EFE.- El ministro de Banca y Finanzas de Venezuela, Rodolfo Medina, dijo hoy que del presupuesto nacional aprobado para 2017 se destinará 73,6 % para la inversión social, específicamente a las “áreas estratégicas” como la educación, la alimentación, la salud y la vivienda.

De ese porcentaje, un 41 % será para “robustecer y atacar debilidades” de las misiones, específicamente de la Gran Misión Vivienda Venezuela, Abastecimiento Soberano, Barrio Adentro y todas las misiones educativas, señaló Medina.

Según un comunicado, el ministro detalló que el presupuesto nacional, que está calculado con base en un barril de petróleo en 30 dólares, asciende a más de 8 billones de bolívares y que un 82,9 % de su totalidad equivale a ingresos no petroleros, 3,2 % a ingresos petroleros y 11,9 % corresponde a ingresos extraordinarios.

Los ingresos extraordinarios, explicó, provendrán del aporte del sector empresarial al Estado.

“De ahora en adelante las empresas deben tener un plan estratégico que permita acciones a corto, mediano y largo plazo con resultados, para que de alguna manera se autosustenten, y que generen aportes a sus accionistas”, especialmente, al Estado, reza el comunicado.

Por otra parte, el ministro de Comercio Exterior e Inversiones Internacionales venezolano, Jesús Faría, anunció que Venezuela superó en octubre el número de exportaciones no tradicionales efectuadas durante 2015.

Según un comunicado, el país caribeño registró el envío al mercado internacional de 18.737 teus (unidad de medida equivalente a un contenedor de 20 pies), 328 más que lo asentado el año pasado, cuando, aseguran, salió de los puertos venezolanos un total de 18.409 teus.

Faría espera que para el cierre del año esta cifra supere los 22.000 teus exportados con mercancía de licores, plástico molido, tuberías plásticas, pieles de bovino, cacao en granos, cables eléctricos, maquinaria y herramientas, camarones y dietilenglicol (éter de glicol). EFE

En sesión ordinaria de este miércoles 19 de octubre, el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, diputado Simón Calzadilla, presentó el Acuerdo de Reconducción Presupuestaria y de Rechazo a los Actos del Poder Ejecutivo Nacional supuestamente aprobatorios del Presupuesto de la República para el ejercicio fiscal 2017.

En medio de su intervención destacó que hace 5 días el Gobierno desconoció elementos inquebrantables de la democracia, al cometer la aberración de auto aprobar el Presupuesto de la República para el ejercicio fiscal 2017. Esto en virtud de que la propia Constitución ofrece la salida cuando el Poder Ejecutivo por cualquier causa no presenta el presupuesto ante la AN o si el mismo no es aprobado por ella, se sigue manteniendo la vigencia del presupuesto del ejercicio fiscal en curso.

“El Gobierno no puede gastar los recursos del pueblo como le dé la gana porque para eso todo órgano ejecutivo tiene su órgano contralor. No es un problema del “desacato” del que vienen acusando a la AN, no es un problema de legitimidad porque este Parlamento está legitimado por 8 millones de venezolanos que votaron el 6 de diciembre. Lo que realmente vienen negando es rendir cuentas al país a través de la AN”, manifestó.

A través de este acuerdo el Poder Legislativo declara que la Ley de Presupuesto del año 2016 seguirá vigente para el ejercicio fiscal 2017, tal como está previsto en la Carta Magna. Serán nulas todas las operaciones de crédito público de cualquier naturaleza, tanto en moneda nacional como en moneda extranjera. Además informarán a la Organización de Estados Americanos, a la Organización de Naciones Unidas y demás organismos internacionales que se trata de un presupuesto ilegal.

El diputado también divulgó que denunciarán el hecho ante la Fiscalía General de la República, al tiempo que asegura van a lograr el establecimiento de un gobierno de unidad nacional que pueda enderezar el camino del país.

Fuente: La Patilla

EFE.- El presidente del Parlamento venezolano, Henry Ramos Allup, afirmó que según encuestas la situación actual del país se debe no solo a la gestión del presidente Nicolás Maduro, sino también a la del expresidente Hugo Chávez.

«No se puede desresponsabilizar a Chávez de lo que pasa ahorita. La vida de los hombres públicos se sigue juzgando aún después de muerto», 

Ramos Allup aseguró que el presupuesto nacional para 2017 aprobado por el jefe de Estado, Nicolás Maduro, ocasionará un alza en la inflación, debido a que es ocho veces superior al del año pasado y el Gobierno se verá obligado a imprimir más billetes.

«(Maduro) Va a prender la maquinita de billetes de bolívares (…) si el (presupuesto) de este año ya arroja, según las pocas cifras que se han publicado, una inflación del 500 por ciento, la inflación del año que viene va a ser de 2000 o más», dijo Ramos Allups en entrevista con el canal privado Globovisión.

