El Ministerio de Petróleo informó que fue publicada en gaceta oficial una resolución en la que «se ajusta» y reduce a 95.000 barriles diarios la producción de crudo, a fin de cumplir con lo acordado por Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) el pasado 30 de noviembre.

«La Resolución 195, publicada en Gaceta Oficial N° 41.063 con fecha 29 de diciembre de 2016, dispone que a partir del 1ro de enero la estatal Petróleos de Venezuela, S.A (Pdvsa), sus filiales y empresas mixtas, ajusten su producción de acuerdo a los parámetros dispuestos por este ministerio», dice la nota difundida por la cartera petrolera.

El escrito indica, además, que «el cumplimiento del programa de ajuste de producción de petróleo» por parte de Pdvsa, «deberá ser informado periódicamente» al ministerio que, según dice, hará «seguimiento y control del cumplimiento de esta resolución«.

El pasado 30 de noviembre la OPEP acordó en Viena reducir su producción de crudo hasta 32,5 millones de barriles diarios (mbd) a partir del 1 de enero de 2017.

Este acuerdo fue aprobado para traer estabilidad al mercado petrolero y quitar la «volatilidad», según explicó el ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Jalid Al-Falih.

En ese sentido, en la nota de hoy, Venezuela señala que la decisión tomada en la OPEP «implica para la República Bolivariana de Venezuela una reducción de la producción en 95 mil barriles diarios de petróleo crudo, con respecto al nivel de producción referencial, considerado» por «el Reporte del Comité de Alto Nivel de la OPEP sobre el Acuerdo de Argelia«. EFE

EFE.- Los precios del petróleo alcanzaron hoy su nivel más alto desde mediados de 2015 al subir más del 4 % en la variedad Brent, por la decisión de los países ajenos a la OPEP de sumarse al recorte de la producción acordada por ese cártel.

Al comienzo de la sesión, el Brent, de referencia en Europa, abrió en el International Exchange Futures de Londres a 56,74 dólares el barril, un ascenso del 4,4 % respecto al cierre del pasado viernes, aunque la subida se moderó antes del mediodía.

El mercado del petróleo ha reaccionado con fuerza desde que el influyente grupo de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordase el pasado 30 de noviembre en una reunión reducir la producción del oro negro para apuntalar los precios.

Así, desde finales de noviembre, el Brent ha pasado de cotizar a 45,92 dólares el barril a 56,74 esta mañana, lo que supone una subida del 23,5 % y una recuperación no vista en mucho tiempo.

La subida del petróleo tuvo un impacto inmediato al alza en las compañías energéticas que cotizan en el mercado de valores de Londres.

El fin de semana, once productores que no forman parte de la OPEP aceptaron unirse al recorte de la producción, concretado después de intensas y difíciles negociaciones.

El pasado 30 de noviembre, los integrantes de la OPEP habían decidido reducir el bombeo del oro negro y anunciaron que fijarían un máximo de 32,5 millones de barriles diarios.

Arabia Saudí, el mayor productor de petróleo del mundo, se ha comprometido a recortar casi 500.000 barriles diarios a partir del uno de enero, mientras que los productores ajenos a la OPEP indicaron que pueden reducir la producción en 558.000 barriles diarios.

El pacto OPEP/No OPEP es la primera medida conjunta desde 2001 y fue tomada después de más de dos años de precios muy bajos.

El experto Richard Mallinson, de la compañía Energy Aspects, en Londres, dijo hoy a Efe que el acuerdo del fin de semana es significativo porque varios países se comprometieron a concretar unos recortes mayores de lo que esperaba el mercado.

Según Mallinson, los precios pueden mantener su tendencia al alza siempre que haya pruebas de que el acuerdo de la OPEP se cumple.

«Creo que para que el alza de los precios sea sostenida, el mercado necesitará ver evidencias de que la producción se está recortando, pues hay mucho escepticismo de que los países de la OPEP y los que no son de la OPEP cumplan con su compromiso», añadió.

Según el analista, en febrero o marzo de 2017 se verá «la prueba» de que hay una reducción del volumen de crudo.

«Lo que vamos a ver es una volatilidad en los precios», subrayó.

De confirmarse el recorte de la producción, el precio puede superar los 60 dólares el barril, según Mallinson.

Los países «No OPEP» que se adhirieron al compromiso de reducir la producción son Azerbaiyán, Bahrein, Brunei, Guinea Ecuatorial, Kazajistán, Malasia, México, Omán, Rusia, Sudán y Sudán del Sur.

Según los expertos, el acuerdo del fin de semana ha sido posible después de que Rusia y los líderes saudíes dejasen a un lado sus diferencias sobre la guerra civil en Siria para ayudar a elevar los precios, puesto que sus economías tienen dificultades para adaptarse a una reducción del precio del crudo desde mediados de 2014.

Por su parte, el analista David Elmes, de la escuela de negocios Warwick Business School, dijo a Efe que las reservas están aún a unos niveles altos sin precedentes, por lo que hay que tener un poco de «cautela» sobre si el alza de los precios será sostenida.

«Lo que es nuevo es la mezcla de petro-diplomacia», especialmente el acuerdo de Rusia y Arabia Saudí, ya que «está claro que la OPEP no puede movilizar sola a los mercados», agregó Elmes.EFE

EFE.- Once productores ajenos a la OPEP acordaron hoy en Viena unirse al recorte de bombeo del grupo de trece países pactado el 30 de noviembre por 1,2 millones de barriles diarios (mbd), añadiendo así otros 558.000 bd el próximo semestre.

