El hijo menor de Diego «El Cholo» Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, firmó un contrato como futbolista profesional, siendo el último de sus hijos varones en hacerlo.

Giuliano Simeone firmó su primer contrato profesional con el equipo que dirige su padre. A través de redes sociales, el joven de 17 años mostró su felicidad por el logro, luego de haber pasado por diferentes etapas en la cantera colchonera.

Le puede interesar: El hacker de Football Leaks será juzgado por delitos informáticos

La promesa militaba en las categorías inferiores del club argentino River Plate y llegó al Atlético hace varios años. En su última temporada estuvo acertado de cara a puerta.

En la firma, el mediapunta fue acompañado de su tía y representante, Natalia Simeone.

Con la firma de Giuliano, ya los tres hijos varones del Cholo son futbolistas profesionales. Giovanni, en el Cagliari (Italia), y Gianluca, en el Ibiza, son los otros dos.

El entrenador argentino de River Plate, Marcelo Gallardo, fue elegido por la encuesta del diario uruguayo El País como el mejor entrenador de América en 2019, por segundo año consecutivo.

Lea también: Vinotinto sub-23 anunció su convocatoria para el Preolímpico de Colombia

Gallardo obtuvo 216 votos a su favor y superó en la elección al portugués Jorge Jesús, director técnico del Flamengo de Brasil, campeón de la Copa Libertadores.

El Flamengo de Brasil venció 2-1 a River Plate de Argentina, para quedarse con la Copa Libertadores 2019, en una final épica disputada en el Monumental de Lima.

Lea también: Hinchas de Flamengo increparon a fanático de River Plate por realizar gestos racistas

Los argentinos se adelantaron con tanto del colombiano Rafael Santos Borré en el minuto 15, y dominaron durante 75 minutos. En el complemento, específicamente en los 15 minutos restantes, el club brasileño arrinconó a River y Gabriel Barbosa pasó de villano a héroe.

“Gabigol” anotó el empate en el 89 y cuando se jugaba el 90+2 marcó el segundo para que estallara la locura en el estadio peruano.

Flamengo consigue su segunda Copa Libertadores en la historia, la primera fue en 1981. Ahora el equipo dirigido por el portugués Jorge Jesús representará a Conmebol en el Mundial de Clubes.

Un grupo de hinchas de Flamengo se encontraban haciendo sus cánticos en el momento en que fanáticos de River Plate realizaron gestos racistas al imitar a los monos e insultando a los brasileños. En el video se puede ver como fue increpado y tuvo que intervenir funcionarios policiales.

Video cortesía

Este sábado se verán las caras en Lima los dos mejores equipos de la Copa Libertadores 2019: Flamengo y River Plate. Uno de ellos se coronará campeón de la competencia, así como también se conocerá al mejor jugador del torneo.

Lea también: Deserción de jugadores afecta a la liga de baloncesto del estado Mérida

Para premiar al mejor futbolista de la final continental, la Conmebol implementará por primera vez la entrega de un anillo al mejor estilo de la NBA, lo cual ha causado polémica en un sector de los aficionados al fútbol.

El anillo está hecho de oro amarillo de 18 quilates con 44 diamantes blancos y el lema «Best of the Tournament» escrito en letras doradas.

Con un derrota por la mínima en el partido de vuelta, River Plate se metió en la final de la Copa Conmebol Libertadores 2019 tras haber derrotado en el marcador global (1-2) a su similar argentino, Boca Juniors. Por los xeneixes anotó el venezolano Jan Hurtado.

Los dirigidos por Marcelo Gallardo se afianzaron en el 2-0 logrado en la ida en el Monumental de Núñez, por lo que este martes en La Bombonera salieron a defender ese resultado.

Recomendado: Un adiós de telenovela: a través de redes sociales Nacho divulgó motivos de divorcio con su esposa

El gol xeneize -que a la postre no alcanzó para avanzar- fue anotado en el minuto 81 por el delantero venezolano Jan Hurtado, quien aprovechó un balón rifado dentro del área. Ahora River esperará por el ganador del Flamengo-Gremio.

