Mediante su cuenta de Twitter, el comisionado para las Relaciones Exteriores del Gobierno (E) de Venezuela, Julio Borges, cuestionó la posición de Trinidad y Tobago ante la situación en el país, argumentando que «debe sumarse a lo que es una posición común de la región».

Lea también: Pdvsa ya no cuenta con las acciones mayoritarias de la refineria Nynas

Según Borges, la isla caribeña no debe «tener relaciones ni políticas ni económicas con un régimen que viola los DDHH (…) Maduro es una amenaza para el hemisferio y su salida es una decisión del mundo libre»

Antes de darse inicio una gira de Shinzo Abe, primer ministro de Japón, por tres países de Oriente Medio, un funcionario del ministerio de Relaciones Exteriores de ese país aseguró que la posición de su Gobierno ante el conflicto que se vive en esa región es de diplomacia para la resolución de las diferencias.

Aseguró que para resolver la «tensa situación» en el Golfo, es necesario que trabajen juntas las autoridades de Japón, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Lea también: Pentágono admitió no tener pruebas de nuevos ataques de Soleimani a EEUU

Agregó que a fuerte relación de Japón con Estados Unidos e Irán le permitió desempeñar un papel diplomático para calmar las tensiones regionales intensas luego del asesinato del comandante militar iraní Qassem Soleimani por parte de Estados Unidos y un ataque de misiles de represalia por parte de Irán contra las fuerzas estadounidenses en Irak.

El secretario de relaciones exteriores de México, Luis Videgaray, expresó la preocupación del Gobierno de Su país por la ola de violencia desatada en Nicaragua tras meses de protesta contra el Gobierno de Daniel Ortega.

A través de las redes sociales, Videgaray respaldó el pronunciamiento de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México condena el uso de la violencia y la represión en contra de estudiantes y civiles en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), que dejó hasta el momento un muerto y decenas de heridos.

 

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, rechazó a través de una comunicado de prensa en el portal del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, el pronunciamiento de la oficina de la  Alta Representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, respecto a las elecciones presidenciales y de Consejos Legislativos estadales, realizadas en el país el pasado 20 de mayo de 2018.

En el comunicado, el Gobierno nacional expresa que la Alta Representante de la Unión Europea recibió la invitación por parte de la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, para contar con la participación de una «Misión de Observación Electoral de la UE» durante el proceso electoral del 20 de mayo y que esta no fue aceptada por la diplomática.

«La República Bolivariana de Venezuela espera que la Unión Europea mantenga el apego indispensable al Derecho Internacional, al principio de no intervención en los asuntos internos, el respeto a la soberanía y a la libre determinación de los Pueblos, al tiempo que invita a los países e instituciones europeas a desarrollar una relación respetuosa y de cooperación integral con Venezuela, el Gobierno Bolivariano y sus instituciones», expresaba el final del comunicado.

 

 

El Gobierno de Venezuela envió una carta a las autoridades españolas para coordinar el restablecimiento de las relaciones bilaterales, después de que ambos países decidieran expulsar a los respectivos embajadores, informó el canciller Jorge Arreaza.

«A través del viceministro para Europa, Iván Gil, se envió una carta al Gobierno de España para restablecer las relaciones diplomáticas conforme al respeto del derecho internacional público», reseñó la Cancillería venezolana a través de su cuenta de Twitter.

El ministro de Relaciones Exteriores indicó durante una rueda de prensa ofrecida en Bruselas que el presidente venezolano Nicolás Maduro tiene interés de abrir espacios de diálogo, a pesar de los ataques de los que ha sido blanco.

De igual forma, Arreaza llamó a la comunidad internacional a respetar la soberanía de su país.

«El único que tiene que reconocer los resultados electorales es el pueblo de Venezuela y el Consejo Nacional Electoral», señaló respecto a los pronunciamientos de algunos países que han adelantado que no avalarán el resultado de las elecciones presidenciales del próximo 20 de mayo, en las que también se elegirá a los representantes de los consejos legislativos regionales y municipales.