Con el objetivo de reconstruir el continente una vez concluya la pandemia por el nuevo coronavirus, los 27 mandatarios de la Unión Europea (UE) aprobaron un fondo de 750.000 millones de euros (840.000 millones de dólares), tras más de 90 horas luego de iniciada la cumbre en Bruselas, Bélgica.

El primero en dar la información fue el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, a través de sus redes sociales: «Acuerdo». Con esa palabra, el funcionario resumió la que se convirtió en la reunión más larga de la historia europea junto a la de Niza en diciembre del 2000.

Le puede interesar: Brasil cerró acuerdo para adquirir vacunas contra el nuevo coronavirus

Para el fondo de 750.000 millones de euros, la UE tomará créditos en los mercados financieros, que serán distribuidos en forma de subvenciones (390.000 millones) y préstamos (360.000 millones). La operación se basará en el principio de «mutualización de la deuda».

Los gobiernos de España e Italia, los más golpeados por la pandemia y con un elevado nivel de deuda, se opusieron en un principio a contraer el préstamo de recuperación.

Unión Europea

El Salvador solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) un préstamo de emergencia de cerca de 400 millones de dólares, para prepararse junto a otros países en desarrollo a atender la pandemia del coronavirus.

Te puede interesar: 20 personas murieron en Turquía por consumo indebido de alcohol para prevenir el coronavirus

Si se aprueba la solicitud, El Salvador sería la primera nación en el mundo en recibir parte de los 50.000 millones de dólares que el organismo internacional ha puesto a disposición de los países más pobres para enfrentar la propagación del virus COVID-19

Dos personas cercanas al gobierno salvadoreño contaron a The Associated Press bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizadas para hablar públicamente sobre esta petición.

“Estamos recibiendo consultas y solicitudes sobre préstamos de emergencia de varios países, incluido El Salvador. Estamos procediendo rápidamente con todas las solicitudes de acuerdo con nuestras políticas «, así indicó un vocero del FMI.

La cantidad que cada país puede solicitar es el equivalente al 100% de la cuota que aporta al FMI, que en el caso de El Salvador es de 380 millones de dólares.»

En el 2011 el FMI estableció un fondo llamado Instrumento de Financiamiento Rápido que consiste en otorgar un préstamo de una sola ocasión y así ayudar a los países de bajos ingresos a enfrentar los golpes económicos derivados de desastres naturales.

Mediante su cuenta de Twitter, Jorge Arreaza informó que el régimen de Nicolás Maduro hizo la solicitud formal de cinco mil millones de dólares para “fortalecer las capacidades de respuesta de nuestro sistema de salud en la contención del COVID-19”.

Lea también: Se analiza cierre de sistemas Metro y Ferrocarril en toda Venezuela por COVID-19 (+Vídeo)

“Acudimos a su Honorable organismo para solicitarles su evaluación, respecto a la posibilidad de otorgarle a Venezuela una facilidad de financiamiento por 5.000 millones de dólares del fondo de emergencia del Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR), recursos que contribuirán significativamente para robustecer nuestros sistemas de detección y respuesta” reza la carta dirigida al FMI.

El diputado José Guerra denunció una operación de deuda pública por 5.ooo millones de dólares que el gobierno asumió sin la aprobación de la Asamblea tal como lo establece la Constitución en su artículo 312, por lo que el parlamentario no dudó en calificar este acto como «ilegal».

La agencia rusa de noticias financieras Cbonds publica hoy los detalles de la operación, quedó registrada con el código ISIN USP97475AQ239

 

Cbonds02ENE2016

 

La colocación de la emisión estuvo a cargo de Haitong Internacional Securities, una empresa china que realiza actividades de corretaje, banca de inversión, fusiones y adquisiciones y gestión de activos.

No está claro quién o quiénes son los compradores finales de esta emisión de bonos, a 20 años, con cupones semestrales y rendimiento fijo del 6,5% anual.

En contacto telefónico con lapatilla.com el diputado José Guerra expresó “que toda operación de crédito público, en moneda nacional o extranjera, sin excepción, debe ser autorizada por la Asamblea Nacional” y agregó “por lo tanto ese préstamo se contrató de manera ilegal y en nocturnidad, a espaldas del país

Al momento de escribir esta nota, ni el Ministerio de Finanzas ni el Ministerio de Comunicación han informado a la opinión pública nacional sobre los detalles de la operación denunciada por el diputado Guerra.

Nota de La Patilla