 

Foto: River Plate se metió en la final de la Copa Libertadores 2019. Créditos: Conmebol

El equipo «Millonario» logró titularse campeón luego de una dura jornada jugada en el Santiago Bernabéu, sede del Real Madrid C.F. que a pesar de tener un altísimo nivel fútbolístico, se vio empañado por una polémica expulsión y la lesión del mediocampista ofensivo, Fernando Gago del Boca Jrs., en el primer tiempo del alargue.

El equipo xeneize fue el primero en abrir el marcador por medio del delantero Dario Benedetto, quien luego de una contra a tres toques  definió con frialdad ante el arco de Armani. A pocos minutos de comenzado el segundo tiempo, el encargado de igualar el marcador para el River fue el argentino Lucas Pratto, de esa manera el encuentro cumpliría los 90 minutos reglamentarios y se irían al alargue.

Luego de un breve descanso, los eternos rivales saltaron nuevamente al terreno de juego y a minutos de la primera mitad del arranque, el colombiano mediocampista defensivo, Wilmar Barrios del Boca Juniors, fue expulsado tras una polémica entrada y el equipo xeneize quedó con 10 jugadores. Ventaja que no tardó en aprovechar el conjunto rival, que a través de Juan Fernando Quintero marcó el 2 – 1 en el Santiago Bernabéu.

Luego de un tiro de esquina a favor del Boca en el que el equipo apostó al «todo o nada», enviando al arquero al área rival para buscar el gol que igualara las acciones. El tiro libre culminó en una contra fulminate que terminó con la definición del 3 – 1 en la bota de Gonzalo «El Pity» Martínez. Con esta, River Plate consigió su cuarta Copa Libertadores de América.

 

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado

 

La capital española se prepara para un clásico River-Boca, una final de la Copa Libertadores que le debía ser ajena, pero que tras un mes de incidentes ha convertido al estadio Santiago Bernabéu en el escenario de un encuentro que ha movilizado el mayor dispositivo de seguridad de su historia para un partido de fútbol.

Desde el aeropuerto a los hoteles de concentración de los equipos, de la Puerta del Sol a Colón, pasando por La Castellana o los alrededores del Bernabéu, todo lo que impregna el Superclásico argentino, que cruzó el Atlántico con un halo de violencia y alcanza sus últimas horas en un clima más plácido del esperado.

El abrazo, anoche en un hotel de La Castellana y ante las cámaras de televisión de un canal argentino, los presidentes de River, Rodolfo D’Onofrio, y del Boca, Daniel Angelici, que habían evitado cualquier gesto para el “deshielo” en los días previos, ha sido el colofón a unas jornadas previas marcadas por la ausencia de graves incidentes.

Enmarcado en el Operativo CABA (acrónimo de Ciudad Autónoma de Buenos Aires) el dispositivo de seguridad ha involucrado a unos 4.000 efectivos, 2.054 de ellos policías nacionales, y ha permitido, entre otras cosas, detectar la llegada de radicales con antecedentes penales, en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid.

El jueves fue deportado Maxi Mazzaro, uno de los líderes de La 12, la violenta barra brava de Boca, y, un día después, Christian Ariel Ghisletti, ultra del Ríver.

El mensaje que se envió fue que los radicales se exponían a emprender el viaje de vuelta nada más concluir un desplazamiento de 12 horas, lo que, en principio, parece que desanimó a Rafael di Zeo, el líder de los barra brava de Boca, que anunció que no iría al partido, pese a haber logrado el permiso de un juzgado de Buenos Aires para salir del país.

Ambas aficiones, no obstante, no han renunciado a mostrar su fuerza. Acogidas por sus “filiales” en Madrid, los hinchas de River y Boca se han exhibido por las calles de la capital y han popularizado el término “banderazo”, que ya reconocen los madrileños.

Boca tuvo el sábado el suyo a las puertas del hotel Eurostars Mirasierra, donde al mediodía se juntaron unos 800 aficionados para saludar la llegada del equipo de Guillermo Barros Schelotto tras su último entrenamiento.