A juicio del parlamentario, la economía de Venezuela para el año 2017 va a traer como consecuencia mayor «carestía, más desabastecimiento, más inflación y mayor quebrantamiento del orden constitucional».

Asimismo, el parlamentario calificó de «inconstitucional» que el pasado viernes Maduro decretara la Ley de Presupuesto de 2017 y la Ley de Endeudamiento sin que este fuera aprobado por la Cámara de ese país, controlada por la oposición, y declarada en desacato por el Poder Judicial.

El presupuesto fue firmado por un monto de más de ocho billones de bolívares y estimado con ingresos petroleros de 30 dólares por barril.

Venezuela se ha visto afectada por una caída de los precios del petróleo que comenzó en septiembre de 2014, cuando se cotizaba a 90,19 dólares el barril, lo que ha mermado hasta un 70 por ciento los ingresos del país y ha exacerbado la crisis de la economía venezolana que depende casi por completo de la venta de crudo. EFE

El economista Luis Oliveros aseguró que el incremento del presupuesto de la nación, que pasó de 1.5 billones en 2016 a 8.5 billones de bolívares en 2017, es un reconocimiento implícito del gobierno de que la inflación de este año estará cercana a 500%.

Nota de prensa 

En declaraciones a Prensa Unidad Venezuela, el economista dijo que es una práctica recurrente poner los ingresos petroleros por debajo de lo que realmente se espera, para luego de una manera «poco transparente usarlos, pero no bajarlos a las regiones».

Esto en relación a que – según la poca información suministrada por parte del gobierno – 83% de los recursos provendrán de impuestos y 17% del petróleo. El barril fue estimado a 30 dólares.

Sobre esa estimación dijo que es una cifra conservadora. «Pero el gobierno no la coloca de manera positiva, sino para esconder ingresos».

«Es para darle un uso discrecional de ese dinero, para esconderlo de las regiones y hacer que pidan cacao al gobierno», agregó.

En cuanto a la forma que se presentó el presupuesto, sin llevarlo a la Asamblea Nacional para su aprobación, Oliveros dijo que refleja el poco respeto que tiene este gobierno al país y a las instituciones. «Hacen todo lo posible para darle by pass a las instituciones. Es muy mala señal para los inversionistas», dijo.

Destacó que todas las operaciones que se hagan con organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial serían ilegales, porque el presupuesto no fue sancionado por la Asamblea Nacional tal como lo establece la Constitución.

El economista Orlando Ochoa aclaró, por su parte, que el hecho de que 83% de los ingresos del presupuesto de 2017 provengan de impuestos no significa que los contribuyentes deberán pagar más. Precisó que lo que ocurre es que los ingresos petroleros están calculados a la tasa de cambio oficial.

«Están subestimados, hay mucha manipulación contable. Si la tasa de cambio es, por ejemplo, a 10 dólares y se vende a mil, el resto no se refleja, y luego entran como ingresos extraordinarios», explicó.

Recordó, además, que la mayoría de las veces los ingresos no petroleros son colocados como superiores a los petroleros en los presupuestos de la nación.

EFE.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó hoy la Ley de Presupuesto de 2017 y la Ley de Endeudamiento, sin ser sometido a la aprobación de Parlamento de ese país, controlado por sus opositores, y declarado en desacato por el Poder Judicial.

El mandatario socialista firmó el presupuesto fiscal para el próximo año frente a cientos de sus partidarios y acompañado de los miembros de su gabinete en un acto público en las afueras del Panteón Nacional en Caracas.

«Aquí está el presupuesto de 2017 y la Ley de endeudamiento», dijo el mandatario que pidió «el apoyo del pueblo, de la unión cívico militar, de la calle».

Maduro recordó que, «frente a las disyuntivas de una Asamblea en desacato», él hizo una consulta al Supremo sobre qué debía hacer con el presupuesto 2017.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sentenció que en esta oportunidad, el presidente debía presentar el presupuesto nacional ante el máximo tribunal antes del 16 de octubre bajo la forma de decreto que tendrá rango y fuerza de ley, evitando así su paso por la Cámara.

El presupuesto fue firmado por un monto de más de ocho billones de bolívares y estimado con ingresos petroleros de 30 dólares por barril.

«Hemos colocado el precio del barril del petróleo moderado y bajo, aunque sabemos que lo vamos a recuperar», dijo.

La Constitución de Venezuela obliga al Ejecutivo a presentar ante la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) el presupuesto de la nación del año siguiente antes del 15 de octubre del año anterior y por primera vez este documento será entregado a otra institución, en este caso al Supremo.

La oposición venezolana, que por primera vez en 17 años controla el Parlamento del país, ha rechazado esta sentencia que calificó de «inconstitucional».

La decisión del tribunal se fundamentó en «el desacato que voluntariamente mantiene un grupo mayoritario de diputados que actualmente integran la Asamblea Nacional (AN), respecto de sentencias del TSJ y de la Constitución», además de en el estado de excepción y emergencia económica vigente en el país.EFE