El gobernador de Florida, Ron DeSantis, levantó este viernes todas las restricciones a restaurantes y otros negocios en el estado, así como también eliminó las multas locales a quienes se rehúsen a usar mascarillas, a fin de reabrir la economía a pesar de la propagación del covid-19.

Lea también: Conoce Coral Gables, un destino amigable en Miami

Esta orden del gobernador republicano, apoyado por Donald Trump, suscitó una nueva polémica en la región, donde las acciones contra la pandemia se han vuelto tema de análisis para las próximas elecciones de noviembre.

DeSantis ha reconocido que la pandemia no ha terminado, pero al mismo tiempo afirmó que el peligro ha disminuido y ha llegado la hora de abrir negocios, luego de seis meses de desamparo para muchas personas.

De esta forma, los restaurantes de todo el estado de la Florida tienen permiso para abrir de inmediato a toda su capacidad, sin posibles multas a quienes ignoren el distanciamiento social o el uso del tapabocas.

A partir de entonces, serán los propios dueños de los establecimientos quienes elaboren sus normativas para evitar la propagación del virus.

Las autoridades del estado de la Florida, en Estados Unidos, registraron 3.650 nuevos casos positivos por Covid-19, lo que lleva la cifra de contagios a 658.381.

El Departamento de la Salud estatal también confirmó la muerte de 174 personas, lo que lleva la cifra de decesos a 12.658.

Estos números se encuentran muy por debajo de los registrados en anteriores meses, por lo que el gobernador de Florida, Ron DeSantis, expresó su optimismo de un resurgir del sector comercial.

Lea también: Oregon: más de medio millón de evacuados por incendios forestales

En una conferencia de prensa, el burgomaestre expresó que los condados de Broward y Miami-Dade pueden pasar, a partir del próximo lunes, a la segunda fase de reapertura económica.

En la rueda de prensa se anunció que bares y centros nocturnos podrán funcionar «al 50% de su capacidad», exceptuando Miami-Dade y Broward.

Le puede interesar: OEA: 11.000 venezolanos retornaron a su país en medio del covid-19

Estuvieron presentes en el acto los alcaldes de Miami-Dade, Carlos Giménez, y el superintendente de las escuelas públicas del condado, Alberto Carvalho.

El estado de la Florida (EEUU) superó la barrera de las 5.000 muertes por la covid-19 tras contabilizarse 90 nuevos decesos en las últimas 24 horas.

También fueron numerados 10.347 nuevos contagios, informó el Departamento Estatal de Salud. La cifra total de casos se sitúa a la fecha en 360.394 y la de muertos en 5.181.

Lea también: Irán ejecutó a presunto espía de EEUU e Israel

Otras 292 personas tuvieron que ser hospitalizadas por la enfermedad, que comienza a poner en jaque a algunos hospitales del estado que ven cómo sus Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se saturan.

Los hospitales en toda la Florida se encuentran al 76,6% de sus capacidades, alertó el gobernador Ron DeSantis. «La capacidad está ahí. Los pacientes de coronavirus representan un porcentaje más alto de lo que eran hace un mes o mes y medio, pero tenemos la capacidad. Además, el estado ha ayudado con la contratación de nuevos expertos en enfermería», explicó en rueda de prensa.

Florida

El número de nuevos casos positivos por covid-19 en el estado de la Florida se ubicó en 8.530, lo que implica un leve descenso tras el récord del sábado 27 de junio (9.585). También fueron reportadas 29 fallecimientos relacionados a la letal enfermedad.

El número de contagios en Florida se ubicó en 141.075 con 3.419 muertes, según los datos publicados por el Departamento de Salud de la región norteamericana.

Le puede interesar: Día del Periodista en Venezuela

De los 29 nuevos fallecimientos: 6 se ubican en Miami-Dade, 11 en Palm Beach, que son los condados que suman más casos y muertes. Al respecto, el gobernador Ron DeSantis minimizó la importancia del número récord de casos.

«Realmente nada ha cambiado en la última semana. Tuvimos un gran volcado de prueba. Hemos estado probando, el 10-15% ha dado positivo durante la última semana. Y ese es un gran cambio con respecto a donde estábamos a principios de junio, cuando básicamente teníamos un 3-4% en términos de positividad en todo el estado», manifestó DeSantis a medios de comunicación.

covid

El gobernador del estado de Florida, Estados Unidos, Ron DeSantis, anunció este miércoles una posible apertura parcial de la entidad a partir del próximo lunes ante la pandemia del COVID-19, aunque excluyó a los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach de este plan por ser los más afectados por la enfermedad.

Lea también: Helicóptero de la OTAN desapareció en el mar Jónico

«Realizaremos una apertura segura, inteligente y paso a paso (…) Tenemos que centrarnos en los hechos, no en el miedo”, expresó DeSantis.

La fase 1 de la reapertura mantendrá las clases virtuales, y se mantienen cerrados los accesos a gimnasios, centros comerciales y otros servicios de menos nivel. Sin embargo, serán reanudadas las cirugías electivas y los restaurantes podrán volver a abrir para el público cumpliendo serias medidas.

El gobernador del estado Florida, Ron DeSantis, anunció este miércoles que firmará un decreto para el confinamiento obligatorio de todos los ciudadanos en sus hogares durante los próximos 30 días, con el objetivo de evitar la propagación del nuevo coronavirus (COVID-19), que ha afectado a gran parte de los estadounidenses.

Lea también: Gobierno de Chile entendió la vigencia de cédulas de identidad para extranjeros

La medida determina que los habitantes sólo podrán salir de sus hogares para realizar actividades sumamente escenciales, para prevenir el mayor número de personas en las calles. Florida regrista más de 7.000 casos positivos de COVID-19 y 87 fallecidos.

De esta manera, el estado ubicado en el sur de Estados Unidos se une a los de California, Arizona, Nueva York, Illinois, New Jersey, Washington, Connecticut, Luisiana, Ohio y Delaware con esta medida.

El gobernador del estado de Florida en los Estados Unidos, Ron DeSantis, informó este jueves que su jurisdicción no registra casos del coronavirus covid-19 por el momento y anunció que los datos de los hipotéticos afectados no serán divulgados.

Lea también: Odúbel Herrera pidió disculpas por su escándalo de violencia doméstica 

DeSantis explicó que desea informar de la mejor forma posible sobre el desarrollo de la enfermedad en Florida, pero una ley estatal prohíbe revelar la identidad de los pacientes.

En consecuencia, el Gobernador tampoco señaló si hay ciudadanos que hayan sido examinados para descartar el virus, pero sí aseguró que están preparados para enfrentarlo en caso de que llegue a su territorio.