iván Redondo como su nuevo director de gabinete en Moncloa, promocionando así al que ha sido uno de sus estrechos colaboradores en los últimos meses.

Redondo empezó a colaborar con Sánchez durante la campaña de primarias, y desde que accedió a la secretaría general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se convirtió en uno de sus principales asesores ganando peso e influencia poco a poco.

Al consultor se le atribuyen importantes decisiones estratégicas y mensajes fuerza de Sánchez en los últimos meses. Entre ellas la decisión de activar la moción de censura. También ha formado parte de la toma de decisiones en los últimos días en lo relativo a la formación del equipo de Gobierno.

Iván Redondo tiene 37 años y es de San Sebastián. Es un profesional de la comunicación política y de la estrategia electoral, sin una adscripción política concreta. Fue el hombre que dirigió la campaña de Monago para que el Partido Popular español (PP) ganase por primera vez las elecciones en Extremadura. Fue consejero autonómico en el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura y director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno de la institución.

 

El presidente del Partido Popular español (PP), Mariano Rajoy, quien fue recientemente destituido del cargo de Presidente de España tras una moción de censura impulsada por el Partido Socialista Obrero Español (Psoe), convocó a elecciones en para renovar el liderazgo del PP.

El exmandatario español señaló que salir de la dierección del PP sería lo mejor para él y el partido, además de destacar que por más de 30 años ha servido en cargos públicos de la mano de esta organización y jamás “he peleado para desplazar a nadie”.

En su mensajo Rajoy destacó que no tomará decisiones para cambiar a ningún funcionario, dejará que eso lo hago su suceso de considerarlo necesario.

Este jueves comenzó la discusión del Congreso de España sobre la moción de censura propuesta por el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, contra el actual presidente de esa nación Mariano Rajoy.

Esta es la segunda discusión en un año, que se extenderá hasta el viernes primero de junio, donde se decidirá la continuación o salida de Rajoy del mandato.

Pedro Sánchez afirmó que la moción de censura no entraba en los planes de su partido, sin embargo “varios grupos han presionado para esto”, y destacó que se hace imperioso exigirle responsabilidad política a Mariano Rajoy luego de las acusaciones de corrupción en las que se encuentra envuelto. “Se develó la trama Gürtel y él siguió gobernando como si nada (…) Debemos exigir un comportamiento ético”.

Por su parte, el presidente del Gobierno ha acusado a Sánchez de presentar una moción “porque nunca va a ganar unas elecciones” y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha invitado a Rajoy a dimitir: “Dimita, señor Rajoy y todo terminará. (…) Su tiempo acabó. Dimita y esta moción de censura habrá terminado hoy, aquí y ahora”. Sánchez también se ha comprometido a respetar los Presupuestos de Rajoy si gana la moción y a “restablecer las relaciones de diálogo entre el Gobierno y el nuevo Govern”.

Asimismo, Albert Rivera, propuso una salida pactada en la que Rajoy dimita y se realicen elecciones a mediano plazo “para salir de la crisis institucional”. “Estamos de acuerdo que se debe censurar este Gobierno, pero no estamos de acuerdo con un gobierno Frankenstein”.

Son necesarios al menos 176 votos a favor para que la moción salga adelante, para lo que se vuelven absolutamente necesarios los cinco escaños del Partido Nacionalista Vasco, quienes afirmaron que si irían alineados con Sánchez en esta discusión siempre que tengan el voto de los independentistas y asuman el Presupuesto de Rajoy.

La intervenciones se dividieron entre quienes apoyan a Sánchez en el camino a la presidencia y quienes reniegan de esta moción por “temor a los aliados”, refiriéndose al partido Podemos y su principal líder Pablo Iglesias.

Asimismo, los diputados afirmaron que esta moción de censura es indispensable para “limpiar a España de la corrupción” a la que vínculan al Partido Popular y al presidente Rajoy, principalmente por el caso Gürtel, la red de corrupción que se viene investigando públicamente desde 2009 y operaba principalmente en Madrid y Valencia.

Para más información suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente informado