El resultado de la inusitada reunión ministerial «OPEP/No-OPEP» de este sábado es, pese a todo, algo menor del esperado por los responsables de la organización, de 600.000 bd.

Pese a ello, los ministros se mostraron hoy satisfechos y destacaron el aspecto «histórico» de este pacto, logrado tras un año de intensas negociaciones y campañas diplomáticas, pues nunca se habían unido tantos países productores en un esfuerzo así.

Los países «No-OPEP» que finalmente se adhirieron al compromiso son Azerbaiyán, Bahrein, Brunei, Guinea Ecuatorial, Kazajistán, Malasia, México, Omán, Rusia, Sudán y Sudán del Sur.

El subsecretario de Hidrocarburos de México, Aldo Flores-Quiroga, indicó a Efe que su país participará con un recorte de unos 100.000 bd, en sintonía con el previsto declive natural de sus yacimientos.

«Estamos aquí justamente porque queremos colaborar al equilibrio y que se retome la inversión, que ha caído por dos años consecutivos en el sector petrolero en el mundo», comentó.

El ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, también se mostró satisfecho con el pacto.

«Podría parecer que ha sido fácil, pero no lo ha sido. Es muy difícil poner en común los intereses de tantos países, y tengo que decir que estoy contento, pero queda mucho por hacer para aplicar el acuerdo», dijo.

«El acuerdo es por seis meses pero puede extenderse por otros seis en función de la situación del mercado», añadió el representante ruso, tras confirmar que su país rebajará en 300.000 sus extracciones.

Su homólogo saudí, Jalid Al-Falih, rechazó que el principal objetivo del pacto sea elevar los «petroprecios», y aseguró que «la intención de todos los participantes es reequilibrar el mercado y reducir los inventarios (reservas de crudo almacenadas), que son excesivos».

«No tenemos un precio en mente. Los precios van a ser fijados por el mercado. El precio equilibrado que determine el mercado debe ser suficiente para atraer las inversiones necesarias», explicó.

Dijo que tanto los precios de tres dígitos anteriores (de 2011 a mediados de 2014) como los bajos que hemos visto desde 2014, de menos de 40 dólares, no son sostenibles y que se debía buscar una situación intermedia.

Tras estimar que el desplome de las cotizaciones del barril ha contribuido a un menor crecimiento económico, a la deflación en algunas regiones y a tasas de interés muy bajas, vaticinó que «2017 va a ser el inicio de un ambiente económicamente más sano tanto para los productores como para los consumidores».

Al-Falih, que asumirá el 1 de enero la presidencia anual de la OPEP, prometió que su país, el mayor exportador de crudo del mundo, cumplirá estrictamente con su compromiso de retirar 465.000 bd, la reducción nacional más grande de todo el pacto, seguida de la rusa.

Al hacer esa promesa, el ministro saudí aseguró que ya ha comunicado a sus clientes el ajuste de los volúmenes que les entregará el próximo mes.

Los productores han creado un comité para vigilar el grado de cumplimiento del acuerdo y, según los analistas, el mercado también estará atento a ello.

El presidente saliente de la organización, el qatarí Bin Saleh Al-Sada, subrayó que el acuerdo de hoy queda abierto a otros países que podrán adherirse en el futuro, para lo cual continuarán las negociaciones entre los productores.

«La puerta está abierta. Trabajaremos para atraer a más países. Vamos a aumentar las relaciones entre OPEP y No-OPEP», indicó Al-Sada.

En la declaración final del encuentro, todos los participantes se comprometen a «revisar regularmente a nivel técnico y ministerial el estatuto de su cooperación», con el objetivo de fortalecerla.EFE

EFE.- El barril de referencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cotizó el pasado viernes a 50,49 dólares, superando así la barrera de los 50 dólares por primera vez desde julio de 2015, informó hoy en Viena el grupo petrolero.

El petróleo de referencia de la OPEP se ha encarecido ya casi un 13 por ciento desde que el grupo anunciara el pasado miércoles que recortará su producción en 1,2 millones de barriles a partir de enero para reducir el exceso de oferta que ha mantenido los precios a la baja los dos últimos años.

Al anunciar ese recorte, el primero desde 2008, la OPEP aseguró también que varios grandes productores, entre ellos Rusia, se sumarán a esa estrategia retirando del mercado otros 600.000 barriles diarios.

Si la cotización del oro negro de la OPEP ya se disparó un 10 por ciento tras saberse de ese acuerdo, el barril se apreció el pasado viernes otro 2,3 por ciento.

El valor del crudo de la OPEP no había roto la barrera de los 50 dólares/barril desde el pasado 31 de julio y ha estado sometido a fuertes presiones a la baja que le llevaron a tocar mínimos de 22 dólares a principios de este año.EFE

EFE.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, confía en que los países productores de petróleo reunidos en Estambul sean capaces de establecer nuevos mecanismos que aseguren mercados y precios del petróleo «estables y realistas» para un ciclo de diez años.

«Estamos planteando construir nuevos mecanismos para la estabilidad del mercado energético petrolero para precios realistas y justos de un ciclo de diez años», aseguró el mandatario durante su intervención en la 23 edición del Congreso Mundial de la Energía que arranca hoy en Estambul.