Poco después, la Puerta del Sol se pobló de hinchas de River, en una demostración que esperan prolongar esta noche, porque es en la emblemática plaza donde se dan las campanadas para despedir el año, donde los aficionados “gallinas” tienen previsto festejar el título, en el caso de que la plantilla de Marcelo Gallardo venza.

Kilómetro y medio más al norte, en la Plaza de Colón, han puesto su mira los “bosteros”, porque es allí adonde acudirán si Boca conquista su séptima Copa Libertadores, lo que le situaría junto a Independiente como el club que más veces ha ganado este título.

Pese a que las jornadas previas han dejado imágenes de aficionados de ambos conjuntos compartiendo estancia sin problemas, el operativo de seguridad está diseñado para que no se crucen.

En el estadio los aficionados tendrán que superar tres perímetros de seguridad, está previsto que aguarden la llegada de los autocares de los clubes, que esta vez sí serán blindados para evitar los problemas que llevaron a la suspensión del partido en el Monumental.

Es uno de los momentos que provocan más tensión en las horas previas de una final que ha logrado ser portada de los dos diarios deportivos madrileños, pese a que la Liga no paró y el propio Real Madrid juega cuatro horas antes su partido de la decimoquinta jornada.

EFE

También le puede interesar: Dip. Américo de Grazia denunció amedrentamiento militar contra indígenas en Bolívar

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado.  

River Plate no quiere jugar la vuelta de la Copa Libertadores contra Boca, programada para el 9 de diciembre, en el Santiago Bernabéu. El club millonario hizo un comunicado tras comparecer ante la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) en el que “ratifica su rechazo al cambio de sede”. River remarca que la decisión tomada al trasladar la sede “perjudica a quienes adquirieron su ticket y afecta la igualdad de condiciones a partir de la pérdida de la condición de local”. El club millonario añade que no descarta iniciar las acciones legales “que sean necesarias si se continúa con el fallo en curso”.

River argumenta ante la Conmebol que “ responsabilidad por la falla del operativo de seguridad del día sábado 24 del corriente mes, ocurrida fuera del anillo perimetral dispuesto para el evento, fue, además de pública y notoria, asumida abiertamente por las más altas autoridades del Estado. Esto equivale a decir que los hechos que River Plate lamenta no son de ningún modo responsabilidad del club”.

En la ida, el 11 de noviembre, 2-2 entre Boca y River en La Bombonera. El 10 el partido fue suspendido por lluvia. El 24 se suspendió la vuelta tras sufrir un ataque con piedras y botellas el autocar de Boca cuando se dirigía a entrar en el Monumental. Los jugadores auriazules Pablo Pérez y Gonzalo Lamardo sufrieron heridas. El encuentro se fijó para el día siguiente, día 25, pero de nuevo se suspendió. El pasado jueves la Conmebol anunció que la vuelta se disputará el día 9 en el Bernabéu.

 

 

En empate a dos goles culminó el primer partido de la gran final de la Copa Libertadores de América que se disputan Boca Juniors y River Plate.

El primer partido estuvo marcado por un ida y vuelta constante por parte de ambos equipos. Los primeros en abrir el marcador fueron los Xeneizes gracias a Ramón Ábila, quien luego de un rebote remató y puso adelante a los locales.

Poco le duró a celebración a Boca, pues a los 35 segundos los Millonarios anotaron la igualdad con una jugada relámpago que culminó en una brillante definición del delantero Lucas Pratto.

Sin embargo, los bomboneros pudieron irse al descanso con la ventaja con un cabezazo magistral de Daría Benedetto producto de un balón parado al minuto 45+1 del primer tiempo.

El partido estuvo sufrido para ambos conjuntos, pero más para Boca Juniors, que terminó con un gol en contra de su zaguero central Carlos Izquierdoz al minuto 61′.

La vuelta de la gran final se jugará el sábado 24 de noviembre en el terreno de «Los Millonarios» de River Plate.